salud

OMS identifica los países que podrían eliminar la malaria para 2025. ¿Está Colombia?

La malaria causa 200 millones de casos y 400.000 muertes cada año en el mundo, el 90 % de ellas en África Subsahariana.


A la par que el mundo avanza en la lucha contra el coronavirus que deja más de 143 millones de contagiados y más de tres millones de muertos, las autoridades sanitarias adelantan los programas para erradicar la malaria, como ha sucedido en 11 países.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 25 países, entre los que figuran Guatemala, Panamá, Honduras y República Dominicana, tienen la capacidad de eliminar la malaria en cinco años.

El anuncio fue hecho a propósito de la conmemoración del Día Internacional de la Malaria, previsto para el 25 de abril y que este año gira en torno a una iniciativa mediante la cual la OMS quiere aumentar su apoyo a los países más afectados por esta enfermedad infecciosa.

Según el organismo mundial, la malaria causa 200 millones de casos y 400.000 muertes cada año en el mundo, el 90 % de ellas en África Subsahariana.

“Nigeria y la República Democrática del Congo, porque tienen poblaciones muy grandes, acaparan casi el 50 % de la presencia mundial de la enfermedad”, dijo el director del Programa Global de la Malaria de la OMS, Pedro Alonso.

De acuerdo con el funcionario de la entidad internacional, casi la mitad de los países con malaria tiene menos de 100.000 casos, lo que significa que están muy cerca de la eliminación total de la enfermedad. La entidad mencionó a Colombia entre estos países.

Señaló que El Salvador pudo convertirse en febrero de 2021 en la primera nación de Centroamérica certificada como libre de malaria, tras medio siglo haciendo esfuerzos para conseguirlo.

La malaria o paludismo se transmite entre los seres humanos a través de mosquitos hembras del género Anopheles, cuyas 465 especies formalmente reconocidas habitan prácticamente en todo el mundo. Foto: Getty Images
La malaria o paludismo se transmite entre los seres humanos a través de mosquitos hembras del género Anopheles, cuyas 465 especies formalmente reconocidas habitan prácticamente en todo el mundo. Foto: Getty Images - Foto: GETTY IMAGES

La OMS también informó que en la subregión del Gran Mekong en Asia, seis países o regiones (Camboya, la provincia china de Yunnan, Birmania, Laos, Tailandia y Vietnam) lograron que los casos de malaria bajaran un 97 % entre 2000 y 2021, y las muertes un 99 %.

Muchos países que se enfrentan a la malaria adaptaron la manera de atender a los enfermos debido a las restricciones relacionadas con la pandemia de la covid-19 y gracias a estos esfuerzos se logró evitar el peor escenario que temía el organismo.

“La OMS estimó que el número de casos de malaria en 2020 podía duplicarse, lo que hubiera supuesto volver a los niveles de hace veinte años”, dijo la copresidenta de una alianza internacional para acabar con la malaria, Melanie Renshaw.

Se reportó que un tercio de países registró disrupciones en los servicios de prevención, tratamiento y diagnóstico en el primer trimestre de 2021, y en varios países hubo retrasos en la distribución de mosquiteros y en las campañas de fumigación con insecticidas.

Además, muchas personas infectadas no pudieron o tuvieron temor de acudir a los hospitales para ser diagnosticadas y tratadas, por lo que la OMS le pidió a la población de los lugares afectados por la malaria que “supere el miedo” y reciba los cuidados que necesita, en el marco del respeto de los protocolos de la covid-19.

Vacunación

Pese a que el mundo lleva un siglo buscando una vacuna contra la malaria, solo existe una que funcione para reducir la enfermedad, sobre todo en los niños más pequeños, que constituyen el grupo más vulnerable frente a esta enfermedad.

“La vacuna contra la malaria es infinitamente más compleja que la de la covid, pero también es una cuestión de financiación y voluntad política”, aseguró Alonso.

La mayoría de las muertes por malaria que ocurren en África es de niños menores de cinco años, unos 260.000 al año.

El organismo dijo que más de 1,7 millones de dosis de la primera vacuna del mundo contra la malaria se han administrado a 650.000 niños en Gana, Kenia y Malawi en los últimos dos años.

Según la OMS, el número de niños atendidos en ese período relativamente corto indica una fuerte demanda comunitaria de la vacuna.

En 2020, la financiación recibida para ese fin fue de unos 5.500 millones de dólares, 2.000 millones por debajo de lo que se necesita para conseguir los objetivos trazados, puntualizó el funcionario del organismo.