vida moderna

Manzanilla: cómo preparar un tónico casero para eliminar manchas y arrugas

La manzanilla está hecha de compuestos fenólicos y taninos que ayudan a retardar el envejecimiento celular y promueve la producción de colágeno.


La manzanilla es una infusión que ha acompañado al hombre desde las primeras civilizaciones. Por ejemplo, los egipcios la utilizaban para tratar la malaria y en el antiguo imperio romano era usual tomarla para infecciones urinarias.

De acuerdo con un estudio publicado en el National Center for Biotechnology Information (NCBI), las flores secas de manzanilla contienen terpenoides y flavonoides, que contribuyen a sus propiedades medicinales.

La manzanilla posee propiedades antiinflamatorias y antiespasmódicas, que actúan controlando la producción de ácidos en el estómago, ayudando a eliminar las náuseas, mala digestión y gases, además de prevenir situaciones, como la gastritis y úlceras gástricas, según el portal especializado en salud Tuá Saudé.

Sin embargo, son pocos los que conocen su virtudes en cuanto a la belleza y la cosmética. Además de ayudar a la inmunidad general del cuerpo, la infusión de manzanilla ayuda a proteger las células de daños externos.

El melón contiene propiedades antioxidantes y diuréticas.
Es un gran limpiador natural que también ayuda a suavizar, restaurar el equilibrio de la piel inflamada, tonificar y eliminar arrugas. - Foto: Getty Images/Tetra images RF

El magacín Mundo deportivo, en su sección de belleza y salud, señala que uno de los beneficios de la manzanilla para la piel es su propiedad de reducir las molestias causadas por quemaduras de primer grado e insolaciones. Esto gracias a que es un gran antiinflamatorio natural, además de servir como un ligero analgésico, que ayuda a refrescar la zona y de prevenir infecciones en el área afectada por su poder antiséptico.

Por otro lado, la manzanilla está compuesta por compuestos fenólicos y taninos. Estos ayudan a retardar el envejecimiento celular y promueve la producción de colágeno, el cual es importante para la cicatrización de la piel.

En concreto, es una planta rica en vitaminas E y B, además de minerales como el calcio, magnesio, fósforo y potasio, por eso es un gran limpiador natural que también ayuda a suavizar, restaurar el equilibrio de la piel inflamada, tonificar, eliminar arrugas y disminuir la apariencia de los poros, según el portal especializado en salud, PanoramaWeb.

Manzanilla para las arrugas

Ingredientes:

  • Dos sobres de té manzanilla o un puño de manzanilla fresca.
  • Una taza de agua.
  • Una cucharada de miel.
  • Una de agua de rosas.

Preparación:

  • Poner a infusionar los dos sobres del té de manzanilla en el agua caliente, dejar reposar por 5 minutos y agregar la cucharada de miel, revolver y después verter el agua de rosas y mezclar.
  • Para aplicar con ayuda de un algodón, pasar esta infusión por todo el rostro y dejar actuar por 30 minutos.
  • Luego lavar con agua tibia e hidratar el rostro como de costumbre, se puede hacer este procedimiento todos los días para ver resultados notorios.

Manzanilla para las ojeras

  • Las compresas frías de manzanilla son una gran alternativa, ya que debido a sus propiedades antiinflamatorias y refrescantes ayudarán a tener una mirada más fresca y despierta.
  • Preparar la infusión y dejar enfriar, luego aplicar un algodón bien empapado en la zona.
  • Otro sustituyéndolo cuando deje de estar fresco.
  • Mantener las compresas de manzanilla en los ojos durante 25 minutos y retirar.

Manzanilla para el acné

Manzanilla para aclarar la piel

Ingredientes:

  • 4 cucharadas de flores secas de manzanilla.
  • 1 cucharada grande de miel.
  • 1 taza de agua.
  • gotas de agua de rosas (opcional).

Preparación:

  • El primer paso es verter la taza de agua en una olla y dejarla en el fuego hasta que rompa a hervir.
  • Justo en ese momento, añadir las 4 cucharadas de flores secas de manzanilla y dejar que siga hirviendo durante al menos 10 minutos, luego apagar el fuego y retirarlo para que se enfríe.
  • Posteriormente, colar la infusión de manzanilla para desechar los restos de las flores secas, y añadir al líquido la cucharada de miel y unas gotas de agua de rosas. Remover todos los ingredientes y la mascarilla aclaradora ya estará lista para aplicar.
  • Una vez aplicada, dejar que penetre sobre la piel durante 15 minutos y, luego, retirarla con abundante agua tibia.