ciclismo

Giro de Italia 2022 | ¿Podría la covid-19 poner en riesgo la carrera?

La jornada 16 inició con la noticia del primer caso de contagio en la actual edición de la ‘corsa rosa’.


La jornada 16 del Giro de Italia no se levantó con las mejores noticias para la competencia. Luego del día de descanso, la organización de la carrera dio a conocer el primer caso de covid-19 en la presente edición, una noticia que genera gran preocupación, pues esto podría generar que se tomen medidas más severas para evitar lo que pocos quisieran, que la primera Gran Vuelta del 2022 esté en riesgo a falta de una semana para su cierre.

Jonathan Caicedo, del equipo Education First y del que también hace parte el colombiano Diego Camargo, fue el ciclista que dio positivo para covid-19, información que también confirmó la propia escuadra en sus redes sociales en la que aseguraron que el corredor “no muestra ningún síntoma y está en cuarentena”.

La escuadra norteamericana dio un parte de tranquilidad en cuanto tienen que ver al resto de miembros del equipo: “El resto de ciclistas y personal del equipo, arrojó un resultado negativo en las pruebas PCR y continuarán en el Giro de Italia”.

Este primer caso de covid-19 es una señal de alerta para los directores de carrera, así como para los equipos, para que se tomen las medidas adecuadas y no se ponga en riesgo al resto de ciclistas, staff y aficionados y, principalmente, el desarrollo de lo que queda de la ronda itálica.

Y es que a diferencia de la edición del 2021, cuando la pandemia estaba en pleno auge y las medidas fueron mucho más estrictas, este año han sido mucho más flexibles, lo cual podría estar generando un mayor peligro para los que hacen parte de esta competencia.

En cuanto tiene que ver a lo acontecido el año pasado, los directores de carrera dieron a conocer la creación de una burbuja antivirus, la cual consistía en mantener un distanciamiento de seguridad adecuado entre el público y la prensa, el uso de mascarillas en las diferentes zonas por parte de los ciclistas, periodistas, directores, así como zonas de hoteles reservadas.

En aquel momento, estas restricciones fueron aplicadas de la manera más estricta para que la carrera pudiera realizarse sin ningún inconveniente y, aunque tuvo algunos casos de contagio, el Giro de Italia 2021 logró llegar a su fin con el título conseguido por el colombiano Egan Bernal.

Giro de Italia 2022: Flexibilización de la burbuja

Ahora bien, aunque en la adición 105 se estableció que las restricciones serían las mismas, a lo largo de la competencia, la organización ha sido mucho más flexible ya que los ciclistas de los equipos no están utilizando el tapabocas, con una que otra excepción como la del equipo Bahrain Victorious, en las zonas mixtas, donde periodistas y camarógrafos están obligados de tenerlo puesto.

Asimismo, la alta afluencia de público en la corsa rosa es otro factor que incrementa las probabilidades de que se presenten nuevos casos de covid-19 entre los asistentes y participantes, ya que no están cumpliendo con los protocolos establecidos para este 2022.

A pesar de que los buses de los equipos están cercados, hay quienes, sin permiso alguno, logran cruzar las vallas para tomarse fotos y transitar por estas zonas. Además de que es muy raro ver a las personas usando tapabocas en la línea de meta, donde también tienen la posibilidad de acercarse a los ciclistas sin tener en cuenta ningún tipo de distanciamiento.

El caso de Caicedo es una alarma para que los directores de la carrera sean más severos en el cumplimiento de las restricciones que han anunciado para el desarrollo de la presente edición del Giro de Italia, liderada por el ecuatoriano Richard Carapaz, la cual ha entrado en su última semana y no sería nada bueno tener que tomar otro tipo de medidas en caso de que haya más casos de contagio.