belleza

Propóleo: los beneficios desconocidos para la piel grasa

Los antiguos egipcios utilizaban esta sustancia para embalsamar a los cadáveres, mientras que los griegos y los romanos lo usaban por sus propiedades curativas.


El propóleo es una sustancia natural que contiene muchos beneficios, sobre todo para la prevención o tratamiento de resfriados y gripes. Al ser una resina que se crea a partir de una secreción orgánica de árboles, que sirve como antiséptico, antiviral y antiinflamatorio natural, las abejas lo usan para sellar los orificios de las colmenas y así proteger su interior.

Los antiguos egipcios utilizaban esta sustancia para embalsamar los cadáveres, mientras que los griegos y romanos lo usaban por sus propiedades curativas. Y en los siglos XIX y XX se reconocieron sus capacidades antibióticas naturales, por lo que se aplicó, junto a la miel, para curar heridas de guerra antes de que apareciera la penicilina.

Según un artículo publicado por el doctor Walter Fierro Morales, médico Internista en Argentina, denominado la Evidencia Científica del propóleo, desde el punto de vista médico, sus propiedades están vinculadas con sus capacidades antimicrobiana, cicatrizante y antiinflamatoria, y además destaca que “en los últimos años se ha reactivado el interés por el propóleo debido al significado que han alcanzado los antioxidantes en la medicina preventiva”.

Composición del propóleo

  • 55 % resinas
  • 25 % cera
  • 10 % aceites esenciales
  • 5 % polen
  • 5 % sustancias minerales y orgánicas
  • Es rico en vitaminas A, B1, B2, B6, C, E y flavonoides.
  • Su color varía dependiendo de su origen vegetal.

La revista especializada en moda y belleza Vanitatis da a conocer que recientes investigaciones llevadas a cabo para especificar el impacto que tendría sobre el planeta la desaparición de las abejas, han detectado que los distintos tipos de propóleo contienen más de 250 elementos constitutivos que dan lugar a unos 50 principios activos, lo que explica su gran cantidad de propiedades.

Pero más allá de sus propiedades, esta resina también funciona como cicatrizante, regenerador, antioxidante, antiinflamatorio, analgésico y antialérgico, y a su vez, es un producto que es muy utilizado en el mundo de la cosmética. De este modo, funciona para el tratamiento de todo tipo de piel en la regeneración y cicatrización que deja manchas de acné.

Las abejas son capaces de crear una coraza de propóleo para protegerse del exterior
Los antiguos egipcios utilizaban esta sustancia para embalsamar a los cadáveres, mientras que los griegos y los romanos lo usaban por sus propiedades curativas. - Foto: Getty Images

Así mismo, el propóleo es ideal para las pieles con tendencia grasa, ya que por su acción antibacteriana es capaz de regular la secreción sebácea y del mismo modo, supone una gran ayuda para las pieles sensibles. Otro gran beneficio que ofrece es que gracias a su capacidad regenerantes, protectoria y antioxidante, combate el envejecimiento.

De este modo, la revista Con Salud da a conocer algunos productos ideales para la piel, en los que su principal ingrediente es el propóleo.

Jabón con propóleo y tomillo: tiene un efecto limpiador antiséptico en la piel del rostro y el cuerpo sin causar deshidratación. También limpia a profundidad y protege frente a los agentes nocivos medioambientales. Expertos aconsejan usarlo tanto en el rostro como en el cuerpo.

Crema de manos con jazmín y propóleo: esta crema permite mantener la hidratación natural de las manos y las uñas, dejando una piel suave y ligera. A su vez, nutre y fortalece las uñas gracias a la manteca de cacao, el aceite de aguacate, la biotina, la vitamina E y el pantenol.

Spray orgánico para la garganta con propóleo: este producto contiene miel, propóleo, eucalipto, salvia y aceite esencial de árbol de té, por lo que promete ser un producto que refuerza las defensas naturales con el fin de combatir los síntomas del resfriado común.

Ahora bien, es importante tener presente que el propóleo tiene algunas contraindicaciones para las mujeres en embarazo y en lactancia, por lo que expertos recomiendan no utilizarlo en estas etapas. Y otro cuidado que se debe tener es cuando existen condiciones de sangrado, ya que la ingesta de esta sustancia retarda la coagulación de la sangre y podría aumentar el riesgo de hemorragia.