Tendencias
Central de Abastos de Bogotá CORABASTOS
Venta de frutas y verdura
canasta familiar alimentos
Marzo 30 del 2021
Foto Guillermo Torres Reina / Semana
Es recomendable consumir alimentos ricos en aminoácidos para la síntesis de los neurotransmisores, como la serotonina y catecolaminas. - Foto: Guillermo Torres /Semana

alimentación

¿Qué alimentos necesita el cerebro para mejorar la memoria y la concentración?

Según estudios médicos, el cerebro requiere para su funcionamiento alrededor de un 20 % de la energía que consume el ser humano por alimentos.

Cada vez el ser humano es más consciente de los alimentos que ingiere, tanto así que hay dietas específicas para mejorar la calidad de vida, según los diversos intereses. Quienes quieren adelgazar, mejorar la digestión o tener una mejor piel, por nombrar algunos que consumen un menú definido.

Para todos aquellos que quieren ayudar a su cerebro a trabajar de una mejor manera con buena memoria y mayor concentración, también existen algunos alimentos ricos en sustancias que ayudarán a ese fin.

Según estudios médicos, el cerebro requiere para su funcionamiento alrededor de un 20 % de la energía que consume el ser humano por alimentos. La mayor fuente de energía es la glucosa, la cual se encuentra en su mayoría en carbohidratos y grasas.

Lo que muchos desconocen es que las personas que consumen pocas dosis de estas sustancias tienden a ser más apáticos, irritables y nerviosos; incluso son personas que en la mayoría de las veces están cansados, desconcentrados y se caracterizan por presentar falta de memoria. Según el portal español Hola, la falta de una alimentación saludable para el cerebro puede generar daños en el sistema nervioso.

Para mejorar la atención

Es recomendable consumir alimentos ricos en aminoácidos para la síntesis de los neurotransmisores, como la serotonina y catecolaminas. Parte de los pacientes que presentan problemas de aprendizaje también tienen bajos niveles de serotonina, indicó el médico de Equisalud, Jorge Ángel, en el portal Hola.

Alimentos ricos en aminoácidos: ajo, pavo, almendras, cebolla, pepino, apio, pescado, arroz espárragos verdes, espinacas, berenjenas, brócoli, habas, queso, calabacín, leche, tomates, calabaza, lechuga, trigo, carnes rojas, legumbres y zanahoria.

Para mejorar la función intelectual

Las grasas buenas como el omega-3 y 6 favorecen la buena memoria y retarda el deterioro cognitivo.

Alimentos ricos en omega-3: los mariscos y los pescados como el atún, el salmón y la sardina. También el aceite de oliva, la leche o los huevos, la semilla de chía o las nueces, por nombrar algunos.

Salmón: además de ser exquisito, este pescado de agua fría es una fuente rica de omega-3. Entre la gran cantidad de virtudes de estos ácidos grasos, se ha descubierto que llevan al cerebro a su máximo rendimiento. Algunos estudios afirman que alivia los síntomas de la depresión y el trastorno bipolar, y previene la demencia.

Alimentos ricos en omega-6: las semillas y los aceites derivados de semillas como el girasol, el maíz, entre otros. También algunos frutos secos como las nueces, los cacahuetes, las almendras, las avellanas y los pistachos. La quinua, el pollo y el pavo son otros de los alimentos ricos en estas sustancias.

El aguacate es uno de los alimentos que más grasa saludable posee.

Para disminuir el estrés y mejorar el rendimiento intelectual

Si lo que se pretende es que se tenga un mejor rendimiento intelectual las vitaminas son claves. La vitamina D, la B1, B6, B12 y B9, al igual que el hierro mejoran el rendimiento intelectual. Por su parte, los antioxidantes como las vitaminas C, E y A, el zinc, el selenio, la luteína y zeaxantina generan una defensa contra el estrés.

Alimentos ricos en vitaminas y antioxidantes: frutos rojos, chocolate negro, alcachofas, espinaca, remolacha, zanahoria, auyama.

¿Qué efecto genera la comida chatarra en el cerebro?

Según un estudio realizado en Australia por la Universidad de New South Wales, el alto consumo de grasas saturadas y azúcares puede producir inflamación del hipocampo, afectando la zona del cerebro encargada del aprendizaje y la memoria.

Entre tanto, un estudio divulgado en Estados Unidos y citado por el experto en fisiología James Goodwin concluyó que comer más calorías de las recomendadas después de los 40 años dobla el riesgo de pérdida de memoria.

Goodwin explica que cuando la gente come de más, el cerebro tiene que lidiar con los radicales libres. Recomienda emular el ejemplo de la gente de Okinawa, una isla de Japón donde residen los más longevos del mundo, que paran de comer cuando están “80 % llenos”.