Expertos señalan que la infusión de hierba de sapo ayuda a reducir los niveles altos de triglicéridos y colesterol. Foto: Gettyimages.
Diversas infusiones son ideales para reducir los niveles de lípidos de las arterias. Foto: Gettyimages. - Foto: Foto Gettyimages

salud

Remedios herbales para bajar el colesterol, limpiar las arterias y reducir los triglicéridos

Ofrecen propiedades antioxidantes y depurativas que evitan que estas grasas se acumulen y el cuerpo las elimine.

Tanto el colesterol como los triglicéridos son lípidos importantes para el normal funcionamiento del organismo. Información del instituto Mayo Clinic explica que el primero se usa para construir células y ciertas hormonas; mientras los segundos, almacenan las calorías no utilizadas y proporcionan energía al cuerpo.

En sus niveles justos estas dos sustancias no causan complicaciones al cuerpo, pero si se elevan aumentan el riesgo de que las personas padezcan de afecciones cardíacas. La Fundación Española del Corazón, asegura que para mantener estas grasas en rangos aceptables es importante seguir una alimentación que sea baja en grasa saturada e incluir en la dieta alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados, como el aceite de oliva y aquellos en los que predominen los ácidos grasos omega-3.

“Es conveniente recordar que para una alimentación equilibrada y saludable se deben incorporar al menos cinco raciones de frutas y verduras al día, ya que son una buena fuente de fibra y antioxidantes naturales. Las legumbres también son buen recurso porque son pobres en grasas, aportan proteínas vegetales de mediano valor biológico, carbohidratos complejos y fibra soluble”, precisa.

La dieta para bajar tanto los triglicéridos como el colesterol debe evitar los azúcares simples, la fructosa y, sobre todo, el alcohol. También se debe limitar el consumo de tabaco, controlar el peso, realizar actividad física y los niveles de azúcar en la sangre.

En el marco de una dieta saludable, es posible incluir remedios caseros elaborados a partir de hierbas o plantas, que por sus propiedades ayudarían a controlar el nivel de estos lípidos y limpiar las arterias evitando el desarrollo de afecciones relacionadas con el corazón. Estas son algunas de ellas.

Alcachofa

Esta planta tiene propiedades depurativas de la sangre y contiene ácidos en su composición que reducen el exceso de colesterol en la sangre, además de disminuir la presión arterial y prevenir la aterosclerosis, que es la acumulación de placas en las arterias.

Para preparar una infusión, según el portal de salud Tua Saúde, se agregan de cinco a seis gramos de hojas de alcachofa en un litro de agua hirviendo. Se deja reposar durante cinco minutos, se cuela y se bebe dos o tres tazas al día antes de las comidas principales.

La citada fuente asegura que esté té no debe ser ingerido por personas que tienen obstrucción del conducto biliar, durante el embarazo y la lactancia materna, aquellas que sufren de hipertensión o enfermedades cardíacas y por niños con menos de 12 años.

Té verde

Por sus efectos antioxidantes, este tipo de té reduce la oxidación del colesterol y protege las arterias. Además es diurético y ayuda a combatir la obesidad, precisa el portal Saber Vivir, de España. Para obtener sus beneficios se prepara una infusión con una cucharada sopera de hojas y una taza de agua hirviendo. Se mezcla, se deja reposar, se cuela y la recomendación es beberla al menos dos o tres veces al día.

Cúrcuma

Esta especia tiene un compuesto bioactivo llamado curcumina, sustancia que ayuda a bajar los niveles de colesterol debido a su acción antioxidante y ejerce un efecto cardioprotector. Para elaborar una bebida se adiciona una cucharadita de polvo de cúrcuma en 150 mililitros de agua hirviendo, se deja reposar durante unos 10 minutos y se beben hasta tres tazas al día entre las comidas.

Cardo mariano

Aunque es recomendado como una opción para el hígado, por su efecto antioxidante, puede ser ideal para ayudar a eliminar las toxinas que el cuerpo no necesita y limpiar con ello las arterias, indica el portal Gastrolab, de México.

Diente de León

Esta planta, además de tener propiedades depurativas, posee la capacidad de aumentar la secreción de bilis. Esta sustancia es necesaria para la digestión ya que junto con las enzimas son las encargadas de descomponer todas las grasas en los ácidos.

Por lo tanto, se dice que esta es una planta que ayuda a limpiar especialmente el hígado y, en consecuencia, sirve para tratar una de las afecciones más habituales cuando se tiene los triglicéridos altos, el hígado graso. Lo ideal es tomarlo en infusión.