vida moderna

Seis recomendaciones de nutricionistas para personas con diabetes

Siempre es necesario consultar con un especialista de la salud, antes de cambiar los hábitos alimenticios cuando se tiene esta afección.


Según el Ministerio de Salud, tres de cada 100 colombianos tiene diabetes. Sin embargo, se estima que el número real es mucho más elevado y una de cada 10 personas en Colombia sufre de esta enfermedad. Esto se debe a que casi la mitad de los individuos con esta patología no saben que están enfermos.

La diabetes es una enfermedad crónica caracterizada por una concentración anormalmente alta de glucosa o azúcar en la sangre. Se produce porque existe una carencia o una mala utilización de la insulina, hormona producida por el páncreas, indispensable para transformar la glucosa de los alimentos que se comen en energía.

“En la actualidad la diabetes es una de las principales causas de fallecimiento en personas entre los 30 y los 70 años, y favorece la aparición de infartos del corazón, trombosis cerebral, amputaciones de las extremidades inferiores y deterioro de la función del riñón, hasta el punto en que las personas pueden necesitar diálisis para continuar viviendo”, explica el Ministerio de Salud.

Se diagnostica o se confirma diabetes cuando en una muestra de sangre en ayunas la glucosa se encuentra en un valor mayor a 126 miligramos por decilitro (mg/dl). Así mismo, un valor de glucosa en sangre posterior a la ingesta de 75 gramos de glucosa, mayor a 199 mg/dl, también podría derivar en el diagnóstico de diabetes.

Esta enfermedad, además del tratamiento médico, es posible regularla con actividad física y una alimentación balanceada. Por lo anterior, el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales de Estados Unidos dio algunas recomendaciones nutricionales para quienes sufren esta afección.

1. La clave en la diabetes es consumir una variedad de alimentos saludables de todos los grupos, en las cantidades establecidas en un plan de alimentación. Los grupos de alimentos son: verduras, frutas, granos, proteínas y lácteos descremados o bajos en grasas.

2. Los alimentos y bebidas que hay que limitar incluyen: alimentos fritos; alimentos con alto contenido de sal; dulces y helados; y bebidas con azúcares agregados. Si se toma alcohol, hay que hacerlo con moderación. Esto quiere decir, no más de un trago al día si es mujer o dos tragos al día si es hombre.

3. Algunas personas con diabetes tienen que comer casi a la misma hora todos los días. Otras pueden ser más flexibles con el horario de sus comidas. Dependiendo de las medicinas para la diabetes o el tipo de insulina que use, es posible que se tenga que consumir la misma cantidad de carbohidratos todos los días a la misma hora. Si se usa insulina “a la hora de comer”, los horarios de comidas pueden ser más flexibles.

4. Consumir la cantidad adecuada de alimentos también ayudará a manejar la glucemia y el peso. El equipo de atención médica puede ayudar a definir cuánta comida y cuántas calorías deben consumirse cada día.

5. Existen dos métodos que se usan con frecuencia para ayudar a planificar cuánto comer si se tiene diabetes. Son el método del plato y el conteo de carbohidratos (también llamados hidratos de carbono). Hay que consultar con el equipo de atención médica sobre el método que más le convenga a cada persona.

6. Para quienes tienen sobrepeso es necesario adelgazar. Para ello, se aconseja consumir menos calorías y reemplazar los alimentos menos saludables por alimentos bajos en calorías, grasas y azúcar.