Tendencias
Equipo de médicos diagnostican pulmones humanos
La falta de oxígeno en la sangre puede ocasionar enfermedades graves. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Qué síntomas tiene la falta de oxígeno en la sangre?

El tipo más común de esta afección es la insuficiencia respiratoria hipoxémica, la cual se puede encontrar en varias enfermedades que afectan a los pulmones.

La insuficiencia respiratoria es una afección en la cual la sangre no tiene suficiente oxígeno o tiene demasiado dióxido de carbono. A veces, el cuerpo puede tener ambos problemas.

Cuando las personas respiran, sus pulmones se llenan de oxígeno, el oxígeno pasa a la sangre, que lo lleva a los órganos, como el corazón y el cerebro, que necesitan sangre rica en oxígeno para funcionar bien.

Según el portal Medline Plus, una de las funciones de la respiración es eliminar el dióxido de carbono de la sangre al botar el aire. Tener demasiado dióxido de carbono en la sangre puede dañar los órganos.

Además, la insuficiencia respiratoria puede ser aguda o crónica. Los expertos de Top Doctors, aseguran que es aguda si aparece y tiene una duración limitada (máximo una hora), y es crónica si se manifiesta y desarrolla en varios días. El tipo más común es la insuficiencia respiratoria hipoxémica, la cual se puede encontrar en varias enfermedades que afectan a los pulmones.

¿Cómo mantener sanos los pulmones? Estas son las recomendaciones que dan los expertos
¿Cómo mantener sanos los pulmones? - Foto: Getty Images

Por otro lado, el libro de salud familiar del portal Mayo Clinic afirma que personas que padecen el síndrome de dificultad respiratoria aguda no sobreviven. Además, el riesgo de muerte aumenta con la edad y la gravedad de la enfermedad. Incluso, de las personas con síndrome de dificultad respiratoria aguda que sobreviven, algunas se recuperan por completo mientras que otras presentan daños duraderos en los pulmones.

¿Qué causa la insuficiencia respiratoria?

Las enfermedades que afectan la respiración pueden causar insuficiencia. Estas pueden afectar los músculos, nervios, huesos o tejidos que tienen que ver con la respiración. Incluso, pueden afectar directamente a los pulmones. Estas afecciones incluyen:

- Enfermedades que afectan los pulmones, la fibrosis quística, neumonía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y la covid-19.

- Afecciones que afectan los nervios y músculos que controlan la respiración, como la distrofia muscular, la esclerosis lateral aminotrófica, lesiones de la médula espinal y accidente cerebrovascular.

- Problemas con la columna vertebral, como la escolosis.

- Daño a los tejidos y costillas alrededor de los pulmones. Una lesión en el tórax puede causar este problema.

- Sobredosis de drogas o alcohol.

- Lesiones por inhalación, como inhalación de humo (de incendios) o gases nocivos.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la insuficiencia respiratoria dependen de la causa y de los niveles de oxígeno y de dióxido de carbono en la sangre.

Un nivel bajo de oxígeno en la sangre puede causar dificultad para respirar y falta de aire. La piel, labios y uñas pueden tener un color azulado. Además, un nivel alto de dióxido de carbono puede causar respiración rápida y confusión.

Algunas personas que tienen insuficiencia respiratoria pueden tener mucho sueño o perder el conocimiento. También pueden tener arritmia (latidos cardíacos irregulares). Es posible tener estos síntomas si el cerebro y el corazón no reciben suficiente oxígeno.

¿Cómo se diagnostica?

El proveedor de atención médica diagnosticará la insuficiencia respiratoria basándose en la historia clínica y un examen físico, que a menudo incluye:

  • Escuchar los pulmones para ver si hay sonidos anormales.
  • Escuchar a el corazón para ver si hay arritmia.
  • Observar si la piel, labios y uñas tienen un color azulado

Se deben incluir pruebas de diagnóstico, como:

Oximetría de pulso:

Se utiliza un pequeño sensor que usa una luz para medir la cantidad de oxígeno en la sangre. El sensor se coloca al final del dedo o en la oreja

Prueba de gasometría arterial:

Mide los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en la sangre. La muestra de sangre se toma de una arteria, generalmente en la muñeca.

Una vez que se diagnostica insuficiencia respiratoria, el especialista buscará la causa. A menudo, las pruebas incluyen una radiografía de tórax. Si el médico considera que el paciente puede tener arritmia debido a la insuficiencia respiratoria, es posible que lo someta a un electrocardiograma. Esta es una prueba simple e indolora que detecta y registra la actividad eléctrica del corazón.

¿Cuáles son los tratamientos?

El tratamiento para la insuficiencia respiratoria depende de:

- Si es aguda (de corto plazo) o crónica (en curso).

- Qué tan grave es.

- Su causa.

La insuficiencia respiratoria aguda puede ser una emergencia médica. Es posible que se necesite un tratamiento en una unidad de cuidados intensivos de un hospital. La insuficiencia respiratoria crónica a menudo se puede tratar en casa. Sin embargo, si el diagnóstico es grave, es posible que el paciente necesite tratamiento en un centro de atención a largo plazo.

Uno de los objetivos fundamentales del tratamiento es llevar oxígeno a los pulmones y eliminar el dióxido de carbono del cuerpo. Por esta razón, los tratamientos pueden incluir:

Terapia con oxigeno: se realiza a través de una cánula nasal (dos pequeños tubos de plástico que se introducen en las fosas nasales) o mediante una máscara que se coloca sobre la nariz y la boca.

Ventilador: es una maquina de respiración que sopla aire y saca el dióxido de carbono de los pulmones.

Traqueotomía: es un orificio creado quirúrgicamente que atraviesa la parte frontal del cuello y llega a la tráquea. Luego se coloca en el orificio un tubo respiratorio, también llamado cánula de traqueotomía o tubo traqueal, para ayudarle al paciente a respirar.

Otros tratamientos respiratorios: ventilación con presión positiva no invasiva, que utiliza una presión de aire moderada para mantener abiertas las vías respiratorias mientras la persona duerme. Otro tratamiento, es una cama especial que se mueve hacia adelante y hacia atrás para ayudar a inhalar y exhalar.

Fluidos: se realizan por vía intravenosa para mejorar el flujo sanguíneo en todo el cuerpo.