vida moderna

Riñones: cómo depurarlos naturalmente con una alimentación saludable

Estos órganos también se encargan de producir hormonas que regulan la presión arterial o controlan la cantidad de glóbulos rojos.


Los riñones son órganos que tienen la función de limpiar la sangre de sustancias que pueden ser nocivas para el organismo a través de la orina, además de regular los líquidos del cuerpo. Para el cuidado de estos órganos los expertos aconsejan hacer una limpieza de manera sencilla y natural.

En el portal Mejor con salud aconsejan una depuración de una semana que se puede hacer una o dos veces durante el año.

Lo primero que aconsejan los expertos es evitar consumir los siguientes alimentos durante esa semana que se hace la limpieza.

  • Leche y derivados lácteos.
  • Carne, especialmente roja y embutidos.
  • Marisco.
  • Azúcar blanco.
  • Sal refinada o de mesa.
  • Bebidas alcohólicas.
  • Café.
  • Tabaco.

En el mencionado portal también aconsejan realizar esta limpieza sin estar tomando medicamentos, al igual que se debe consultar con el médico.

La infusión de cola de caballo con piña es ideal para este proceso depurativo. El primer ingrediente se debe hervir 10 minutos y reposar otros cinco, por su parte, la piel de la piña hay que hervirla durante 20 minutos y reposar otros 10 minutos aproximadamente.

La dieta saludable que recomiendan los especialistas debe comenzar con un desayuno que puede estar compuesto por un batido de frutas y bebida vegetal de avena o arroz.

Para el almuerzo se puede consumir un caldo de cebolla, el cual puede estar acompañado por las siguientes opciones:

  • Arroz integral y legumbres
  • Carne blanca y ensalada
  • Pescado y verduras a la plancha
  • Cereal (mijo, quinoa, avena) con salsa pesto (albahaca fresca, piñones o nueces, ajo, aceite y una pizca de sal marina, todo bien triturado)
  • Tortilla y guacamole con tostaditas de arroz o maíz
  • Pasta integral con champiñones y guisantes
  • Ensalada de tomate, rúcula, aguacate, pepino, frutos secos, maíz, olivas y huevo duro con tostadas de pan integral.

Crema de verduras (col, puerro, zanahoria, calabaza, calabacín, cebolla) es la preparación ideal para la cena.

Para las meriendas a media mañana y en la tarde se puede consumir fruta o frutas secas , como los dátiles, ciruelas y orejones.

Los riñones también son importantes para el organismo pues producen hormonas que regulan la presión arterial o controlan la cantidad de glóbulos rojos.

También es vital entender la relación que tienen los riñones con el corazón, por esta razón, se debe proteger el riñón controlando el colesterol, el cual es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

Los riñones cumplen una importante función para el organismo como eliminar toxinas. Foto: GettyImages.
Los riñones cumplen una importante función para el organismo como eliminar toxinas. - Foto: Gettyimages

Para controlar el colesterol hay que reducir en la dieta los alimentos ricos en grasas saturadas (carnes rojas, lácteos enteros). Asimismo es un factor indispensable para controlar los niveles de colesterol aumentar el consumo de grasas insaturadas (pescado azul, frutos secos...). De acuerdo a los expertos en el sitio web Saber vivir, el “aceite de oliva virgen extra sube el colesterol bueno (HDL)”.

Los riñones cumplen con la función de limpiar la sangre de desechos para expulsarlos a través de la orina, y uno de los principales es la urea, la cual se forma de la descomposición de las proteínas, por esta razón se recomienda no exceder en el consumo de proteínas.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “solo el 10-15 % de las calorías diarias deben proceder de las proteínas. Carnes rojas, lácteos enteros y huevos son ricos en ellas”, así lo cita Saber vivir.

El consumo de fruta es otra opción para depurar los riñones, una de las que sugieren en el portal Mundo Deportivo es la sandía. Esta fruta está conformada en gran parte por agua, también tiene propiedades depurativas y diuréticas y es muy “rica en antioxidantes, protectores de algunas sustancias tóxicas que pueden afectar al riñón”.