Tendencias
Moringa
Todas las partes del árbol de moringa -corteza, vainas, hojas, nueces, semillas, tubérculos, raíces y flores- son comestibles. - Foto: Getty Images

vida moderna

Semillas de moringa: así se deben consumir para adelgazar naturalmente

Lo ideal es complementar su consumo con una dieta saludable y ejercicio constante.

El árbol de moringa puede ser aprovechado en su totalidad, ya que su fruto, la semilla, raíz, corteza, hojas y ramas, aportan sustancias benéficas para el organismo.

Actualmente es de consumo tanto humano como animal. Las hojas pueden ingerirse en verde o bien deshidratadas, molidas y encapsuladas. Además, de la semilla también puede extraerse aceite.

Otras características especiales de la moringa

  • Las hojas de la moringa son ricas en proteínas, vitamina A, vitamina B y vitamina C. El consumo de esta hoja se recomienda mucho para mujeres embarazadas y lactantes y niños pequeños.
  • Todas las partes del árbol de moringa -corteza, vainas, hojas, nueces, semillas, tubérculos, raíces y flores- son comestibles.
  • Esta planta funciona como alimento para agregar a las ensaladas, cuando hay pocos alimentos disponibles.
  • Su crecimiento es rápido y es un árbol resistente a las temporadas de sequía.
  • La moringa tiene calcio, potasio, hierro, magnesio, fósforo y zinc.
  • Los productos hechos a base de moringa son muy buenos para la salud a largo plazo de las personas. Tienen propiedades antibióticas, antiespasmódicas, antiulcerosas, antiinflamatorias, hipocolesterolémicas e hipoglucémicas, según la misma Universidad.

Por otro lado, según el portal especializado Ya Salud las semillas de la moringa contribuyen a bajar de peso pues funcionan como depurativo natural, regulan el tránsito intestinal, provocan sensación de saciedad, ayuda al organismo en la conversión de grasas en energía, acelera el metabolismo y, son bajas en calorías.

Una de las formas de consumirlas para bajar algunos kilos es pelar las semillas hasta dejar su centro blanco al descubierto, luego, es posible consumirla como cápsulas o en la comida como guisantes.

Así mismo, una de las formas más tradicionales de consumir la moringa es en té. Para ello, se pone una taza de agua al fuego y cuando esté a punto de ebullición se añaden tres cucharaditas de hojas secas, se retira del fuego, se deja reposar durante cinco minutos. Luego se cuela y se endulza con miel al gusto.

La recomendación es no hervir las hojas de moringa para que no pierdan los nutrientes. Esta es una bebida que se puede consumir en cualquier momento del día ya que no tiene cafeína ni estimulantes. Sin embargo, los expertos recomiendan no excederse en el consumo con la idea de adelgazar. Lo mejor es acompañar su ingesta con una dieta balanceada y alguna actividad física para obtener resultados.

¿Qué personas no deben consumir moringa?

No es recomendable consumirla por un periodo que supera las dos o tres semanas y más cuando no existe el acompañamiento de un médico mientras se consume. Entre los efectos secundarios que se pueden tener al consumir este producto se encuentran algunos como diarreas, náuseas y vómitos.

Además, en ningún caso se aconseja ingerir la raíz de moringa ni sus derivados, puesto que contienen sustancias tóxicas que podrían provocar complicaciones tales como parálisis.

Las mujeres embarazadas deben evitar consumirla ya que puede generar complicaciones con el feto e incluso puede provocar un aborto. Algunos portales mencionan que este producto puede aumenta la producción de leche mater; sin embargo, es mejor siempre consultar con el médico tratante antes de ingerirla.

Aquellas personas que padecen algún problema de tiroides deben abstenerse de su consumo, pues se considera que interactúa con las hormonas tiroideas. Y aquellos pacientes que tienen algún problema renal o hepático también es mejor que consulten con el médico antes de probar la moringa, pues no hay evidencia científica alguna que indique si es beneficiosa o no contra estos problemas de salud.