coronavirus

Niebla mental: la rara consecuencia que puede dejar el coronavirus en el cerebro

Un estudio publicado en la revista ‘JAMA Network Open’ señala que este deterioro puede durar incluso meses en las personas que fueron infectadas con el virus.


A medida que avanza en el mundo el proceso de vacunación y del vaivén sobre los casos de contagio y fallecidos por el coronavirus, los científicos también mantienen estrecha vigilancia sobre los efectos que la enfermedad deja en el cuerpo humano.

Aunque los más recurrentes son la pérdida del olfato y el gusto, los especialistas advierten sobre las consecuencias que deja el contagio en lo que han llamado el deterioro cognitivo, que han dado en llamar niebla mental.

Un estudio publicado en la revista JAMA Network Open señala que este deterioro puede durar incluso meses en las personas que fueron infectadas con el virus y lo que llama la atención es que se presenta, además, en personas que no fueron hospitalizadas.

El análisis reveló que una cuarta parte de los pacientes con covid-19 que fueron registrados en el Sistema de Salud del Hospital Monte Sinaí, en Nueva York, experimentaron algunos problemas de memoria.

Si bien los pacientes que fueron internados tenían una alta probabilidad de padecer la llamada “niebla mental”, algunos pacientes ambulatorios también sufrieron deterioro cognitivo una vez superaron el contagio.

“En este estudio encontramos una frecuencia relativamente alta de deterioro cognitivo varios meses después de que los pacientes enfermaran por covid-19. Las deficiencias en el funcionamiento ejecutivo, la velocidad de procesamiento, la fluidez de las categorías, la codificación de la memoria y el recuerdo fueron predominantes entre los pacientes hospitalizados”, señala la publicación.

Jacqueline Becker y sus colegas de la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí de Nueva York indicaron que “este patrón es coherente con los primeros informes que describen un síndrome disejecutivo (síndrome prefrontal) después de la covid-19 y tiene implicaciones considerables para los resultados ocupacionales, psicológicos y funcionales”.

Descubren que covid-19 provoca la muerte de importantes células del sistema vascular cerebral

Entre tanto, se conoció otro estudio adelantado por el Instituto Nacional de Investigación Médica de Francia que demostró que el virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19, afecta a importantes células vasculares del cerebro que juegan un rol fundamental en el correcto funcionamiento del órgano.

En el análisis, en el cual participaron científicos de distintos centros de investigación europeos, se estudiaron los restos de pacientes que fallecieron a causa del coronavirus.

Como resultado se pudo descubrir que el patógeno había causado la muerte de células endoteliales, las cuales forman los vasos sanguíneos que aíslan al sistema nervioso central de moléculas potencialmente tóxicas y desempeñan un papel clave en la adecuada irrigación del cerebro.

Según los científicos, cuando el virus infecta a un grupo de células llamadas endoteliales, este las “obliga” a producir una “especie de tijeras moleculares” a partir de su propio material genético, con las que “cortan una proteína llamada NEMO, esencial para su supervivencia”, lo que las llevará finalmente a morir.

“Una vez las células endoteliales de los vasos sanguíneos mueren, estos se convierten en algo conocido como “vasos fantasma”, ya que, al quedar vacíos, pierden su capacidad de aislar al cerebro y la médula espinal de sustancias extrañas. Eso podría ocasionar una serie de microhemorragias cerebrales”, explicaron los especialistas en su estudio publicado en Nature.

Y señalan además en su informe que a medida que “aumenta el número de vasos fantasma el flujo sanguíneo disminuye en las áreas afectadas, lo que ocasiona que otro tipo de células cerebrales se vean privadas de oxígeno y glucosa, causando fallas que, en los casos más graves, podrían ser fatales”.

Uno de los coautores del estudio, Vincent Prevot, explicó que el potencial daño cerebral y de las estructuras vasculares afectadas podría ser reversible, según han observado en el laboratorio.

“Hemos visto que en los hámsteres, que desarrollan formas muy leves de covid-19, el fenómeno es aparentemente reversible, de manera que podemos esperar que también lo sea en los seres humanos”, indicó.

Las conclusiones de este análisis ha llevado a los expertos a cuestionarse sobre las consecuencias a largo plazo en los pacientes que fueron contagiados con coronavirus debido a que su cerebro no fue correctamente irrigado.

“Podría predisponer a algunas personas que han contraído la enfermedad a desarrollar trastornos cognitivos, trastornos neurodegenerativos o incluso demencias”, advirtieron.