coronavirus

Oxford busca voluntarios que se expongan a la covid-19 en ‘nombre de la ciencia’

“El objetivo de este ensayo es averiguar qué nivel de respuesta inmunitaria necesitamos en nuestros cuerpos para prevenir infecciones”, explicó la líder de este proyecto.


La Universidad de Oxford, en Reino Unido, está buscando voluntarios que decidan exponerse al contagio de la covid-19, en pro de obtener datos relevantes que permitan mejorar la inmunización contra esta enfermedad.

De acuerdo con un comunicado de prensa de la universidad, que junto con AstraZeneca sacó uno de los biológicos que hoy se usa para el plan de vacunación en Colombia y gran parte del mundo, la idea de este proyecto es “ver qué tipo de respuesta inmune puede evitar que las personas se infecten con la cepa original del virus”.

Asimismo, recordó que este ensayo comenzó en abril de 2021, y que hasta la fecha aún se viene realizando la primera fase del mismo, en la que han participado jóvenes sanos, con los que se intenta obtener los mejores resultados y hallazgos tras someterlos al contagio del nuevo coronavirus.

La primera fase del estudio comenzó en abril de 2021 y actualmente está estableciendo la dosis más baja de virus que, en aproximadamente el 50 % de las personas que previamente se infectaron o vacunaron de manera natural, puede afianzarse y comenzar a replicarse, pero produce pocos o ningún síntoma. En la segunda fase del estudio, todos los participantes serán infectados con la dosis estandarizada de virus que se estableció en la fase uno”, explica Oxford en su documento oficial.

Por otra parte, la universidad informó que para este proyecto se está utilizando la cepa original de Wuhan, China, misma que desató a finales de 2019 y principios de 2020 la pandemia tal como se conoce hoy en día.

¿Qué es un ensayo de desafío humano?

Según Helen McShane, profesora de vacunación en el Departamento de Pediatría de la Universidad de Oxford e investigadora principal del estudio, “un modelo de desafío humano es donde, bajo condiciones muy cuidadosamente controladas, exponemos deliberadamente a voluntarios sanos a un insecto o patógeno”.

Igualmente, mencionó que el objetivo que se tiene con este ensayo es “averiguar qué nivel de respuesta inmunitaria (anticuerpos y células T) necesitamos en nuestros cuerpos para prevenir infecciones cuando las personas sanas están expuestas al virus. Esta es la respuesta inmune que necesitamos inducir con una nueva vacuna”.

“Hemos aprendido mucho sobre la covid en los últimos dos años, pero la aparición de nuevas variantes significa que probablemente tendremos que seguir refinando las vacunas. Si sabemos qué nivel de respuesta inmune necesitamos que la vacuna induzca, hará que el desarrollo de futuras vacunas sea mucho más rápido y mucho más eficiente”, añadió McShane

De esta forma, en el futuro se podría investigar sin la molestia de empezar a realizar testeos en busca del nivel de respuesta inmune que se necesita, pues, en pocas palabras, esta ya no sería una variable a tener en cuenta, sino una constante que ayudaría a acelerar el proceso de obtención de las vacunas.

¿Qué se necesita para participar de este ensayo?

Antes de explicar los requerimientos necesarios para participar de esta investigación, Oxford detalló que toda persona que forma parte de la misma lo hace bajo su propio riesgo y voluntariamente.

Así, después de tomar la decisión, el comunicado explica que deberá asegurarse de cumplir con los siguientes requisitos: “Tener entre 18 y 30 años en excelente estado de salud y 1) ya han tenido covid-19 y están vacunados o no vacunados contra la enfermedad, o 2) no tienen antecedentes de infección por covid-19, pero han recibido una vacuna contra la misma”.

Cabe recordar que los “humanos en experimentación” pasarán un mínimo de 17 días en cuarentena dentro de una suite de hospital, en la que estarán bajo el cuidado médico de los investigadores. Durante el aislamiento, estas personas serán sometidas a una serie de pruebas para medir la reacción de sus cuerpos frente al virus.

“Los riesgos para los participantes se minimizarán asegurándose de que quienes participen estén completamente en forma y bien, y si corresponde, que se hayan recuperado por completo de su primera infección con covid”, añade Oxford.