Estudio realizado en la Universidad de Duke en Estados Unidos encontró que la cafeína presente en el café y en el té, se enfrentan a las grasas almacenadas en las células del hígado. Foto: Getty images.
El cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

vida moderna

Té verde para frenar la artrosis y regenerar el cartílago desgastado: así se puede consumir

El cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento.

Actualmente, existen remedios naturales que sirven para el uso exclusivo de fortalecer los ligamentos y los cartílagos, ya que los mismos se pueden desgastar con el tiempo y producir dolor, e incluso dificultar la realización de algunos movimientos.

En cuanto a los cartílagos, en concreto, son tejidos conectivos elásticos que revisten las articulaciones y les permiten moverse sin problemas. Existen tres tipos: hialino, que es el más abundante en el organismo; fibroso, ubicado en donde se insertan los ligamentos y los tendones, y elástico, presente en la laringe, el oído y la epiglotis, según el portal Mejor con Salud.

La zona más comprometida suele ser la de las rodillas, ya que estas deben soportar todo el peso del cuerpo, aunque también se resienten los hombros, la cadera, las muñecas o los talones.

El cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento. También puede conducir a daños articulares y deformidad, según el portal especializado en salud MedlinePlus.

Por otro lado, de acuerdo con la Unidad Ortopédica de Colombia, no se ha podido establecer una causa única para el desarrollo de la artrosis. Sin embargo, sí existen factores que pueden aumentar su riesgo. Entre ellos están:

De otra parte, los cartílagos son tejidos conectivos elásticos que revisten las articulaciones y permiten su movimiento sin problemas. El portal Mejor con Salud señala que hay tres tipos:

  • Hialino: el más abundante en el organismo.
  • Fibroso: en donde se insertan los ligamentos y los tendones.
  • Elástico: presente en la laringe, el oído y la epiglotis.

El cartílago está compuesto por matriz extracelular y por unas células conocidas como condrocitos. Estas características hacen que el tejido cartilaginoso pueda unir los huesos y darles movilidad, “ya que se encuentra cubriendo los extremos de las articulaciones de zonas como las rodillas”, explican en el portal unCOMO.

Los especialistas en el portal Mayo Clinic señalan que, además del dolor de rodilla, las personas con el cartílago de la rodilla desgastado pueden presentar síntomas como “inflamación y rigidez, crujidos de rodilla, debilidad, enrojecimiento y dificultad para doblar la rodilla”.

Los expertos señalan que la zona más comprometida suele ser las rodillas, pues estas deben soportar todo el peso del cuerpo, aunque también se pueden resentir los hombros, las muñecas o los talones.

Tanto los cartílagos como los ligamentos se pueden ver afectados por diferentes condiciones y situaciones, en Mejor con salud señalan que pueden ser:

  • Envejecimiento.
  • Enfermedades degenerativas, como artritis.
  • Obesidad o sobrepeso.
  • Ejercicio físico en exceso.
  • Lesiones.
  • Movimientos repetitivos.
  • Transporte de objetos pesados.

El cartílago lesionado, inflamado o dañado puede causar síntomas como dolor y limitación del movimiento. También puede conducir a daños articulares y deformidad, según el portal MedlinePlus.

En ese sentido, una opción para tratar estos síntomas parece ser el consumo de té verde, pues los antioxidantes de esta bebida pueden ayudarían a contrarrestar la inflamación que ocurre con los diferentes tipos de artritis. Como bebida, es una opción más saludable que algunos cafés, sodas y otras bebidas endulzadas, mientras no se le agregue azúcar, precisa Healthline.

Además, se utiliza para combatir la inflamación y el dolor, dos síntomas muy comunes de la artritis reumatoide.

Adicionalmente, su consumo regular impulsa el fortalecimiento de los huesos y las articulaciones, pues entre sus componentes tiene una sustancia que bloquea la enzima que destruye el cartílago.