vida moderna

¿Qué antioxidantes ayudan a prevenir el cáncer?

Los pacientes reciben tratamiento según el tipo de cáncer y el grado en el que se encuentre.


El Instituto Nacional de Cáncer (NIH) lo describe como una enfermedad donde “algunas células del cuerpo” se multiplican de manera irregular extendiéndose por el organismo.

El NIH explica que las células cancerígenas “se originan sin recibir señales de que se deben formar”. A diferencia de las células normales que se forman “cuando reciben estas señales”.

Por otro lado las células cancerosas “invaden áreas cercanas” y se expanden en otras zonas, actividad que no hacen las normales porque “dejan de multiplicarse cuando se encuentran con otras células, y la mayoría de las células normales no se mueven a otras partes del cuerpo”, describe.

Enfermedad / enfermo / hospital
El cuerpo tiende a sentir síntomas dolorosos en varias zonas específicas. - Foto: Getty Images

En los tratamientos para el cáncer se incluyen cirugía, radiación y quimioterapia, explica.

Por otro lado, el cansancio o agotamiento excesivo que no tiene solución; la pérdida o subida de peso; la pérdida del apetito; tener una masa o endurecimiento de un seno o alguna parte del cuerpo son algunos signos y síntomas comunes del cáncer, explica la American Cancer Society, que precisa también que pueden ser derivados de otras afectaciones en la salud.

¿Cuáles antioxidantes previenen el cáncer?

De acuerdo como lo señala el portal de salud Tua Saúde existen varios alimentos que pueden ayudar a prevenir cualquier tipo de cáncer. Las frutas, las verduras y alimentos ricos en omega 3 son alimentos que lo combaten.

Estos productos son tan importantes porque tienen como propiedades ser antioxidantes que protegen a las células del daño que puede causar los radicales libres “al retardar o inhibir su oxidación”, comenta el portal.

Por ejemplo la pasta de tomate. El portal describe el tomate como uno de los alimentos fundamentales en la alimentación porque al ser un antioxidante contribuye en la prevención de cualquier tipo de cáncer, por ejemplo el de próstata.

Tua Saúde explica que el tomate por ser rico en licopeno se encuentra presente en las pastas de tomate, incluso las salsas. Además asegura que su absorción es eficaz cuando el tomate está cocinado. Cabe señalar, que el licopeno es un pigmento orgánico que le da un color característico como el rojo.

Por otro lado, las verduras rojas o moradas tienen antocianinas, que según como lo indica el portal, como antioxidantes brindan una protección al ADN de las células contra cualquier irregularidad.

La nuez de Brasil

La nuez de Brasil tiene como nutriente el selenio, aunque es un antiinflamatorio para el cuerpo ayuda al desarrollo regular que ejercen las células.

Tua Saúde indica que el selenio previene el cáncer de hígado, próstata y mamá. Cabe mencionar que las carnes, la cebolla, el ajo, entre otros alimentos, son ricos en este nutriente.

La Secretaría recomienda abstenerse de comprar pescados y derivados de la pesca en ventas ambulantes.
El consumo de pescado puede traer beneficios en la salud. - Foto: Secretaría de Salud

El pescado

Consumir pescado es fundamental porque es rico en omega 3 que actúa como antiinflamatorio. Según Tua Saúde contienen también vitamina D que ayuda a la prevención del cáncer de mamá, recto y colon.

Por otro lado, Cuerpomente señala que la cúrcuma también actúa como un antiinflamatorio que tiene una propiedad proapoptótica y antiangiogénica. Como lo indica, una de sus funciones es el bloquear “la migración celular”. El consejo que revela es que se puede mezclar con aceite de oliva o con pimienta negra.

También da a conocer las algas como estimulantes del sistema inmune que pueden ayudar a frenar la invasión del cáncer impidiendo el crecimiento de un tumor.

Por último, los probióticos son microorganismos “inmunoestimulantes”, explica Cuerpomente que contribuyen a la remisión y a la prevención del cáncer. Se pueden encontrar en suplementos o el chucrut.

MedlinePlus indica que existen “más de 100 tipos de cáncer”, señalando que el tratamiento que se le brinda a cada uno de ellos radica en su tipo y el grado en el que se encuentra, por esto se recomienda consultar a un médico y seguir sus instrucciones.