vida moderna

Estudio reveló que vacunas ARNm anticovid son seguras para mujeres en estado de gestación

Estas vacunas son seguras para las mujeres en embarazo.


Las vacunas de ARNm que atacan al coronavirus son seguras durante el embarazo, ya que las mujeres en gestación que ya están vacunadas experimentaron tasas más bajas de eventos secundarios luego de la inmunización contrario a las personas vacunadas no embarazadas de edad similar, según concluyó un gran estudio canadiense publicado en la revista The Lancet Infectious Diseases.

La pandemia de la covid-19 ha afectado de manera desproporcionada a las mujeres embarazadas, que tienen un mayor riesgo de enfermedad grave en comparación con las personas no embarazadas de edad similar.

Anteriormente, se recomendó el uso de vacunas contra el coronavirus durante el embarazo en varios países al principio del despliegue de la vacuna, en función de la seguridad previa establecida de las vacunas inactivadas en el embarazo y los datos tranquilizadores del pequeño número de embarazos que ocurrieron durante los ensayos de vacunas previas a la autorización.

Este estudio es uno de los primeros en observar los efectos secundarios de la vacuna en un grupo de mujeres embarazadas vacunadas, al mismo tiempo que un grupo de embarazadas no vacunadas y un grupo de no embarazadas vacunadas para permitir las comparaciones entre los tres.

El estudio mostró que el 7,3 por ciento de las mujeres embarazadas experimentaron problemas de salud que requirieron ausentarse del trabajo o el estudio, o que necesitaron atención médica por dolores de cabeza, fatiga o sensación general de malestar, una semana después de la segunda dosis de la vacuna de ARNm contra la covid-19, en comparación con el 11,3 por ciento de las mujeres no embarazadas vacunadas.

Embarazo
Este estudio es uno de los primeros en observar los efectos secundarios de la vacuna en un grupo de mujeres embarazadas vacunadas. - Foto: Getty Images

El estudio también analizó a mujeres embarazadas no vacunadas y encontró un 3,2 % de eventos de salud informados (como se definió anteriormente) dentro de una semana determinada, lo que sugiere que algunos de los síntomas experimentados por las mujeres embarazadas vacunadas pueden no deberse a la vacuna. Asimismo, no hubo diferencias significativas en las tasas de eventos de salud más graves.

“En las primeras etapas del lanzamiento de la vacuna, hubo una baja aceptación de la vacuna entre las personas embarazadas, debido a preocupaciones sobre la disponibilidad de datos y la seguridad de la vacuna. Todavía hay una aceptación más baja que el promedio entre las mujeres no embarazadas en edad reproductiva”, señaló el doctor Manish Sadarangani del Instituto de Investigación del Hospital Infantil de Columbia Británica y primer autor de este estudio.

“Estudios observacionales grandes como el nuestro son cruciales para comprender adecuadamente las tasas de eventos adversos para la salud en mujeres embarazadas después de diferentes dosis de vacunación contra el coronavirus. Esta información debe utilizarse para informar a las mujeres embarazadas sobre los efectos secundarios que pueden experimentar en la semana posterior a la vacunación”.

Este nuevo estudio, de la Red Nacional Canadiense de Seguridad de las Vacunas (CANVAS), analizó datos de participantes en siete provincias y territorios canadienses entre diciembre de 2020 y noviembre de 2021.

.
Expertos buscan una vacuna universal que pueda combatir las variantes existentes. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Se pidió a todos los participantes vacunados que informaran sobre cualquier evento de salud durante siete días posteriores a la aplicación de cada dosis de la vacuna de covid-19. Además, se le pidió al grupo de control de embarazadas no vacunadas que registrara cualquier problema de salud durante los siete días antes de completar la encuesta. En total, 191.360 mujeres de 15 a 49 años con embarazo conocido completaron la primera encuesta de dosis y 94.937 completaron la segunda encuesta de dosis.

Los investigadores encontraron que el 4,0 por ciento (226/5.597) de las mujeres embarazadas vacunadas con ARNm informaron un evento de salud significativo dentro de los siete días posteriores a la primera dosis de una vacuna de ARNm, y el 7,3 % (227/3.108) después de la dosis dos.

Los eventos de salud significativos más comunes después de la dosis dos en mujeres embarazadas fueron una sensación general de malestar, dolor de cabeza o migraña e infección del tracto respiratorio.

En comparación, el 3,2 % (11/339) de las participantes embarazadas no vacunadas informaron eventos similares en los siete días anteriores a la finalización de la encuesta. En el grupo de control de no embarazadas vacunadas, el 6,3 % (10.950/174.765) informó un evento de salud significativo en la semana posterior a la dosis uno y el 11,3 % (10.254/91.131) después de la dosis dos.

Los eventos de salud graves fueron raros en todos los grupos (menos del 1 %) y ocurrieron a tasas similares en personas embarazadas vacunadas, personas no embarazadas vacunadas y controles no vacunados después de la dosis uno y la dosis dos.

Los autores advierten que la mayoría de los participantes que informaron el origen étnico en este estudio eran blancos y, por lo tanto, es posible que estos datos no se puedan generalizar por completo a otras poblaciones.

Además, este estudio se centró en los eventos de salud que ocurrieron dentro de los primeros siete días posteriores a la vacunación y, en consecuencia, no puede concluir nada sobre las reacciones a más largo plazo.

*Con información de Europa Press.