Tendencias
Taza de café
Taza de café. - Foto: Getty Images/iStockphoto

día del corazón

Día del Corazón: ¿El café es bueno para reducir las insuficiencias cardíacas?

Una investigación de la Asociación Estadounidense del Corazón detalló que tomar una o más tazas de café negro al día minimiza a largo plazo los daños del corazón.

Una serie de estudios sugieren que el consumo de café es bueno para reducir los padecimientos de enfermedades como el Parkinson, la diabetes tipo 2 y el cáncer de hígado. De hecho, ingerir varias tazas está asociado con la reducción de la mortalidad en el mundo.

En este sentido, una de las principales bondades de esta bebida también está relacionada con el corazón. La Asociación Estadounidense del Corazón (AHA, por sus siglas en inglés) detalló que el consumo recurrente de café negro minimiza a largo plazo las insuficiencias cardíacas.

La insuficiencia cardíaca se da cuando un corazón débil no logra suministrar la sangre suficiente para obtener el oxígeno que el cuerpo necesita para trabajar de manera correcta. “Si bien no se puede probar la causalidad, es intrigante que estos estudios sugieran que beber café está asociado con un menor riesgo de insuficiencia cardíaca y que el café puede ser parte de un patrón dietético saludable si se consume solo”, dijo Penny Kris-Etherton, expresidenta del Comité de Liderazgo del Consejo de Salud Cardiometabólica y Estilo de Vida de la Asociación Estadounidense del Corazón, en conversación con CNN.

Por su parte, investigadores del Centro Vascular y del Corazón de la Universidad Semmelweis de Budapest, Hungría, señalaron que beber café varias veces al día puede ayudar a proteger el sistema cardiovascular.

Dicho equipo analizó datos de unos 500.000 individuos registrados en el Biobanco del Reino Unido con una edad promedio de 56 años y sin signos de enfermedad cardíaca en el momento del reclutamiento. Estas personas fueron divididas en tres categorías según sus hábitos de consumo de café: no bebedores, bebedores de hasta tres tazas a diario y bebedores de más de tres tazas al día.

Tras ajustarlos por factores influyentes como la edad, el sexo, el peso, la altura, la actividad física, la presión arterial, la diabetes y el colesterol, entre otros, se detectó que los bebedores diarios tenían un 17% menos de riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y un 21% menos de sufrir accidentes cerebrovasculares.

“Hasta donde sabemos, este es el estudio más grande para evaluar sistemáticamente los efectos cardiovasculares del consumo regular de café en una población sin enfermedad cardíaca diagnosticada”, explicó la autora de la investigación, la Dra. Judit Simon.

“Nuestros resultados sugieren que el consumo regular de café es seguro, ya que incluso una ingesta diaria alta no se asoció con resultados cardiovasculares adversos y mortalidad por todas las causas después de un seguimiento de 10 a 15 años”, añadió Simon.

Los estudios arriba citados encontraron que el café es bueno si se ingiere sin ningún aditivo. Es decir, cuando se toma con productos lácteos, azúcares o cremas se elimina cualquier beneficio, concluyó la AHA.

Las enfermedades cardiovasculares son las más mortíferas a nivel global. La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que anualmente mueren unas 17,3 millones de personas por estas afecciones. Se estima que para 2030 casi 23,6 millones de personas fallecerán debido a complicaciones cardíacas.

Así las cosas, la Clínica Mayo puntualizó que es difícil diagnosticar las enfermedades de las arterias coronarias hasta que una persona tiene un ataque cardíaco, una angina de pecho o un accidente cerebrovascular. Por eso es importante asistir a controles y mantener constante comunicación con el médico de cabecera. Las enfermedades cardiovasculares pueden detectarse a tiempo con evaluaciones periódicas.