vida moderna

Semillas de linaza: sus beneficios para regular el colesterol malo y otras propiedades

Estas características le confieren un lugar dentro de la alimentación.


La alimentación humana es diversa en ingredientes, muchos de ellos con propiedades poco conocidas, pero que se consideran beneficiosas para la salud. Tal es el caso de las semillas de lino o linaza, las cuales no son tradicionales dentro de la dieta y, sin embargo, pueden tener múltiples ventajas su consumo.

De acuerdo con lo indicado por la guía de alimentos del portal Cuerpo Mente, como otras semillas, las de linaza gozan de grasas saludables, como el omega-3, las cuales se ha demostrado son idóneas para mantener el cuerpo sano.

Es así como han ganado mayor popularidad en las cocinas, por sus cualidades favorables para la salud, entre las que se destaca el mejoramiento del tránsito digestivo. Pero además, detallan desde Infosalus, se ha determinado que las semillas de linaza también son una fuente fibra soluble, de ahí provienen tantos otros beneficios que se le han conferido.

También puede ser de interés...

Al respecto, también señalan desde el referido portal, estas propiedades no son ‘milagrosas’ ni buenas por sí solas, como se suele pensar, sino que su consumo debe estar acompañado por otros hábitos saludables.

Entre otras características se destaca su contenido rico en vitaminas de la familia de las B, como la B1, cuyos efectos positivos sobre el organismo son variados. De acuerdo con el portal Cuerpo Mente, el complejo B es empleado sobre todo para proteger el buen estado de órganos vitales para el cuerpo como el corazón. Además, dicho micronutriente “participa en los procesos de producción de energía a partir de los alimentos”, añaden.

¿Cómo ayudan las semillas al corazón?

El corazón es, junto al cerebro, uno de los órganos esenciales que permiten la vida; por ello, los médicos resaltan la importancia de prevenir el desarrollo de afecciones que pongan en riesgo la salud. En esto, la alimentación juega un rol fundamental, debido a que los nutrientes que se obtienen a partir de ella son necesarios para su buen desempeño.

Algunas investigaciones han referido las propiedades de las semillas de lino para regular los niveles de colesterol malo en la sangre. Según señala el portal Cuerpo Mente, hay estudios que han indicado que la ingesta de este ingrediente puede disminuir hasta en un 13 % la cantidad de colesterol en el organismo, favoreciendo a su vez el sistema circulatorio, cuyo motor principal es el corazón.

Semillas
Algunas investigaciones han referido las propiedades de las semillas de lino para regular los niveles de colesterol malo en la sangre - Foto: Getty Images

“Un ensayo canadiense sugiere que el efecto anticolesterolémico resulta especialmente pronunciado en las personas jóvenes”, añaden.

Entre otros beneficios, desde Mayo Clinic detallan que a su consumo se le otorga un efecto beneficiosos para mejorar afecciones estomacales, tales como el estreñimiento.

¿Cómo se puede incluir en la alimentación?

Puede ser que una de las razones por las que las semillas no son típicamente incluidas dentro de la alimentación es por no saber cómo prepararlas o en qué recetas utilizarlas. En general, estas se pueden añadir casi que como especias a las comidas, siendo un acompañante ideal de granolas o platos de fruta.

De acuerdo con el portal unCÓMO, una manera de integrar las semillas de lino a la alimentación es para aportarle textura las comidas, por ejemplo, en el caso de ensaladas o cremas. Esto les aporta un “toque crujiente”, detallan desde el portal.

Asimismo, se pueden agregar a las bebidas desintoxicantes que se preparan a base de ingredientes naturales, puesto que, como indican desde el referido medio, estas contribuyen a mejorar la digestión y con ello la depuración del organismo.

Cabe decir que de ninguna manera este artículo sustituye una recomendación médica profesional, por lo que se aconseja acudir ante un especialista previo a realizar cualquier cambio en la alimentación, considerando las condiciones de salud particulares.