vida moderna

¿Qué se puede tomar para mejorar la memoria y concentración?

La buena alimentación es esencial para favorecer las funciones cerebrales.


¿Quién no ha olvidado un recuerdo de su infancia? Así como sucede con algunos dispositivos electrónicos, la memoria del ser humano es limitada, no tiene la capacidad para conservar todos los recuerdos, aprendizajes y experiencias que ocurren día a día.

La memoria, explica el portal sobre salud Medline Plus, es el proceso de almacenamiento mediante el cual las personas pueden recordar luego la información nueva que adquiere. Existen varios tipos de memoria: está la memoria a corto plazo, que se encarga de recopilar y guardar la información por un periodo de tiempo mínimo, segundos o minutos. También, está la memoria de largo plazo, la que contiene la información durante más tiempo, por años incluso.

Dos cosas sobre la memoria hay que tener claro: la primera es que no almacena todo lo que el ser humano vive y la segunda es que no siempre funciona perfectamente. Con los años, a medida que el organismo envejece, puede tardar más tiempo acceder a ciertos recuerdos.

Asimismo, señala el mencionado portal, el deterioro grave de la memoria puede ser uno de los síntomas de enfermedades como la demencia, el Alzheimer, la depresión, tumores en el cerebro, así como de un ataque cerebral. Es por ello que se aconseja acudir a los profesionales una vez se noten algunos signos de alerta.

También le puede interesar...

¿Cómo mejorar la memoria y la concentración?

La memoria y concentración requieren de múltiples procesos cerebrales, por lo que la principal recomendación apunta a crear hábitos que promuevan la buena salud de este órgano vital.

Sin duda, la buena alimentación y la actividad física regular juegan un papel fundamental para prevenir el deterioro de la memoria, a su vez que propician el bienestar del cerebro.

De acuerdo con el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, referenciado por Mayo Clinic, aconseja realizar mínimo 150 minutos de actividad aeróbica moderada a la semana, un ejercicio puede ser caminar ligero. También puede realizarse 75 minutos de actividad aeróbica intensa, como trotar.

Además de la actividad física, es importante también mantenerse activo mentalmente. En ese sentido, los expertos de Mayo Clinic recomiendan realizar algunos ejercicios que estimulen las funciones cerebrales, para que se mantenga el cerebro en forma. Algunas opciones que pueden funcionar para esta práctica son los crucigramas, tocar algún instrumento, sopa de letras, sudokus.

Asimismo, una forma de estimular la actividad cerebral es tomando caminos alternos para llegar a casa, así como participar como voluntario en causas sociales.

La interacción social también es positiva para el cerebro puesto que previene algunas afecciones que pueden favorecer el deterioro de la memoria, como la depresión y el estrés.

En esta misma línea, el buen descanso es fundamental para poder facilitar el trabajo de la memoria, ya que es durante el sueño que se consolidan los recuerdos.

También le puede interesar...

¿Qué alimentos son buenos para la memoria?

Para mejorar la memoria y la concentración es importante incluir alimentos nutritivos, para compensar el gasto de nutrientes que se produce durante las actividades que implican mayor rendimiento mental y físico.

Según Mejor con Salud, los frutos secos son una fuente de grasas saludables y ácidos grasos omega-3, así como fósforo, magnesio, vitaminas E y B, los cuales favorecen la salud del cerebro. Asimismo, contiene antioxidantes que ayudan a ralentizar el envejecimiento de las neuronas.

Los vegetales de hoja verde también se caracterizan por ser alimentos ricos en variedad de nutrientes, además de su facilidad para integrarlos en la dieta por medio de distintas recetas.

Uno de los más famosos y reconocidos por sus beneficios para la memoria y la concentración es el café. Este grano se destaca por su potente sabor y olor, así como por su composición estimulante. De hecho, puede llegar a ser adictivo si se consume de manera descontrolada. Estudios han demostrado que la cafeína puede reforzar los aprendizajes adquiridos, como señala Mejor con Salud.

Asimismo, entre otros alimentos ricos en nutrientes y que favorecen la concentración y la memoria está el huevo. En cantidades adecuadas, estos pueden contribuir a mantener el estado de alerta del cerebro, así como mejorar la memoria a largo plazo gracias a su aporte de colina.