Expertos indican que los cálculos renales  se pueden tratar con analgésicos y  fluidoterapia. Foto: Getty images.
Los cálculos en los riñones generan malestar y dolores intensos. - Foto: Foto Gettyimages

salud

Tres jugos naturales para eliminar los cálculos en los riñones

Estas piedras se forman especialmente si el cuerpo no está bien hidratado.

Los cálculos renales o piedras en los riñones son depósitos duros de minerales y sales que se forman a partir de calcio o ácido úrico. Estas masas pueden quedarse ahí o desplazarse hasta el uréter y, normalmente, se expulsan al orinar. En caso contrario, es posible que provoquen problemas como dificultad para expulsar la orina y dolor, precisa el portal Cinfasalud, de España.

Estas piedras tienen dimensiones milimétricas, desde las conocidas popularmente como “arenillas” o pueden alcanzar varios centímetros. Se forma solo una o varias al mismo tiempo.

Según el portal Healthline, estos cálculos se forman especialmente si el cuerpo no está bien hidratado. “Cuando los niveles de minerales son más altos, la probabilidad de que se forme un cálculo renal es mayor”, asegura la citada fuente.

Por esta razón, una de las principales técnicas para evitar que se desarrollen estas piedras es beber mucho líquido, que además ayuda a eliminar las toxinas y expulsar desechos a través del tracto urinario.

Son diversos los signos que indican la existencia de cálculos renales y la necesidad de buscar atención médica. Dentro de estas señales está un dolor extremo en la espalda o un costado que no desaparece, sangre en la orina, fiebre y escalofríos, vómitos, orina con mal olor o con apariencia turbia, sensación de ardor al orinar y orinar en pequeñas cantidades.

Mantener el cuerpo hidratado y llevar una buena alimentación baja en grasas y en sodio son de las principales estrategias para evitar o prevenir la formación de los cálculos renales, pero también se puede recurrir a la ingesta de algunos jugos naturales que por sus propiedades cumplen con este objetivo.

Sandía y limón: la sandía es una fruta especial para hidratar. Además, actúa en el sistema inmunológico previniendo daños celulares. Sus efectos diuréticos son de los mayores beneficios que le brindan al organismo; mientras que el limón contiene citrato, un compuesto que ayuda a descomponer los depósitos de calcio y retardar su crecimiento.

Para elaborar esta bebida, de acuerdo con un artículo del portal Mejor con Salud, escrito por Daniela Echeverri Castro, se requiere de tres tazas de sandía picada, un litro de agua y seis limones. Se exprimen los limones y el zumo se añade al litro de agua, se agrega la sandía y se licúa todo junto y luego estará listo para consumir.

Zanahoria y apio: información de Healthline indica que el apio tiene propiedades que ayudan a eliminar toxinas que contribuyen a la formación de cálculos renales a la vez que prepara el cuerpo para que pueda expulsar la piedra. Es un alimento rico en fibra, que ayuda a prevenir o deshacer estas piedras y, además, a combatir problemas gastrointestinales y la retención de líquidos. Por su parte, la zanahoria, además de ser fuente de fibra, es rica en carotenoides que favorecen el sistema inmune.

Para elaborar el jugo se requiere de una taza de agua, cuatro zanahorias medianas e igual número de tallos de apio. Se lavan bien los vegetales, se pela la zanahoria y se corta en trozos, al igual que el apio y luego se agrega todo en la licuadora y se mezcla hasta obtener un producto homogéneo. Lo ideal es consumirlo de inmediato.

Granada: el jugo de esta fruta se ha utilizado durante siglos para mejorar la función renal en general y ayudar a expulsar piedras y otras toxinas del cuerpo. Está lleno de antioxidantes, que permiten mantener los riñones sanos. Según la citada fuente, también disminuye el nivel de acidez en la orina y cuando este está bajo se reduce el riesgo de que se formen cálculos en el futuro.