vida moderna

Melocotón: así se puede perder peso consumiendo esta fruta

El consumo de este producto debe ser complementado con ejercicio y supervisado por un médico.


El melocotón es una fruta con pulpa carnosa y hueso duro en el centro. Es normalmente amarillo con tonalidades rojizas, y está dividido por una hendidura que le da su forma característica. Esta fruta es originaria de China, se extendió a Europa y con ellos, llegó a América.

“Los melocotones contienen una mezcla de ambos tipos de fibra (con predominio de la insoluble), que mejora el tránsito intestinal, evitando el estreñimiento y protege frente al cáncer de colon y la enfermedad cardiovascular”, explica el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación de España (Mapa).

Esta fruta también aporta pequeñas cantidades de vitaminas, entre las que destaca la vitamina C (con un melocotón se cubren más del 20 % de las ingestas diarias recomendadas de la vitamina), y proporciones moderadas de carotenoides con actividad provitamínica A como alfacaroteno y betacaroteno.

El color del melocotón precisamente se debe al betacaroteno, un antioxidante que también da un buen color a la piel, y fortalece uñas, dientes y cabello, según explica el Mapa.

Además de las propiedades mencionadas, el portal especializado Cuerpo Mente explica en su sitio web que esta fruta aporta al cuerpo pocas calorías y que su contenido de potasio “ayuda a eliminar líquidos sobrantes del organismo”, lo que resulta una fruta ideal en dietas de adelgazamiento.

Es posible incluir el melocotón a la alimentación de diferentes preparaciones. Por ejemplo, el medio Mejor con Salud, informó como realizar un batido con esta fruta y té verde como un complemento para perder peso.

Para realizarlo se necesita: tres cucharadas de hojas de té verde (30 g), dos melocotones o duraznos mediano (300 g), la cáscara de medio limón (sin la parte interior blanca, 10 g) y un litro de agua.

Preparación:

1. Poner a calentar un vaso de agua y antes de que llegue a hervir, añadir el té verde y la cáscara de limón.

2. Bajar el fuego y dejar que infusione durante media hora.

3. Pasado el tiempo, apagar el fuego y dejar reposar el líquido 15 minutos.

4. Lavar los melocotones y cortar en trozos sin quitarles la piel.

5. Licuar los melocotones hasta que se quede solo la pulpa.

6. Colar la infusión de té verde y ponerla en una jarra.

7. Añadir el resto del agua y la pulpa de melocotón.

8. Revolver hasta que todo quede homogéneo.

9. Servir y consumir.

Además del melocotón, existen otras frutas que contribuyen a adelgazar y que, por lo tanto, son propicias para incluir en el plan de alimentación:

  • Ciruelas: son ricas en potasio y muy antioxidantes, tienen un efecto laxante lo que ayudará notablemente a mejorar molestias del sistema intestinal. Adicional a esto, aportan bastante agua, siendo este el 83 % de su contenido, así como fibra e hidratos de carbono saludables.
  • Cerezas: según indicó Vallejo al medio Hola.com, muchas personas creen que las cerezas tienen muchos azúcares, “pero eso solo es un mito. Lo que es importante es controlar la ración, así que les aconsejo tomar unas 12-15 unidades, para que sea el peso equivalente a una ración de fruta”, explicó.