vida moderna

Los probióticos que ayudan a mejorar la digestión y la flora intestinal

Ayudan a prevenir enfermedades intestinales como colitis, síndrome del intestino irritable y enfermedad de Crohn.


Los probióticos son bacterias beneficiosas que viven en el intestino y mejoran la salud general del organismo, trayendo beneficios como fortalecer el sistema inmunológico, facilitar la digestión y la absorción de nutrientes.

Se encuentran también naturalmente en algunos alimentos fermentados, agregados a algunos productos alimenticios y disponibles como suplementos dietéticos. Sin embargo, no todos los alimentos y suplementos dietéticos etiquetados como “probióticos” han demostrado ser beneficiosos para la salud.

El National Institutes of Health señala que estos actúan principalmente en el aparato digestivo, donde pueden afectar el microbioma intestinal. Este microbioma está formado por muchos microorganismos (en su mayor parte bacterias) que viven principalmente en el intestino grueso.

Cuando una persona consume suficientes probióticos, estos le ayudarán a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, a mejorar la digestión y la función intestinal, y además podrían proporcionar otros beneficios para la salud.

Las investigaciones llevadas a cabo hasta el presente asocian a determinada clase de bacterias probióticas con distintos tratamientos.
Cuando una persona consume suficientes probióticos, estos le ayudarán a proteger el aparato digestivo de microorganismos nocivos, - Foto: Getty Images

Beneficios de los probióticos.

Los principales beneficios de los probióticos según la Clínica Quirón Salud son:

  • Ayudar a digerir la lactosa, especialmente en personas con intolerancia a este componente.
  • Prevenir problemas como obesidad, colesterol alto e hipertensión.
  • Prevenir alergias e intolerancias alimentarias.
  • Ayudar a mejorar el humor, ya que se ha encontrado una relación directa entre el equilibrio de la flora intestinal con una disminución de enfermedades como la depresión y la ansiedad.
  • Una flora intestinal sana y rica en probióticos comienza a formarse desde el nacimiento, especialmente cuando el bebé nace por parto normal y cuando es amamantado con exclusividad durante el inicio de la vida.
  • Combatir y prevenir enfermedades intestinales como colitis, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn e inflamación intestinal.
  • Combatir enfermedades como cáncer, candidiasis, hemorroides e infección urinaria.
  • Mejorar la digestión y combatir la acidez.
  • Combatir el estreñimiento y la diarrea, regulando el tránsito intestinal.
  • Aumentar la absorción de nutrientes, como vitamina B, calcio y hierro.
  • Fortalecer el sistema inmunológico, por aumentar la producción de macrófagos, unas células de defensa del organismo.
  • Impedir la proliferación de bacterias malas en el intestino.

Cómo tomar probióticos:

Por una parte, se debe aumentar el consumo de alimentos que son considerados como probióticos naturales, como el yogur o el kéfir. Por otra parte, se puede hacer mediante el uso de suplementos con probióticos.

¿Cuales son alimentos probióticos?

Chucrut

  • Es una preparación culinaria que se elabora a través de la fermentación de las hojas frescas del repollo o de la col

Productos orientales a base de soja, legumbres y hortalizas

  • Como Miso, Natto, Kimchi y Tempeh que pueden ser comprados en tiendas especializadas.

Los pepinillos

  • Preparación de pepinos en agua y sal, se dejan fermentar durante un tiempo.

Masa madre o levadura natural

  • Es un cultivo vivo compuesto por levaduras y bacterias que se producen a través de la fermentación de cereales como el trigo y de los microorganismos que se encuentran naturalmente en el ambiente, siendo utilizada para elaborar diversos productos como pan, tortas y galletas.

Algunos quesos

  • El Cabrales y Roquefort pueden contener cultivos vivos de microorganismos con propiedades probióticas. (es importante leer el etiquetado nutricional para confirmar si ese tipo de queso contiene o no estas bacterias).

Yogur natural

  • Estos son la principal y más fácil fuente de probióticos en el mercado en la actualidad.

Kéfir

  • Es un producto fermentado con levadura y bacterias, semejante al yogur, pero posee una cantidad más elevada de probióticos.

Leche fermentada

  • Son productos especiales que generalmente contienen Lactobacillus agregados por la industria, siendo el Yakult el más famoso.

Kombucha

  • Por último pero no menos importante, esta bebida fermentada hecha principalmente a partir del té negro.

Recomendación: consultar con el médico tratante para una mejor ingesta de probióticos, dependiendo de cada organismo.