vida moderna

Prediabetes: alimentos recomendados para incluir en la dieta

La prediabetes no suele presentar síntomas, por lo que el diagnóstico puede tardar tiempo en darse.


Por lo general, el diagnóstico de diabetes puede ser una de las cosas más desoladoras para una perona. Además, empiezan a surgir muchas dudas sobre cómo llevar de la mejor forma la enfermedad.

Sin embargo, existe otra pregunta puntual, ¿qué pasa cuando el diagnóstico que se recibe es de prediabetes?

Según la Biblioteca Nacional de Medicina, prediabetes quiere decir que los niveles de azúcar o glucosa en la sangre, están elevados sin ser lo suficientemente altos para considerarse diabetes. También, hay que señalar que la glucosa se obtiene de los alimentos que se consumen, por lo tanto, demasiada glucosa en la sangre daña el cuerpo con el paso del tiempo.

Incluso, tener prediabetes hace a las personas más propensas a padecer diabetes tipo 2, sufrir accidentes cerebrovasculares o enfermedad cardíaca, según el portal Salud 180.

Tener prediabetes hace a las personas más propensas a padecer diabetes tipo 2.
Tener prediabetes hace a las personas más propensas a padecer diabetes tipo 2. - Foto: istock

¿Cómo se produce la prediabetes?

Esto ocurre cuando el cuerpo tiene problemas con la insulina (hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para darles energía). El problema puede presentarse de dos formas: resistencia a la insulina o cuando el cuerpo no produce suficiente insulina.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), señalan que el páncreas produce más insulina para que el cuerpo responda, sin embargo, no puede mantener el ritmo y eso crea las condiciones idóneas para que se desarrolle la prediabetes.

La prediabetes no suele presentar síntomas, por lo que el diagnóstico puede tardar tiempo en darse. Aunque lo primero que las personas podrían notar es un oscurecimiento en algunas partes del cuerpo (cuello, axilas, codos, nudillos y rodillas), según los expertos de Mayo Clinic.

¿Quién tiene mayor riesgo?

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que hay ciertas señales de alarma en la prediabetes:

  • Que uno de los padres o hermanos tengan diabetes tipo 2.
  • Vida sedentaria.
  • Diabetes gestacional.
  • Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP).
  • Sobrepeso.
  • 45 años o más.

Cómo saber si se tiene prediabetes:

La Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA) señala que hay varias pruebas que se pueden realizar a partir de los 45 años. Aunque en la actualidad, los niños y jóvenes también son propensos a padecer prediabetes.

  • Prueba de hemoglobina glucosilada (A1C): Muestra el nivel promedio de la glucosa en los últimos 3 meses. Entre más alto sea el nivel de glucosa sanguínea, más cantidad de hemoglobina con azúcar habrá. Si el A1C está entre 5,7 y 6,4 % se considera prediabetes, de 6,5 % para arriba es diabetes tipo 2.
  • Análisis de azúcar en sangre en ayunas: Si el nivel está entre 100 y 125 mg/dL se considera prediabetes y por encima de 126 mg/dL ya es diabetes tipo 2.
  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral: Sólo diagnostica diabetes durante el embarazo. Si el nivel de sangre está entre 140 y 199 mg/dL se considera prediabetes. Arriba de 200 mg/dL ya indica diabetes tipo 2.

¿Qué alimentos comer si se sufre prediabetes?

Los alimentos con bajo índice glucémico son ideales, pues le brindan ácidos grasos esenciales, proteína y fibra al organismo.

  • Pollo sin piel.
  • Clara de huevo.
  • Cebada o quinoa.
  • Verduras sin almidón (vegetales verdes).
  • Yogur natural bajo en grasa.
  • Pescado azul.
  • Avena.
  • Frijol
  • Legumbres.
  • Alimentos integrales.
  • Papas dulces.

¿Qué no comer?

  • Helado.
  • Vísceras de res.
  • Margarina.
  • Chocolate y dulces.
  • Comidas enlatadas.
  • Embutidos.
  • Frutos secos (dátiles y ciruelas pasas).
  • Lácteos enteros.
  • Alcohol.
  • Alimentos ultra procesados.
  • Jugos procesados.

Recomendación: se sugiere tener un estilo de vida saludable: una dieta balanceada, descanso suficiente y llevar a cabo alguna actividad física de manera constante. Acudir al médico especialista para saber que tipo de comida se debe consumir, ya que cada organismo es distinto.