Tendencias
¿Cómo mantener sanos los huesos? Estas son las recomendaciones que dan los expertos
¿Cómo mantener sanos los huesos? Estas son las recomendaciones que dan los expertos - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

¿Por qué los huesos se debilitan con la edad?

Se puede detectar a los cinco años después de la menopausia. Conozca cómo.

La osteoporosis es una enfermedad que hace que los huesos se debiliten, aumentando el riesgo de fracturas inesperadas. Según el portal Mayo Clinic, la osteoporosis hace que los huesos se debiliten y se vuelvan quebradizos, en tal medida que una caída o incluso una leve tensión, como agacharse o toser, pueden causar una fractura.

Las fracturas por osteoporosis ocurren con mayor frecuencia en la cadera, la muñeca o la columna vertebral. Un estudio de la OMS confirma que este padecimiento afecta a 200 millones de personas a nivel mundial. Su prevalencia es mayor en el sexo femenino y se incrementa con la edad, resaltando que 30 a 50 % de las mujeres después de la menopausia la padecerán.

Así mismo, el Servicio de Ginecología de la clínica Pueyrredón afirma que la osteoporosis produce un reblandecimiento de la matriz ósea del hueso, que pasa de ser fibroso a ser muy esponjoso, por lo tanto, esto presenta un riesgo de fractura aumentado.

Osteoporosis: estas son las frutas y alimentos recomendados para prevenirla
Osteoporosis: huesos débiles - Foto: Getty Images

En el caso de las mujeres, la osteoporosis se puede empezar a detectar a los cinco años después de haber dejado de menstruar. Sin embargo, existen otros factores de riesgo que pueden indicar hacer los estudios antes, pero la norma internacional establece realizarla a los cinco años de la menopausia.

Además, los factores de riesgo incluyen antecedentes familiares y el fenotipo, es decir, si es una paciente delgada, de piel blanca no expuesta al sol, que no hace actividad física y no se alimenta bien. El tabaquismo podría ser otro factor de riesgo, ya que fumar acelera la pérdida ósea.

¿Cómo detectar la osteoporosis?

Para detectarla se realizan estudios de sangre metabólicos y se hace una densitometría ósea de columna y de fémur izquierdo. En este estudio, se evalúa la cantidad de masa ósea.

Según la cantidad de disminución que presenta y según su desvío estándar, la paciente puede tener osteopenia severa o ya entrando a osteoporosis, y ahí es donde se debe indicar un tratamiento.

¿Cómo se previene?

Si el paciente presenta todos sus huesos sanos hay que enfocarse en las medidas preventivas, que se llaman higiénico dietéticas, estas consisten en tomar sol en toda época del año, realizar una caminata periódica de al menos treinta minutos por día, una dieta con calcio, consumir frutas secas y no incluir comidas chatarras. Además, es importante reducir el consumo de alcohol, ya que los que consumen alcohol en forma moderada muestran una disminución de la densidad ósea.

¿Cuál es la causa?

La causa principal de la osteoporosis es la pérdida de calcio. Al no tener hormonas estrógenos, el calcio que se absorbe no es llevado y depositado dentro de la matriz ósea, lo cual hace que se pierda por la orina.

Por otro lado, la menopausia se caracteriza por el cese de menstruación y por bajar el nivel precoz de la función ovárica, en donde no hay formación de estrógeno. Por esta razón, no existe el vehículo que deposite el calcio del tubo digestivo hacia el hueso.

En algunas mujeres tiene causas genéticas y en otras son causas modificables, como lo es la exposición al sol, el sedentarismo y la alimentación. No obstante, si se detecta que una mujer, la cual todavía está en edad reproductiva, con menos de 50 años, pero tiene un factor de riesgo para desarrollar osteoporosis, se le pide inmediatamente que se realice los estudios correspondientes. No es necesario que se dejen pasar cinco años más en los pueden perder mucho más hueso.

Osteoporosis
Las fracturas en la espalda y cadera pueden ser recurrentes por cuenta de la osteoporosis. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Síntomas

Es una enfermedad muy silenciosa, las pacientes frecuentemente se encontrarán sin síntomas. La osteoporosis no tiene manifestaciones clínicas, los síntomas o signos aparecen como consecuencia de alguna fractura.

Sin embargo, es distinto cuando las mujeres manifiestan que les duelen las articulaciones, ya que en ese caso estamos hablando de una artrosis, que es un desgaste común que le pasa a todo ser humano cuando trabaja demasiado cierta parte del cuerpo.

La artrosis tiene que ver con los cartílagos, en cambio, en la osteoporosis hablamos de la parte interna del hueso, lo cual no duele, pero se manifiesta con una fractura.

¿Cuál es el tratamiento?

Los medicamentos son muy efectivos, incluso, se puede revertir la osteoporosis con medicación. Hay distintas medicaciones, algunas son más específicas y trabajan más en otras partes del cuerpo como la columna, otras en el cuello del fémur o en la cadera.

La tasa de recuperación es lenta, está entre 1 % y 2 % anual, pero siempre eso va a ser mejor que no darle tratamiento a la enfermedad y dejar que el hueso se vaya desgastando, por esta razón, en unos casos se habla de una fragilidad en la que una caída o un resbalón puede tener graves consecuencias.

Criterios para diagnosticar la osteoporosis

Según el portal Clinic de Barcelona, Hospital Universitario, la densitometría analiza:

El contenido mineral óseo, expresado en gramos.

La densidad mineral ósea (DMO) que valora la masa ósea y viene expresada en gramos por centímetro cuadrado.

T-Score: es el número de desviaciones estándar (DS) con respecto al valor medio de la población de 20 a 39 años del mismo sexo. A medida que la edad del paciente avanza, la densidad mineral ósea disminuye y la T-Score se modifica.

Z-Score: número de desviaciones estándar (DS) con respecto al valor medio en la población de la misma edad y sexo.

Adicionalmente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció unos criterios densiométricos que utilizan como parámetro fundamental el T-Score para valorar el riesgo de fractura. Estos criterios son los que se utilizan en la actualidad. Un T-Score de menos de -1,0 es definido como osteopénico y un T score de menos de –2,5 es referido como osteoporótico.