vida moderna

Los pasos para tener un estilo de vida más saludable

Los médicos recomiendan implementar hábitos más sanos. ¿Por dónde empezar?


Cuando de buena salud se habla, el estilo de vida es uno de los asuntos que se ponen sobre la mesa. No es para menos, como bien lo han explicado los profesionales en el tema, aspectos como la cantidad de actividad física que se realiza, los patrones de alimentación y la manera en que se procesan las emociones influyen en el funcionamiento del organismo.

Frente a la sugerencia de los médicos o por iniciativa propia de llevar un estilo de vida más saludable, ya sea por tener unos kilos de más o mejorar su estado físico, es normal que una de las preguntas que surjan es: ¿Por dónde empezar? Pues bien, los expertos han tratado de marcas algunas líneas guía, siendo claros en que ello depende también de las necesidades de cada persona.

También puede ser de interés...

El primer paso a dar, detallan desde Smart Fit, es entender a qué se refieren los médicos cuando recomiendan un cambio en el estilo de vida. En líneas generales, lo anterior implica que debe hacer una transformación en los hábitos de cuidado personal; esto con el ánimo de mantenerse más sanos y con menos limitaciones funcionales, previniendo a su vez el desarrollo de enfermedades que se pueden controlar a tiempo. Dos aspectos son fundamentales para la salud: lo que se come y el número de tiempo que se dedica al ejercicio.

Estos dos aspectos son la base de todo y, si se organizan adecuadamente en el día a día, son el paso más importante de cara a encontrar esa estabilidad y anhelada vida saludable. Eso sí, esto no quiere decir que por el hecho de comer bien y hacer ejercicio las personas estén exentas de sufrir uno que otro bajón en su salud, lo que sí es cierto es que el cuerpo tendrá la fuerza suficiente para combatir esos problemas que se pueden presentar a lo largo de los años.

¿Por dónde iniciar el cambio hacia una vida más saludable?

El centro de entrenamiento aclara que es normal que este sea un proceso complejo al principio, debido a que requiere de un esfuerzo adicional hasta que se establezca por completo el nuevo hábito y se dejen atrás otros que, aunque generen satisfacción, pueden ser dañinos para el organismo. Es por esto que lo primero que debe hacer la persona es mentalizarse en que esto requerirá de ciertos sacrificios y de una gran dosis de voluntad para darle un giro a su vida.

El paso siguiente es casi que obligatorio y es consultar a un especialista. Previo a realizar cualquier cambio en el estilo de vida, lo preciso es tener una revisión general de cómo se encuentra el cuerpo y pueda descartar enfermedades que estén generando un aumento de peso, por ejemplo. Además, esta consulta es necesaria para identificar cuál es el plan de alimentación y ejercicio más recomendado, según la condición de salud, los objetivos que se persigan y, claro, el gusto personal.

Este será el paso esencial para dar inicio a ese propósito que se ha planteado de llevar una vida más saludable, ya que será el médico quien marcará esa ruta para que el paciente pueda cumplir con las metas.

Algunas de estas condiciones pueden mantenerse bajo control con buenos hábitos y medicación.
Este será el paso esencial para dar inicio a ese propósito que se ha planteado de llevar una vida más saludable, ya que será el médico quien marcará esa ruta para que el paciente pueda cumplir con las metas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Recomendaciones generales para un estilo de vida sano

Hay algunos consejos que también podría tener en cuenta y que podrían ser beneficiosos para la salud, vale aclarar que previamente se deben comentar con el especialista:

  1. Beber entre dos y tres litros de agua
  2. Aprender a controlar la ansiedad
  3. Hacer una selección adecuada de cada alimento
  4. No saltarse ninguna comida
  5. Comer despacio y masticar bien los alimentos
  6. No fumar
  7. Evitar las bebidas alcohólicas
  8. Dormir el tiempo necesario, entre 7 y 9 horas en la noche