ciclismo

Giro de Italia 2022 | Santiago Buitrago amaneció en la fuga por la victoria de la etapa 17

Este miércoles, Colombia amaneció con novedades de la ‘corsa rosa’ para el ciclista bogotano.


Ya es todo un hecho, Santiago Buitrago (Bahrain Victorious) es el ciclista colombiano en mejor forma de la edición 105° del Giro de Italia. El bogotano, que llegó como gregario de Mikel Landa y Pello Bilbao, ha vivido su propia corsa rosa con un rendimiento destacado a la hora de salir a la fuga y enfrentarse a los más complicados puertos de montaña.

Este miércoles, en la etapa 17 de 168 kilómetros de recorrido entre Ponte di Legno y Lavarone, Buitrago fue el detonante de la ruptura entre el pelotón y la escapada. Apenas unos segundos después de pedalear los primeros 1000 metros de etapa, salió disparado desde el centro del lote seguido por varios corredores más, que ya lo tienen fichado por sus condiciones en la montaña.

Gracias a ese ataque del colombiano se consolidó un grupo de 25 ciclistas en el que se encontraban nombres como el de Mathieu Van der Poel (Alpecin-Fenix), Guillaume Martin (Cofidis), Hugh Carthy (EF Easy-Post) y Giulio Ciccone (Trek-Segafredo), entre otros.

Buitrago ya ha demostrado que su objetivo es ganar una etapa en este Giro y, aunque no le salió el pasado domingo, mantiene viva la ilusión de la primera victoria de su carrera en una grande con apenas 22 años. En la etapa 15 llegó segundo detrás de Ciccone, un resultado que le terminó sacando algunas lágrimas de frustración por haber quedado tan cerca de cumplir su sueño.

Este martes, en el inicio de la tercera semana de competencias, el colombiano hizo un magnífico trabajo para su líder Mikel Landa, quién llegó a la meta junto a Richard Carapaz (Ineos Grenadiers) y Jai Hindley (Bora Hansgrohe), líder y segundo de la clasificación general. Esas buenas sensaciones en el Bahrain cambiaron el llanto por risas y le dieron un segundo aire para salir al ataque en esta etapa 17.

Ilusión colombiana

Buitrago fue el único de su equipo en la escapada, pero no el único colombiano. Diego Camargo (EF Easy-Post) también se pegó a ese grupo de cabeza, que podría surtir efecto si los favoritos descartan la pelea por la victoria y se enfocan exclusivamente en su lucha individual por el título.

Colombia pone nuevamente dos de sus escarabajos en la fuga para buscar el triunfo que hasta ahora le ha sido esquivo, tanto en las etapas de alta montaña con los escaladores puros, como en las de embalaje con Fernando Gaviria.

La última vez que el país terminó un Giro sin victoria fue en el año 2020, edición que se disputó en el mes de octubre a raíz del freno en el deporte por la pandemia de la covid-19.

Santiago Buitrago, corredor del Bahrain Victorious en el Giro de Italia 2022
Santiago Buitrago, corredor del Bahrain Victorious en el Giro de Italia 2022 - Foto: Semana

Sea cual sea el resultado, para Buitrago esta presentación en la corsa rosa tendrá un lugar especial en su memoria por los momentos que ha vivido siendo la cara del ciclismo nacional en la clasificación general con apenas 22 años.

Sus actuaciones en el Giro han permitido observar la calidad que tiene el bogotano, que inició su carrera como ciclista con tan solo once años en la modalidad de ciclomontañismo. Sus habilidades sobre las dos ruedas y las personas con las que tuvo la oportunidad de cruzarse en su camino le permitieron dar el salto al sitio en el que está, uno de los mejores equipos del World Tour.

Una de estar personas fue Jairo Chaves, padre de Esteban Chaves y quien se encarga de la dirección de la Fundación que lleva el mismo nombre de su hijo. Al ver su potencial, no dudó en convocarlo para el Equipo FUN, el cual tiene como objetivo la formación de nuevos ciclistas, pero principalmente a la promoción de valores a través del deporte.

Gracias a la oportunidad que tuvo de competir en la Vuelta al Porvenir en 2017 y a su gran actuación, Buitrago consiguió llamar la atención de varias escuadras. Primero fue fichado por el equipo AV Villas, luego dio el salto a Europa al Team Cinelli de Italia, para terminar aterrizando en el Bahrain, donde ha tenido la posibilidad de seguir aprendiendo de los mejores.