estudio

Ocho hábitos para lograr ser más feliz, según la psicología

Ser feliz es el primer paso para lograr grandes avances en la vida. Si una persona cambia su rutina, todo puede resultar ser mejor, ¿cómo lograrlo?


Sentirse bien y compartir felicidad hacia los demás es una acción que contribuye al desarrollo personal y emocional de los individuos, según expertos. La alegría es un estado de bienestar que puede mejorar la realización de una tarea e incrementar la vida social en las comunidades.

Para ser feliz, la mente y el cuerpo deben tener un equilibrio que conduzca a la satisfacción y plenitud de las cosas. De acuerdo con datos recopilados por el portal web Psicopedia, información y recursos sobre psicología, los seres humanos son complejos, pero en ocasiones suelen dejar a un lado elementos pequeños que generan grandes resultados, como la felicidad.

En ese sentido, alcanzar la felicidad debe convertirse en un hábito que a través de acciones funcione como una corriente de un río en constante movimiento. Para los psicólogos, formar un hábito marca un antes y un después en el estilo de vida de las personas; por ello es inevitable que el funcionamiento psicológico no influya en los estados emocionales.

Hábitos para ser más feliz

1. Rodearse de gente alegre y positiva

Haciendo alusión a la frase popular de “dime con quién andas y te diré quién eres”, Psicopedia dice que la empatía es lo que hace que un ser humano se incorpore a la vida social. En efecto, al ser empático con los demás se perciben sensaciones y sentimientos que puede estar experimentando el otro.

Ser recíproco y dar lo que se recibe, en términos de insatisfacción, puede ser el causante de perder la alegría. Por eso, para ser más felices es necesario compartir con personas que desde la positividad muestran su lado más íntimo y contagioso. De no ser así, el humor de las personas se impregna de forma perjudicial.

La felicidad del ser humano depende considerablemente de la felicidad de nuestros semejantes, concluye un estudio de BMJ Group.

Getty Images
En cualquier escenario es necesario rodearse de personas positivas. - Foto: Getty Images

2. Ejercicio

Suele pasar que realizar actividad física es el escape perfecto para desconectarse de los problemas y las adversidades del día a día. Un estudio de la Universidad Estatal de Arizona determinó que el ejercicio puede mitigar los niveles de ansiedad en las personas.

Precisamente, sentir presión y ansiedad esconde la felicidad del ser; en consecuencia, los sujetos suelen retraerse y no compartir sus experiencias. Por medio del ejercicio los músculos se relajan, el estrés disminuye y las endorfinas actúan en el sistema límbico del cerebro; allí se produce una sensación de placer que conduce a la felicidad, según expertos.

3. Desayuno diario

La primera comida del día juega un papel fundamental para comenzar con energía y actitud. El sitio web de información y recursos sobre psicología da a conocer que muchas personas no desayunan y esto repercute en la salud y el humor personal; se recomienda llenar el estómago con frutas y cereales que el cuerpo demanda. Así mismo, no desayunar genera insatisfacción que se vincula a la falta de aceptación social e infelicidad.

Desayuno
El desayuno es la comida más importante del día, según nutriólogos. - Foto: Getty Images

4. Escuchar música

Las melodías que emana una pieza musical pueden incidir en la felicidad del ser humano. Por lo general, escuchar música es un hobby que muchas personas tienen consignado en su estilo de vida. Médicos y especialistas han logrado establecer que la música tiene un efecto directo sobre el sistema límbico, donde se alojan las emociones. En ese sentido, disfrutar de las composiciones de sonidos incide en la sensación de alegría.

Música, celular, audífonos, mujer sonriente escuchando música,
La música puede contribuir a la concentración de tareas repetitivas en el ámbito laboral y académico. - Foto: Getty Images/iStockphoto

5. Algo nuevo cada día

La rutina suele convertirse en un hábito malicioso. Para los psicólogos, es necesario explorar nuevos mundos y empezar a realizar otras actividades que contribuyan en el estilo de vida. Aunque el comienzo de algunos proyectos pueden fracasar, lo innovador y desconocido son un desafío que rompe cualquier límite.

6. Sonreír

En el día a día, sonreír debe convertirse en la mejor arma para alejar la tristeza. Un estudio del Diario de la Academia de Administración consigna que si una persona sonríe y, a su vez, mantiene un pensamiento positivo, la sensación de bienestar aumenta. De hecho, algunos sujetos que están enfadados suelen ser contagiados por la sonrisa de sus rivales.

Medicina
Un niño pequeño está sentado en su silla de ruedas con su cuidador. Están sentados juntos en el hospital y están sonriendo. - Foto: Getty Images

7. Valorar

El mundo de lo material se ha impregnado en el valor de las cosas, ahora la “sociedad del cansancio” deprime y agota cualquier acción, afirma el filósofo surcoreano Byung-Chul Han.

Desde luego, en ese cansancio aposenta la individualidad y falta de valor en cada acción. Darle significado a todo es sinónimo de felicidad, ya que representa sacrificios, esfuerzos y metas cumplidas.

8. Dar las gracias y ayudar

Más que un código de educación es una práctica que produce alegría. El hecho de agradecer por lo que se tiene, recibe y da representa un canal energético de superación. De acuerdo con Psicopedia, ayudar puede mejorar la autoestima y crear amistades, si se agradece el círculo afectivo suele expandirse.

Felicidad
Mujer profesional alegre y sonriente. (AP Photo/Meg Kinnard) - Foto: AP