alergia
En algunos casos los síntomas de las alergias pueden ser leves y en otros graves, poniendo en riesgo la vida. - Foto: Getty Images/Image Source

vida moderna

Queso: los síntomas que indican que se es alérgico

Es importante prestar atención para evitar complicaciones de salud.

Las alergias alimentarias ocurren como una reacción del sistema inmunitario luego de haber consumido un alimento en específico. En algunos casos los síntomas pueden ser leves y en otros graves, poniendo en riesgo la vida.

Los síntomas de una alergia incluyen:

  • Hormigueo o picor en la boca.
  • Urticaria, comezón o eccema.
  • Hinchazón de los labios, la cara, la lengua y la garganta o de otras partes del cuerpo.
  • Sibilancias, congestión nasal o dificultad para respirar.
  • Dolor abdominal, diarrea, náuseas o vómitos.
  • Mareos, aturdimiento o desmayos.

Cuando la reacción alérgica es grave se produce anafilaxia. Es importante que en caso de presentar se pida ayuda médica urgente, para evitar un coma o la muerte. Los síntomas son:

  • Constricción y opresión de las vías respiratorias.
  • Inflamación o sensación de un nudo en la garganta que dificulta la respiración.
  • Choque debido a un descenso abrupto de la presión arterial.
  • Pulso acelerado.
  • Mareos, aturdimiento o pérdida del conocimiento.

Según indica Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, cualquier alimento puede provocar una reacción alérgica. Las más comunes son:

  • Los huevos (principalmente niños).
  • La leche (personas de todas edades).
  • La leche (personas de todas edades).
  • Los maníes (personas de todas las edades).
  • Los mariscos, como camarón, cangrejo y langosta (personas de todas las edades).
  • La soya o soja (principalmente niños).
  • Las nueces de árbol (personas de todas las edades).
  • El trigo (principalmente niños).

En algunos casos las personas suelen confundir intolerancia alimentaria con alergia alimentaria. La primera es leve y no involucra al sistema inmunitario.

La alergia al queso ocurre al entrar en contacto con componentes químicos, proteínas y moho presentes en el alimento. Frente a esto, el organismo produce más histaminas, que producen síntomas como inflamación de la piel, en los ojos, etc.

El queso tiene diferentes componentes a los que las personas pueden ser alérgicas. A continuación Mundo Deportivo explica cada uno de ellos.

  • “La lactosa: los síntomas a causa de esta alergia suelen presentarse en el aparato digestivo como náuseas, diarrea y retorcijones.
  • El moho: esta es una de las causas más comunes de alergia al queso. Los síntomas principales se ubican en la boca, garganta, lengua y labios.
  • Las proteínas alergénicas: los síntomas pueden presentarse en la piel, en el aparato digestivo y en el aparato respiratorio.
  • La tiamina: este componente está presente en los lácteos fermentados. Los síntomas que se pueden manifestar son irritación en los ojos, piel y dolor de cabeza”.

Alergia al sol

De acuerdo con expertos de Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación, la alergia al sol es un término utilizado para referirse a diferentes enfermedades que producen sarpullido en la piel, luego de haber estado expuesta al sol.

En casos leves, la alergia al sol desaparece sin ningún tipo de tratamiento. En otros, sí puede que se requiera de un tratamiento con cremas o pastillas. “Los casos leves de alergia al sol pueden desaparecer sin tratamiento. Los casos más graves pueden requerir tratamiento con cremas o pastillas esteroides. Las personas que tienen una alergia al sol grave pueden necesitar tomar medidas preventivas y usar ropa que las proteja”, indica la entidad de salud.

La piel afectada por la alergia puede verse de diferentes formas. Algunos de los signos pueden incluir:

  • Enrojecimiento.
  • Picazón o dolor.
  • Pequeños bultos que pueden convertirse en manchas elevadas.
  • Descamación, costras o sangrado.
  • Ampollas o ronchas.
  • Estos signos suelen aparecer luego de minutos o varias horas de la exposición solar.

En caso de presentar estos signos, lo recomendable es consultar a un médico para recibir la atención profesional adecuada y evitar complicaciones en la zona afectada.