Comida
El consumo de la una alimentación saludable es la mejor herramienta para bajar de peso. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

Ocho alimentos que aceleran el metabolismo y ayudan a quemar grasa en poco tiempo

Beber más agua fría, pasar menos tiempo sentado, aumentar la proporción de proteínas en la dieta, realizar actividad física y dormir bien son algunas de las recomendaciones para acelerar el metabolismo.

El metabolismo es el proceso que el cuerpo realiza para producir y quemar energía a partir de los alimentos que consume. Las personas dependen del mismo para respirar, pensar, digerir, hacer circular la sangre, mantenerse caliente cuando hace frío y mantenerse fresco cuando hace calor, precisa la biblioteca médica Medline Plus.

En el momento en que los individuos ingieren alimentos, unas moléculas del sistema digestivo conocidas como enzimas descomponen las proteínas en aminoácidos, al igual que las grasas en ácidos grasos y los carbohidratos en azúcares simples, como la glucosa.

“Estos compuestos son absorbidos por la sangre, que los distribuye a las células. Allí otras enzimas aceleran o regulan las reacciones químicas necesarias para que se metabolicen, procesen y almacenen energía”, explica el portal Vida y Salud.

Análisis científicos han determinado algunas formas de acelerar el metabolismo son, por ejemplo, beber más agua fría, pasar menos tiempo sentado, incrementar la proporción de proteínas en la dieta, realizar actividad física y dormir bien, según plantea el portal Healthline.

Ejercicio, alimentación y hábitos saludables ayudan a bajar de peso luego de los 50 años. Foto: Getty Images.
Mantener un peso saludable se sustenta en la ingesta de una alimentación equilibrada. Foto: Getty Images. - Foto: Foto: Getty Images.

Por otro lado, es viable recurrir a la ingesta de algunos alimentos como el té verde, la cafeína y chiles (ajíes) picantes que si bien no ayudan a bajar mucho de peso; lo que sí hacen es estimular el metabolismo. Sin embargo, es importante tener claro que para ver resultados, estos productos deben incluirse en una dieta saludable, la cual debe ir acompañada de la práctica regular de ejercicio.

1. Chiles: esta especia tiene un componente llamado capsaicina, una sustancia picante que estimula el sistema nervioso, aumenta el metabolismo y reduce las ganas de comer, según información del portal Saber Vivir TV, en un artículo escrito por la dietista y nutricionista Sara Mansa.

2. Té verde: este té es “rico en flavonoides, catequinas y cafeína, sustancias que ayudan a aumentar el metabolismo y favorecen la quema de grasa, siempre y cuando sea acompañado de una dieta equilibrada y de la práctica de actividad física”, precisa el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

3. Semillas de chía: este alimento es rico en fibra soluble en agua, que hace que la persona se sienta llena, disminuye el apetito y ayuda a perder peso; son ricas en ácidos grasos omega; y no modifican el sabor de otros alimentos.

4. Jengibre: al igual que los chiles, esta raíz también posee capsaicina y gingerol, que es el componente que estimula los receptores del picante en la lengua. Adicionalmente, genera saciedad, lo que evita que se sienta deseo de consumir alimento de manera permanente.

5. Canela: a esta especia se le atribuyen propiedades termogénicas que ayudan, entre otras cosas, a mejorar los procesos digestivos.

6. Guaraná: se dice que es un producto que ayuda a aumentar el metabolismo porque contiene cafeína y es rico en antioxidantes. “Para bajar de peso debe ser consumido de preferencia junto con jugos o tés como el té de jengibre y los jugos verdes”, precisa Tua Saúde.

7. Salmón: en una publicación del diario El Confidencial, de España, Sarah Mirkin, autora del libro Fill Your Plate, Lose The Weight, plantea que pescados, como el salmón, son ricos en omega-3 y una buena fuente de proteína magra. En su opinión, el salmón no solo es saciante y delicioso, sino que también reduce el riesgo de enfermedad y disminuye el hambre, por lo que es ideal para bajar de peso.

8. Café: por ser rico en cafeína, este alimento acelera el metabolismo y puede consumirse a lo largo del día en el desayuno o en las meriendas; sin embargo, se recomienda evitar su consumo cuando las personas padecen de afecciones como gastritis, presión alta o insomnio. Siempre es recomendable no excederse en su ingesta.