vida moderna

Pulmones: los ingredientes naturales que ayudan a limpiarlos y purificarlos

Este par de órganos son muy importantes para la vida humana.


Los pulmones son unos de los órganos más importantes para la salud del cuerpo humano. “Al inhalar, el aire ingresa a los pulmones y el oxígeno de ese aire pasa a la sangre. Al mismo tiempo, el dióxido de carbono, un gas de deseo, sale de la sangre a los pulmones y es exhalado. Ese proceso, llamado intercambio de gases, es fundamental para la vida”, explican los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés).

Tener un estilo de vida saludable es importante para mantener los pulmones saludables y evitar el riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares. La actividad física, evitar fumar y una alimentación balanceada son algunas de las herramientas claves.

Mejor con Salud, portal especializado en salud y cuidado personal, menciona varios alimentos que ayudan a limpiar y purificar los pulmones.

Pomelo

Según destaca Mejor con Salud este cítrico tiene un contenido alto de sustancias antioxidantes que ayudan a mejorar el funcionamiento de las células.

Ajo

Es uno de los condimentos más utilizados en la preparación de comidas. Tiene un contenido elevado de sustancias sulfurosas, las cuales le dan una propiedad antiinflamatoria y antioxidante, que ayuda a proteger la salud de los pulmones.

Tomillo

Posee sustancias que son aliadas para la salud de las vías respiratorias, explica Mejor con Salud. “También tiene propiedades antibióticas que hacen que disminuya la presencia de virus y bacterias que provocan dificultades pulmonares”.

Orégano

De acuerdo con el sitio web, la planta de orégano y el aceite de orégano se caracterizan por su concentración alta de carvacrol y ácido rosmarínico, los cuales tienen efectos positivos en el tracto respiratorio.

Jengibre

Esta raíz tiene propiedades antiinflamatorias, antibióticas y aromáticas que ayudan al tratamiento de problemas respiratorios.

Eucalipto

Es una planta utilizada popularmente para realizar vaporizaciones y despejar las vías respiratorias. “Se recomienda para eliminar el exceso de moco de las fosas nasales y controlar otros síntomas comunes de la gripe y el resfriado”, indica el portal especializado.

Menta

Tiene sustancias activas que ayudan a disminuir la inflamación y otros síntomas asociados con problemas respiratorios. “Los caramelos de menta, las vaporizaciones y los baños son algunas de las formas de aprovecharla como desintoxicante pulmonar”, apunta Mejor con Salud.

Enfermedades respiratorias

Infección Respiratoria Aguda (IRA)

De acuerdo con el Ministerio de Salud de Colombia las infecciones respiratorias son las infecciones más frecuentes en todo el mundo. “La mayoría de estas infecciones como el resfriado común son leves, pero dependiendo del estado general de la persona pueden complicarse y llegar a amenazar la vida, como en el caso de las neumonías”.

Los síntomas más comunes de las infecciones respiratorias agudas suelen ser: fiebre, malestar general, congestión y mocos. Aumentan y son muy comunes en las temporadas de lluvias. Para reducir la transmisión de estas afecciones es necesario el correcto lavado de las manos, varias veces al día.

La Universidad Piloto de Colombia brinda algunas recomendaciones para evitar las infecciones respiratorias:

  • Protegerse del frío, abrigarse bien, evitar corrientes de aire, cambios bruscos de temperatura, exponerse al frío con el pelo mojado. Tener mucho cuidado con el exceso de calefacción y aires acondicionados.
  • Evitar los ambientes fríos o muy secos, con humo o donde se encuentren personas tosiendo o con otros síntomas respiratorios.
  • Cuidar la higiene personal y evitar compartir comidas, vasos, platos, cubiertos.
  • Lavar con frecuencia la ropa de calle: bufandas, gorras, guantes y abrigos.
  • Lavarse muy bien las manos con frecuencia, con agua y jabón
  • Evitar el consumo de cigarrillo o inhalar humo de cigarrillo.
  • Usar correctamente el tapabocas cubriendo la boca, nariz y mentón.
  • En caso de toser o estornudar cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o utilizar un pañuelo desechable e inmediatamente botarlo. Luego, lavar muy bien la manos.