Tendencias
El uso del bloqueador solar de amplio espectro es el principal aliado para evitar quemaduras u otras complicaciones en la piel. - Foto: Pixabay

vida moderna

Quemaduras solares: cómo aliviarlas con remedios caseros

Esta afección provoca un daño grave a las células de la piel, el cual puede tener efectos a largo plazo.

Los síntomas de las quemaduras solares pueden presentarse alrededor de 24 horas o más. Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, señala algunos de los principales:

  • “Piel roja y sensible, caliente al tacto.
  • Ampollas que aparecen días después de la exposición al sol.
  • Reacciones graves (algunas veces llamadas alergia solar), incluyendo fiebre, escalofríos, náuseas o erupción cutánea.
  • Peladura de la piel en distintas áreas”.

Aunque algunas personas consideren que la exposición solar es algo poco dañino, lo cierto es que las quemaduras solares provocan un grave daño a las células de la piel y, aumentan el riesgo de tener cáncer de piel y desarrollar envejecimiento prematuro.

Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, señala que luego de que se produce la quemadura solar, lo que se puede hacer es ayudar a aliviar el dolor. Por eso, brinda algunos remedios caseros fáciles de hacer en casa.

  • Tomar un analgésico de venta libre como ibuprofeno, advil, etc. Esto se debe hacer inmediatamente después de la exposición al sol.
  • Para refrescar la piel se debe tomar una toalla limpia y humedecerla con agua fría. Aplicarla sobre la piel afectada. Igualmente se puede tomar un baño con agua fría con 60 gramos de bicarbonato de sodio. Repetir varias veces el día.
  • Aplicar una loción, gel o crema hidratante en la piel para aliviar el dolor.
  • Tomar agua para evitar la deshidratación.
  • En caso de que haya ampollas no se deben romper, sino limpiar con agua y jabón. Luego, aplicar un ungüento y cubrir con una venda.
  • Con el paso del tiempo la piel se empieza a escamar y lo correcto es tratarla suavemente.
  • Tomar un medicamento que ayude a evitar la picazón en la piel. “Un antihistamínico oral como la difenhidramina”, detalla Mayo Clinic.
  • Utilizar una crema corticosteroides de venta libre.
  • Proteger la zona afectada de la exposición solar.
  • Evitar la aplicación de productos los cuales su nombre termine en “caína”, como benzocaína. “Estas cremas pueden irritar la piel o causar una reacción alérgica. La benzocaína se ha relacionado con una enfermedad poco frecuente aunque potencialmente mortal que disminuye la cantidad de oxígeno que la sangre puede transportar (metahemoglobinemia). No uses benzocaína en niños menores de dos años sin la supervisión de un profesional de la salud. Si eres un adulto, nunca uses más de la dosis recomendada y considera hablar con el médico antes de usarla”, apuntan los expertos de Mayo Clinic.

¿Cómo proteger la piel de la exposición solar?

La protección es la clave para prevenir los daños cutáneos. Se debe evitar, lo máximo posible, la exposición a los rayos solares. Aunque realizar esto en la rutina diaria puede ser una tarea complicada, los expertos de Medline Plus recomiendan algunas soluciones para su cuidado.

  • Evitar la exposición al sol es el paso más importante para la prevención de los signos del envejecimiento y el desarrollo de problemas en la piel.
  • La exposición debe evitarse durante las 10:00 a. m., hasta las 4:00 p. m., debido a que en ese horario los rayos solares UV se intensifican.
  • Se debe usar protector solar (fotoprotector) incluso en los días donde, aparentemente no hay sol. También se recomienda su aplicación diaria, aunque no se exponga la piel directamente a la luz solar. Las pantallas como las tabletas, celular y computadores también afectan la salud cutánea.
  • No utilizar lámparas o máquinas para broncearse. Existen algunas empresas estéticas que cuentan con este servicio, pero la verdad es que exponerse a estos procedimientos, al menos 15 minutos, es igual de peligroso que estar expuesto a un día de sol.
  • Es importante tener en cuenta que en los lugares donde hay mayor altitud, más rápido se quema la piel.
  • Las gorras, sombreros, gafas y las sombrillas son aliados para la protección contra los rayos solares.