Menopausia
Los sofocos son uno de los principales síntomas que se presentan durante la menopausia. - Foto: Getty Images

salud

Sofocos por menopausia: estos son los mejores jugos para controlarlos

Los sofocos se presentan con mayor intensidad durante las horas de la noche.

La menopausia es un proceso biológico natural. Es el momento que marca el final de los ciclos menstruales y se diagnostica después de que transcurren doce meses sin que la persona tenga un período menstrual.

Estos cambios se producen porque los ovarios de la mujer dejan de producir las hormonas conocidas como estrógeno y progesterona, según indica la biblioteca médica Medline Plus.

Antes y en el momento en que la menopausia hace su aparición, la mujer empieza a experimentar una serie de señales que pueden presentarse de forma diferente entre unas y otras. Por ejemplo, se pueden comenzar a registrar períodos menstruales irregulares, sequedad vaginal, escalofríos, sudores nocturnos, problemas de sueño, cambios en el estado de ánimo, aumento de peso y metabolismo lento, afinamiento del cabello y piel seca y pérdida de volumen en los senos.

Los signos y síntomas, incluidos los cambios en la menstruación, pueden variar entre mujeres. Por ejemplo, no menstruar algún mes durante la perimenopausia (periodo antes de la menopausia) es una situación muy frecuente.

El instituto de investigaciones Mayo Clinic indica que los períodos menstruales suelen saltarse un mes y regresar, o saltarse varios meses y luego comenzar ciclos mensuales nuevamente durante unos meses. Los períodos también suelen tener ciclos más breves, por lo tanto, son más seguidos.

MENOPAUSIA
El proceso de cambios hormonales en la menopausia puede generar sudoración excesiva. - Foto: Getty Images

Uno de los síntomas más frecuentes cuando llega el periodo de la menopausia son los sofocos y para atenuar el malestar que los mismos generan existen algunos jugos que pueden ayudar.

Fresas y tufu

El portal Mejor con Salud indica que esta es una bebida rica en fitoestrógenos, los cuales contribuyen a contrarrestar la disminución en la producción de estrógenos a los que la mujer se enfrenta durante la menopausia. Además, es rico en antioxidantes, proteínas vegetales y nutrientes esenciales que minimizan el riesgo de enfermedades, al tiempo que controlan la sudoración.

Para preparar este alimento se requiere de cinco fresas grandes, 50 gramos de tofu y medio vaso de agua. Se lavan bien las fresas y se ponen en la licuadora con los demás ingredientes y ya quedará listo para consumir. Se consume dos o tres horas antes de ir a dormir para evitar los sofocos durante la noche.

Espinaca y tomate

Esta mezcla contiene bioflavonoides, calcio y vitaminas esenciales. Mejor con Salud indica que este es un buen remedio para frenar los sofocos y otros síntomas propios de los descontroles hormonales. Así mismo, su ingesta fortalece el sistema inmunitario, reduce la acción negativa de los radicales libres y fortalece la salud ósea.

Para preparar la bebida se necesita un manojo de espinacas y dos ramas de apio, un tomate grande, un manojo pequeño de perejil, dos zanahorias y un vaso de agua. Se lavan bien todos los ingredientes y se pelan y trocean las zanahorias y el tomate y se agrega todo en la licuadora. Luego se procesa durante unos minutos y, tras obtener una bebida homogénea, se consume en el menor tiempo posible.

Yogur, piña y semillas de linaza

Esta bebida le aporta al cuerpo importantes cantidades de vitamina E, al igual que ácidos grasos esenciales y proteínas de alta calidad que previenen el desarrollo de enfermedades durante esta etapa. Realiza un gran aporte de calcio, enzimas y omega-3 que ayudan a equilibrar la actividad de las hormonas controlando la sudoración.

Se utilizan tres rodajas de piña, dos cucharadas de semillas de lino y un yogur natural. Antes de efectuar la preparación se deben moler las semillas con un molinillo y luego sí se mezclan los ingredientes en la licuadora, hasta obtener una bebida homogénea, que puede consumirse una vez al día.

Según el portal de bienestar y salud Tua Saúde, durante la menopausia se deben consumir alimentos ricos en vitaminas C y E. La primera ayuda a fortalecer el sistema inmune, además de poseer beneficios para la piel, pues facilita la cicatrización y permite la absorción de colágeno en el organismo, una proteína que le da estructura, firmeza y elasticidad a la piel. El kiwi, fresa, naranja, pimentón, papaya, guayaba, melón y mandarinas, entre otros, la contienen.

Por su parte, la vitamina E ayuda a mejorar la salud de la piel, evitando el envejecimiento prematuro y el surgimiento de arrugas, y también mantiene la integridad de las hebras del cabello, favoreciendo su hidratación.