Tendencias
Los minerales son importantes para bajar de peso pues no aportan calorías. Foto: Getty images.
Todas las personas son diferentes y por tal razón cada proceso es individual. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Métodos para eliminar la grasa de los costados

Quemar grasa puede darse más rápidamente en algunas personas que en otras.

Cuando se habla de eliminar la grasa se hace referencia técnicamente a la oxidación de grasa que es liberada y se transforma en energía.

No obstante, hay que resaltar que la grasa del cuerpo no se elimina de forma localizada sino general, de acuerdo con la revista española ¡Hola!, pero al realizar diferentes actividad físicas se logra eliminar la grasa de diferentes partes del cuerpo como la de los costados.

Así las cosas, el diario español Mundo Deportivo reveló, en su sección de deporte, que las rutinas de entrenamiento que ayudan con la oxidación de grasa son:

Correr: el Grupo Sanitas de España reveló que un estudio publicado en la revista Journal of the American College of Cardiology demuestra que las personas que optan por correr para la práctica habitual de ejercicio físico tienen un 30 % menos de probabilidades de morir que los que no hacen ningún tipo de ejercicio y un 45 % menos de hacerlo a causa de una enfermedad o accidente cardiovascular.

Montar bicicleta: Este método tiene grandes beneficios para la salud física y mental, ya que fortalece el corazón, los músculos y reduce el estrés generando tranquilidad en las personas, porque con el ejercicio se liberan endorfinas y se crea la sensación de felicidad y satisfacción.

Zumba: Se pueden quemar hasta 500 calorías en una sesión de 90 minutos. Además, al bailar, según Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, se obtienen muchos beneficios de salud mental y física, lo que incluye: mejor salud, Músculos más fuertes, mejor equilibrio y coordinación, huesos más fuertes, menor riesgo de demencia, mejor memoria, menos estrés, más energía, mejor estado de ánimo.

Adicional, es importante cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para poder ver resultados y las sugerencias incluyen realizar actividades físicas aeróbicas moderadas durante al menos 150 a 300 minutos o actividades físicas aeróbicas intensas durante al menos 75 a 150 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas e intensas a lo largo de la semana.

Por su parte, el ejercicio debe estar acompañado de un buen plan de alimentación que esté balanceado y, de una buena hidratación, ya que el cuerpo antes de estar bien por fuera necesita estar bien por dentro, pero es importante tener en cuenta que la composición exacta de una alimentación variada, equilibrada y saludable estará determinada por las características de cada persona (edad, sexo, hábitos de vida y grado de actividad física), el contexto cultural, los alimentos disponibles en el lugar y los hábitos alimentarios, según la OMS.

No obstante, algunas recomendaciones de alimentación de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, son:

  • Comer al menos cuatro porciones de vegetales y tres porciones de frutas diariamente.
  • Reemplazar los granos refinados por cereales integrales.
  • Comer cantidades moderadas de grasas saludables, como el aceite de oliva, aceites vegetales, aguacates, nueces, mantequillas de nueces y aceites de frutos secos.
  • Reducir el consumo de azúcar tanto como sea posible, excepto el azúcar natural de la fruta.
  • Elegir productos lácteos bajos en grasa, carne magra y carne de ave de corral magra en cantidades limitadas.

De todos modos, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.