vida moderna

Ojos irritados: Cómo aliviar el dolor con remedios caseros

Antes de recurrir a uno de estos remedios naturales se debe consultar con un especialista para descartar afecciones graves.


Los ojos son una parte importante de su salud. Según Medline Plus, web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, el enrojecimiento de los ojos casi siempre se debe a la presencia de vasos sanguíneos hinchados y dilatados. Esto provoca que la superficie ocular luzca roja o inyectada en sangre.

Las causas de lo anterior pueden variar dependiendo las condiciones en las que se encuentre la persona que presenta este padecimiento. Por ejemplo, exponerse al sol excesivamente o tener resequedad ocular, pueden ser algunos de los orígenes de una irritación en los ojos.

Aunque en la mayoría de los casos el enrojecimiento no presenta dolor, hay ocasiones en las que sí, por lo que, después de una visita al especialista, existen otras opciones que se pueden hacer para mantener los ojos sanos y asegurarse de que se está viendo lo mejor posible.

De hecho, el portal especializado Mejor con Salud listó una serie de remedios caseros que contribuyen a aliviar el enrojecimiento de los ojos y por lo tanto, a aminorar el dolor que esto puede producir.

Bolsitas de té

1. Sumergir dos bolsas de té en agua fría.

2. Ponerlas sobre los ojos cerrados.

3. Es posible usar té de manzanilla, hinojo o té verde.

Agua de rosas

1. Sumergir un algodón en esta agua.

2. Colocarlos sobre los párpados debidamente cerrados.

3. Dejar actuar durante 10 minutos.

Pepino

1. Cortar dos rodajas de pepino.

2. Posicionarlas sobre cada ojo.

3. Se aconseja que el pepino esté bien frío.

Compresas de agua fría

1. Sumergir las compresas en agua fría o envolver unas toallas en hielo.

2. Ponerlas en cada ojo.

Papa

1. Cortar dos rodajas de papa.

2. Ponerlas unos minutos en la nevera.

3. Cuando estén bien frías, colocarlas sobre los ojos irritados.

4. Al cambiar de temperatura, sustituirlas con otras frías.

Zanahoria

1. Lavar la zanahoria.

2. Rallar la hortaliza.

3. Poner la ralladura en una compresa.

4. Colocar en cada ojo.

Además de mantenerse alejado de las irritaciones y aminorar los síntomas que producen en la vista, es necesario mantener algunos hábitos que cuiden los ojos para mantener este sentido en condiciones óptimas. Algunos de estos son:

  • Mantenerse activo: realizar actividad física. Para esto hay diferentes opciones. Algunas personas creen que para hacer ejercicio es necesario ir a un gimnasio. Lo cierto es que para ejercitarse hay múltiples opciones.
  • Luz natural: los expertos recomiendan aprovechar las luz natural, la luz del sol, para aprovechar sus vitaminas.
  • Una buena postura: es importante mantener una buena postura de cuello y espalda para que los músculos se relajen y llegue mayor oxígeno a los ojos.
  • Alimentación saludable: la comida es muy importante para la salud integral del cuerpo humano, incluida la vista. Por eso, los expertos recomiendan tener una dieta balanceada, que contenga frutas y verduras e hidratación permanente.
  • Descanso: el sueño es un factor importante para el ser humano. " Cuando no duermes lo necesario, la fatiga ocular favorece el enrojecimiento de los ojos”, destaca el sitio web, Cuídate Plus.
  • Cambiar la ubicación: es importante cambiar el enfoque de la mirada. Realizar el siguiente ejercicio: mirar fijamente a un solo objeto, levantar la vista y mirar lejos. Esto ayuda a descansar los ojos.
  • Tratarlos suavemente: se debe tener cuidado cuando se presenta picazón o molestia en el ojo. Se debe evitar frotarlos con las manos.
  • Parpadear: según detalla el sitio web la falta de parpadeo contribuye a la resequedad e irritación de la superficie de la córnea. Este movimiento ayuda a limpiar la superficie ocular y al relajamiento de los músculos.