vida moderna

Várices: tratamientos caseros para aliviar el dolor

Es más frecuente su aparición en las mujeres que en los hombres, y puede que la primera vez que aparezcan sea durante el embarazo.


Generalmente, las venas várices o arañitas aparecen en las piernas, pero pueden presentarse también en otras partes del cuerpo. Las venas varicosas (várices) son hinchadas, retorcidas y dilatadas, y se pueden ver bajo la piel. Con frecuencia son de color azul o rojo.

En contexto, las válvulas unidireccionales en las venas de las piernas mantienen el flujo de sangre hacia el corazón, Por eso, cuando las válvulas no funcionan correctamente, la sangre regresa por la vena y esta se inflama por la sangre que se acumula ahí, lo cual provoca las varices, según MedlinePlus.

Por otro lado, Cleveland Clinic señala que normalmente la sangre fluye a través de la vena en dirección hacia el corazón. Las venas varicosas se vuelven una nueva ruta para el flujo de sangre.

La sábila también es usada para regenerar la piel del rostro.
El aloe vera podría ayudar a mantener hidratada la piel y a combatir la retención de líquidos de una forma completamente natural. - Foto: Getty Images

James D. Douketis, médico del McMaster University, dice que las mismas pueden estar acompañadas de dolor y causar sensación de cansancio. Además, se desconoce la causa exacta de las várices, aunque es probable que el principal problema sea una debilidad en las paredes de las venas superficiales, que puede ser hereditaria.

Cabe resaltar que es más frecuente su aparición en las mujeres que en los hombres, y puede que la primera vez que aparezcan sea durante el embarazo, según el portal especializado en salud MSD Manuals.

3 remedios caseros efectivos para las várices

Remedio de aloe vera para el dolor en las várices

Según creencias populares, el siguiente remedio de aloe vera para las varices podría ayudar a mantener hidratada la piel y a combatir la retención de líquidos de una forma completamente natural, según el portal Mejor Con Salud.

Ingredientes

  • 1/2 litro de agua.
  • 2 pencas de aloe vera.
  • 1 zanahoria pequeña (12 g).
  • Opcional: miel.

Preparación

  • Pelar y cortar la zanahoria en rodajas.
  • A continuación, lavar y escurrir bien las rodajas.
  • Aparte, poner a hervir el agua en una olla.
  • Una vez que el agua alcance su punto de ebullición, agregar las rodajas de zanahoria.
  • Dejar que las zanahorias se cocinen durante un rato.
  • Proceder a pelar las pencas de aloe vera para extraer su gel.
  • Luego, pasarlas por el chorro de agua para limpiarlo bien de la salvia (la capa amarilla que lo recubre). Reservar en el refrigerador.
  • Una vez que las zanahorias se hayan cocido y estén blandas, apagar el fuego y dejar entibiar un poco el líquido.
  • Verter el gel de aloe vera en la olla.
  • Llevar todo a la licuadora y procesar hasta homogeneizar.
  • Servir y consumir con moderación.

Ajo para reducir las varices

  • Cuenta con propiedades antiinflamatorias, anticoagulantes y vasodilatadoras y ayuda a mejorar la circulación sanguínea.
  • Para aplicarlo hacer una pasta con dos dientes de ajo machacado y una cucharada de aceite de oliva.
  • Cuando ya esté la masa, aplicar en la zona mediante masajes durante un cuarto de hora.
  • Después retirarlo con agua tibia o fría.

Vinagre de manzana para eliminar las varices gruesas

El vinagre de manzana es uno de los productos que ayudarán a eliminar las varices gruesas, ya que ayudará a mejorar la circulación de la sangre y, por lo tanto, reducirá la presencia de las varices en la piel.

Opciones:

  • Si están localizadas en dos o tres puntos, coger tres compresas, empaparlas bien en vinagre de manzana y mantenerlas en esas zonas durante, más o menos, un cuarto de hora. Después retirar y masajearlas. Se recomienda hacerlo dos veces al día.
  • Si, por el contrario, se encuentran en varios lugares, diseminadas, optar por sumergir las piernas en un balde de agua tibia que contenga 1 vaso de vinagre de manzana y un puñado de sal gruesa. Mientras se mantienen dentro masajear suavemente (Mantentenerlas así durante media hora).