Tendencias
Ya sea en mascarillas o bebiendo el zumo, se pueden aprovechar los beneficios de la sábila para el cuidado de la piel. Foto: Gettyimages.
Ya sea en mascarillas o bebiendo el zumo, se pueden aprovechar los beneficios de la sábila para el cuidado de la piel. - Foto: Foto Gettyimages

vida moderna

Mascarilla de sábila y colágeno para obtener piel de porcelana

La sábila es un producto natural que ofrece múltiples beneficios a la piel debido a que es rica en antioxidantes.

El colágeno es una proteína que mantiene unidas diferentes estructuras del organismo. Rocío Escalante, farmacéutica y experta en dermofarmacia citada por el medio de salud Cuídate Plus, menciona que el colágeno “es una proteína fabricada por unas células llamadas fibroblastos y está presente en todos los animales y también en el cuerpo humano”.

Según el medio, esta proteína se encarga de unir músculos, tendones, ligamentos, piel, huesos, cartílagos, tejido hematológico y adiposo, y órganos. El colágeno aporta firmeza y elasticidad en determinadas zonas del cuerpo. Con el paso de los años y debido al proceso de envejecimiento natural, el colágeno va su producción reduciéndose gradualmente.

Por ello, existen diferentes mascarillas que ayudan a rejuvenecer la piel y aportar minerales, vitaminas y el colágeno que hace falta en la piel para darle una apariencia suave y tersa.

El medio especializado en belleza, Soy Carmín, reseñó una mascarilla a base de sábila que ayuda a promover el colágeno en la piel. Esto debido a que la sábila un alto nivel de colágeno y elastina, además, ayuda a regenerar la piel gracias a que es rica en vitaminas A y C.

Así mismo, el portal señaló que la cáscara de aloe vera contiene vitamina A, vitamina C, antioxidantes y enzimas que restauran la dermis.

Cómo preparar la mascarilla:

Ingredientes

  • Una cucharada de colágeno en polvo
  • Una cucharada de gel de sábila
  • Media cucharada de miel de abejas
  • Una cucharada de arcilla rosa

Preparación:

Se debe mezclar en un recipiente todos los ingredientes hasta obtener una pasta homogénea. Una vez lista la mascarilla se debe aplicar en el rostro cuando esté limpio y seco. El portal recomienda usar implementos como brochas para su aplicación. Además, recomiendan aplicar el líquido en el cuello.

Se deja actuar por 15 minutos y luego se enjuaga con agua tibia.

Las mascarillas caseras se han convertido en una opción para el cuidado de la piel.
Algunos productos naturales como la sábila pueden ayudar a aumentar la producción de colágeno. - Foto: Getty Images

Otras mascarillas con sábila

Para un cutis radiante

Ingredientes

  • 2 cucharadas de aloe vera (30 gramos).
  • 1 cucharadita de cúrcuma (5 gramos).
  • 1 cucharada de miel (25 gramos).
  • 5 cucharadas de leche (50 mililitros).
  • 5 cucharadas de agua de rosas (50 mililitros).

Procedimiento

  • Llevar todos los ingredientes a la licuadora y procesar por varios minutos.
  • Limpiar el rostro.
  • Aplicar la mascarilla.
  • Dejarla actuar por 20 minutos.
  • Retirar con agua tibia.
  • Repetir hasta tres veces a la semana para mejorar los resultados.

Para atenuar manchas

Ingredientes

  • ¼ de taza de aloe vera (50 gramos).
  • 2 cucharadas de agua de rosas (20 mililitros).

Preparación

  • Extraer el cristal de aloe vera.
  • En un recipiente, mezclarlo junto con el agua de rosas.
  • Lavar y secar el rostro bien antes de realizar el tratamiento.
  • Aplicar el producto. Cuando esté seco, realizar masajes circulares suavemente.
  • Retirar con agua.
  • Repetir tres veces a la semana para cuidar la piel.

Para desintoxicar la piel

Ingredientes

Procedimiento

  • Incorpora todos los ingredientes en la licuadora y bátelos hasta obtener una pasta espesa.
  • Por la noche, limpia el rostro y extiende la mascarilla con la ayuda de un pincel.
  • Déjala secar durante 30 minutos y enjuaga.
  • No debes usarla en el día porque el limón puede manchar la piel si se expone al sol.

Para pieles sensibles

Ingredientes

  • ½ taza de aloe vera (100 gramos).
  • ½ pepino.
  • 4 cucharadas de yogur (50 gramos).
  • 2 cucharadas de aceite esencial de rosas (28 gramos).

Procedimiento

  • Llevar todos los ingredientes a la licuadora. Procesar muy bien para un resultado homogéneo y libre de grumos.
  • Limpiar el rostro.
  • Aplicar la mezcla.
  • Dejarla actuar 15 minutos.
  • Retirar con agua fría.
  • Repetir dos veces a la semana para mejorar los resultados.