vida moderna

Remedios naturales para aliviar el dolor muscular y combatir la fibromialgia

Estudios han demostrado que las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar fibromialgia.


La fibromialgia es un trastorno caracterizado por dolor musculoesquelético generalizado acompañado por fatiga y problemas de sueño, memoria y estado de ánimo, de acuerdo con Mayo Clinic, entidad sin ánimo de lucro dedicada a la práctica clínica, la educación y la investigación.

Además, puede generar dolor muscular que puede comprometer a uno o más de un músculo.

Por ello, el portal Nuevas Evas reveló que el remedio natural para aliviar el dolor muscular y combatir la fibromialgia es con un “tratamiento nutricional que consiste en una alimentación antiinflamatoria, rica en antioxidantes”.

Así las cosas, se debe consumir:

- Melón cantalupo.

- Frutas y jugos de cítricos, como las naranjas y toronjas (pomelos).

- Kiwi.

- Mango.

- Papaya.

- Piña.

- Fresas, frambuesas, moras y arándanos.

- Sandía o melón.

- Brócoli, coles de Bruselas y coliflor.

- Pimientos rojos y verdes.

- Espinaca, repollo, nabos verdes y otras verduras de hoja.

- Papa o patata blanca y la dulce (camote).

- Tomates y su jugo.

- Calabaza.

  • Vitamina E: es un antioxidante, conocida también como tocoferol. Ayuda al cuerpo a formar glóbulos rojos y a utilizar la vitamina K. Se encuentra en los siguientes alimentos:

- Aceites vegetales de maíz (como los aceites de germen de trigo, girasol, cártamo, maíz y soya).

- Nueces (como las almendras, el maní y las avellanas).

- Semillas (como las semillas de girasol).

- Hortalizas de hoja verde (como las espinacas y el brócoli).

  • Betacaroteno: Se convierte en vitamina A en el cuerpo y está presente en:

- Zanahorias.

- Frutas cítricas.

- Vegetales de hoja verde oscura.

  • Selenio: ayuda a su cuerpo a producir proteínas especiales, llamadas enzimas antioxidantes. Estas participan en la prevención del daño celular. Está presente en:

- Mariscos.

- Carne, carne de ave, huevos y otros productos lácteos.

- Pan, cereales y otros productos derivados de cereales.

De otro lado, otra recomendación es realizar ejercicio y existen varias actividades que ayudan a minimizar los síntomas de forma natural como, por ejemplo, la yoga, ya que es una práctica para todos los públicos, debido a que cuenta con movimientos y posturas para todas las personas, además, según un estudio realizado por el sociólogo Ronald C. Kessler, profesor en la Universidad Harvard Medical School de Massachusetts, la práctica habitual de yoga reduce el estado de ansiedad y estrés. Además, es un ejercicio que ayuda a mejorar la calidad del sueño.

Otro ejercicio es realizar una caminata diaria y se debe empezar caminando por 10 minutos y poco a poco se incrementa el tiempo hasta llegar a los 30 minutos diarios. Además, caminar no solo mejorará los síntomas de la fibromialgia, sino que también mejora el estado cardiovascular, fortalece los huesos y los músculos, aumenta los niveles de energía, mejorar el estado de ánimo, la cognición, la memoria y el sueño y mejora el equilibrio y la coordinación.

Pero, hay que señalar que al principio, el ejercicio puede incrementar el dolor. No obstante, si se hace de forma progresiva y regular, los síntomas suelen disminuir. Un fisioterapeuta puede ayudar a elaborar un programa de ejercicios en el hogar. También son útiles el estiramiento, la buena postura y los ejercicios de relajación.

No obstante, la información antes dada de ninguna manera sustituye la asesoría médica y por ello lo primero que hay que hacer es consultar a un experto de la salud para que sea este quien guíe el proceso e indique qué es lo más adecuado para cada persona.