Tendencias
Si se perciben los síntomas de la cistitis se recomienda consultar con un médico.
Si se perciben los síntomas de la cistitis, se recomienda consultar con un médico. - Foto: Getty Images/iStockphoto

vida moderna

Tratamientos caseros para aliviar la cistitis

Ante la necesidad de orinar, es indispensable ir de inmediato al baño y no dejar que pase un tiempo prolongado aguantando.

La cistitis es la hinchazón de la vejiga, que puede ser causada por infecciones, provocando dolores intensos, impactando de manera negativa los riñones.

Entre los signos más comunes de la cistitis se encuentran: dolores pélvicos, sangre en la orina, fiebre, y necesidad constante para orinar. Si se presentan síntomas como escalofríos, náuseas, dolores de espalda, se debe asistir de inmediato a un centro médico.

Las mujeres que tienen más riesgo de contraerla son aquellas que se encuentran en etapa de embarazo, están en la menopausia, usan diafragmas como métodos anticonceptivos y son activas sexualmente.

Es de aclarar que los hombres también son propensos a tener cistitis, siendo el agrandamiento de la próstata y las piedras en la vejiga factores de riesgo para ello.

Además, pacientes diagnosticados con diabetes, o quizá bajo un tratamiento oncológico, al tener su sistema inmune más débil, pueden ser más propensos a contraer cistitis, asegura.

Clases de cistitis

La bacteriana

La entidad de investigación americana asegura que esta se debe a que las bacterias -Escherichia coli- que se encuentran en el entorno entran y se alojan en las vías urinarias para proliferarse.

La Organización Mundial para la Salud, OMS, explica que el escherichia coli “es una bacteria presente frecuentemente en el intestino distal de los organismos de sangre caliente”.

Aunque los alimentos contaminados son los primeros causantes de esta infección, el contacto con materia fecal también incide en su desarrollo.

Entre los síntomas a resaltar de esta enfermedad se encuentran la diarrea, los calambres abdominales, la fiebre y los vómitos.

Infección urinaria y cistitis
Foto referencia cistitis. - Foto: Getty Images/iStockphoto

“Los contactos de persona a persona son una forma de transmisión importante por vía oral-fecal. Se ha informado de un estado de portador asintomático, en el que la persona no muestra signos clínicos de la enfermedad, pero puede infectar a otros”, indica la OMS.

La Clínica Mayo describe que esta enfermedad no solo es infecciosa, sino que puede ser provocada por otros agentes:

  • Química: este tipo de cistitis se debe a la interacción con aerosoles, perfumes u otros productos al que se es sensible, lo que ocasiona hinchazón en la vejiga.
  • Intersticial: también se denomina ‘síndrome de vejiga dolorosa’ y está asociado en la mayoría de los casos con las mujeres.
  • Medicamentos: tiene una relación con fármacos que son usados para las quimioterapias.

Entre tanto, el tratamiento para la cistitis que más se destaca es en el que se prescriben fármacos, sin embargo, algunos remedios caseros son útiles para aliviar sus síntomas.

Hábitos para combatir la cistitis

En un artículo de Mejor con Salud escrito por Nelton Abdon señala algunos de los hábitos que pueden tratar la cistitis:

  • Consumir agua: la frecuencia en la que se bebe líquido es proporcional con la limpieza de la vejiga, porque al orinar se expulsan las toxinas.
  • No aguantar ir al baño: ante la necesidad de orinar, es indispensable ir de inmediato al baño y no dejar que pase un tiempo prolongado aguantando.
  • No consumir bebidas alcohólicas: el sitio web citado las califica como irritantes, por lo que impactan de manera negativa las vías urinarias.
  • Buena higiene: se recomienda que haya una higiene en las partes íntimas para evitar que gérmenes provoquen la infección.
  • El calor es un buen aliado: el uso de compresas calientes en el abdomen puede ser útil para esta afección.
El ajo tiene múltiples propiedades beneficiosas para la salud.
El ajo tiene múltiples propiedades beneficiosas para la salud. - Foto: Getty Images

Remedios caseros

Los siguientes remedios no reemplazan las sugerencias y tratamientos que prescribe un doctor, por lo que se aconseja siempre consultar con un profesional. No obstante, aquí algunos remedios que pueden ser útiles:

  • Consumir durante el día dos vasos de agua con bicarbonato.
  • Beber agua de perejil.
  • Comer dientes de ajo.