salud

Yoga: cinco posturas que ayudarán a tonificar el abdomen

Esta práctica ancestral ayuda a cambiar hábitos y actitudes que pueden estar afectando la calidad de vida.


El yoga es una base sobre la que se trabaja el autoconocimiento, la respiración, el equilibrio, la fuerza, la resistencia y la flexibilidad. Esta práctica milenaria ha seducido a muchas personas a lo largo del tiempo, porque no solo ofrece beneficios para la salud emocional, sino que aporta numerosas ventajas a la salud física.

La palabra yoga significa unión y con esta práctica ancestral que proviene de la India, se puede aprender a cambiar hábitos y actitudes que pueden estar afectando la calidad de vida. Uno de sus beneficios es el entrenamiento de distintas zonas del cuerpo, entre ellas el abdomen.

El objetivo de los ejercicios de yoga, para tonificar el abdomen, no es endurecer como tal los músculos, sino obtener mejores niveles de resistencia. Si los músculos abdominales se contraen en exceso, esto puede ocasionar lesiones musculares en la espalda, estómago y cadera, así como provocar malos hábitos en la respiración.

El portal web Cuerpomente.com ha recomendado realizar cinco posturas específicas de yoga para obtener un abdomen tonificado y saludable.

Uttanasana (La pinza de pie)

Esta postura alivia los dolores estomacales, tonifica el hígado, el bazo y los riñones; y también calma los dolores menstruales y previene la gastritis y las úlceras.

Solo debe colocarse de pie, con las piernas y las espada rectas. Después, debe inclinar el tronco del cuerpo hacia abajo, sin doblar las rodillas. Luego debe colocar los dedos y las manos en el suelo. Es importante que en esta posición se contraiga un poco el abdomen, y se inhale y exhale lentamente. Se recomienda mantener esta posición entre uno a tres minutos.

Yoga
Postura de yoga: Uttanasana (La pinza de pie) - Foto: Getty Images

Adho mukha (El perro hacia abajo)

‘El perro hacia abajo’ como comúnmente le llaman, favorece la respiración, ya que su postura produce un masaje que ayuda al buen funcionamiento del aparato digestivo. Así mismo, hacer una curvatura entre el tronco y las piernas, permite que el abdomen se contraiga y haya más resistencia.

La posición es fácil. Debe arrodillarse y colocar las manos en el suelo, estirándolas hacia adelante. Después, lentamente, debe estirar únicamente las piernas hacia arriba, formando una especie de montaña rusa. Es fundamental mantener la espalda recta, los pies completamente en el suelo y que la cabeza caiga entre los hombros.

Adho mukha
Postura de yoga: Adho mukha (El perro hacia abajo) - Foto: Foto: Pexels

Marichyasana IV (Torsión)

Esta postura masajea las vísceras abdominales, favoreciendo así el funcionamiento del hígado, páncreas, riñones, brazos e intestinos. Para realizar esta posición debe sentarse completamente recta y después doblar una rodilla hasta que llegue a la altura del pecho. Luego debe cruzar esa pierna hacia el costado donde está la otra pierna totalmente estirada. La idea de esta postura es que cuando se esté en esta posición, el torso gire hacia el lado contrario donde está la pierna cruzada.

Marichyasana IV
Postura de yoga: Marichyasana IV - Foto: Foto: Pexels

Purvottanasana (El ave invertida)

Con la postura Purvottanasana se da la dilatación intensa de la musculatura frontal y lumbar del cuerpo. Así mismo, fortalece y masajea los órganos de la zona abdominal, permitiendo el buen funcionamiento del aparato digestivo.

Únicamente debe acostarse completamente recta en el suelo y después, con las manos completamente estiradas hacia la altura de los hombros, se debe elevar el cuerpo hacia arriba formando una especie de plancha boca arriba. Recuerde que la cabeza se debe mantener siempre mirando hacia arriba.

Purvottanasana
Postura de yoga: Purvottanasana (El ave invertida) - Foto: Foto: Pexels

Sethu Bandha Sarvangasana (Puente)

Esta postura de yoga revitaliza los músculos y permite masajear el colon y la zona renal. A su vez, tonifica los órganos sexuales femeninos. Para hacer este ejercicio, debe acostarse en el suelo con las rodillas flexionadas a la altura de las caderas. En seguida, alinear las piernas con los hombros y levantar las caderas Es importante mantener las manos a los lados del cuerpo y si se pueden entrelazar las manos por debajo de la espalda, mucho mejor. Esta postura contrae los músculos del abdomen, permitiendo así una mejor resistencia que los fortalece.

Sethu Bandha Sarvangasana
Postura de yoga: Sethu Bandha Sarvangasana - Foto: Foto: Pexels