vida moderna

Pepino: así se pueden usar para levantar los párpados caídos

Los párpados caídos pueden hacer que las personas aparenten una mayor edad.


Tener los párpados caídos no suele ser un problema grave, sin embargo se recomienda acudir al médico para valorar la zona. Las personas que presentan este tipo de inconveniente con la piel del rostro suelen parecer mayores e, incluso, si los párpados están muy caídos pueden llegar a obstruir la capacidad visual de la persona.

Algunos individuos optan por operarse la zona para corregir el problema; sin embargo, existen formas naturales de tratar este inconveniente, así lo afirmó el portal web de salud y belleza Ok Diario.

Según el medio, este problema puede surgir como resultado de una enfermedad como la diabetes, o al tener algún tipo de accidente cerebrovascular, un tumor cerebral, síndrome de Horner, envejecimiento de las células o cualquier trastorno que afecte las reacciones musculares o nerviosas.

El portal brinda algunos remedios caseros que pueden ayudar a disminuir los párpados caídos. Cabe mencionar que antes de realizar estos procedimientos es mejor consultar con un médico especialista que apruebe sus usos.

Remedios naturales para tratar los párpados caídos

  • Té de manzanilla: es un remedio natural muy bueno para tratar los párpados caídos, ya que es una infusión que contiene agentes antiinflamatorios poderosos. Para ello, se deben poner varias bolsas de té de manzanilla en la nevera y después se deben colocar en los ojos; una bolsa en cada uno. Luego, la persona se debe acostar boca arriba y dejar actuar las bolsas en los ojos durante 20 minutos. Según el portal si se hace esto con frecuencia se obtendrán grandes resultados.
  • Crema casera: hay cremas caseras que pueden ser muy eficaces, como las que se pueden preparar con 4 cucharadas de yogur natural, 4 cucharadas de gel de aloe vera, 2 cucharadas de avena y 5 rodajas de pepino sin piel. Para ello, se deben mezclar todos los ingredientes hasta obtener una pasta cremosa; esta se debe aplicar en los párpados y se debe dejar actuar durante 20 minutos, luego de debe enjuagar con abundante agua fría.
Tarro de fabricación de mascarilla facial hidratante refrescante, cepillo, hojas de eucalipto. Rodajas de pepino verde fresco cosmético cuidado de la piel botánico.
Los pepinos se usan de manera frecuente en tratamientos cosméticos, gracias a sus propiedades refrescantes, calmantes y regeneradoras de la piel. - Foto: Getty Images/iStockphoto
  • Pepinos: no cabe duda de que los pepinos son un excelente recurso para los tratamientos de belleza, especialmente los faciales. Para obtener todos sus beneficios es necesario poner se rodajas de pepino fresco sobre los ojos y dejarlos actuar durante 20 minutos.
  • Agua fría: algo tan simple como el agua fría puede ayudar a tratarlos. Para ellos, se guarda agua en la nevera y para luego usarlo en el lavado de la cara; esto ayudará a reafirmar la piel. También se puede aplicar el agua fría en los párpados y, si esto se convierte en una rutina, se conseguirán muy buenos resultados.
  • Uvas: en este caso, las uvas no se deben aplicar sobre la zona de los párpados. Lo ideal es que esta fruta se introduzca en la dieta y se consumas con frecuencia. Las uvas ayudan a retrasar el proceso de envejecimiento de las células, por su alto contenido en resveratrol.

Otras recomendaciones para el cuidado de la piel

El portal web UnComo brinda algunos tips adicionales para el cuidado de la piel del rostro.

Frutas y verduras
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda consumir cinco porciones de frutas y verduras al día. - Foto: Getty Images
  • Elegir una buena crema antiedad: a partir de los 25 años de edad, es importante empezar a aplicarse una crema antiarrugas que ayude a atenuar esas líneas de expresión que ya son visibles. La cremas actúan rellenando la piel desde el interior para que luzca lisa y firme. Hay muchas cremas en el mercado, pero lo mejor es elegir una que se adapte a las necesidades de cada tipo piel y que contenga ingredientes como vitamina A, vitamina E, colágeno, elastina, ácido hialurónico y AHA.