coronavirus

En EE. UU., la FDA dejó de usar dos tratamientos de covid-19 por ser ineficaces contra ómicron

A pesar de que este tipo de terapias han dejado de ser consideradas como tratamiento contra la covid-19, aún no se han rechazado del todo.


La Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, por sus siglas en inglés) dejó dos terapias que se utilizaban como alternativas contra la covid-19. Se trata de dos tratamientos con anticuerpos monoclonal, es decir, que se producen por un solo tipo de célula.

A pesar de que los tratamientos ya habían sido considerados, para la FDA no tienen ninguna viabilidad en la búsqueda de contrarrestar a la variante ómicron del coronavirus. Por medio de un comunicado, la entidad de Estados Unidos señaló que eliminó la aprobación de dos terapias: bamlanivimab y etesevimab, una dupla de de REGEN-COV, compuesta por casirivimab e imdevimab de Regeneron.

“Los datos muestran que es muy improbable que estos tratamientos se activen contra la variante ómicron, que está circulando a una frecuencia muy alta en Estados Unidos”, sostuvo la directora del Centro para la Evaluación e Investigación de Medicamentos de la FDA, Patrizia Cavazzoni.

En adición, la especialista explicó que al no ver resultados viables para mitigar el virus el usos de estos tratamientos dejó de ser considerado en los diferentes estados que conforman al país norteamericano.

Así mismo, no descartó que en próximos tiempos las terapias podrían funcionar: “En el futuro, sí es probable que los pacientes en ciertas regiones geográficas queden infectados o expuestos a una variante que sea susceptible a estos tratamientos, entonces se podría autorizar el uso de estos tratamientos en esas regiones”, manifestó Cavazzoni.

De acuerdo con la recopilación de datos compartida por los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), ómicron ha tenido un gran impacto negativo para los residentes estadounidenses; 99 % de los casos de covid-19 corresponden a contagio por la variante que tiene una rápida influencia, según científicos.

Una de las razones por las que se decidió eliminar las terapias de bamlanivimab y etesevimab tiene como base evadir complicaciones en el organismo de las personas que la utilizaran. Para la también miembro del Colegio Canadiense de Neuropsicofarmacología, es necesario evitar poner a los pacientes contagiados de ómicron a experimentar efectos secundarios “reacciones en el lugar de la inyección o reacciones alérgicas que pueden ser potencialmente graves, de tratamientos de los que no se espera que supongan un beneficio”, enfatizó.

La variante ómicron fue detectada en Pekín y alertó a sus autoridades a pocos días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno. Foto: GettyImages.
La variante ómicron fue detectada en Pekín y alertó a sus autoridades a pocos días del comienzo de los Juegos Olímpicos de Invierno. Foto: GettyImages. - Foto: Foto Gettyimages

Por su parte la FDA, administración encargada de la vigilancia y control de medicamentos, aclaró que hay otro tipo de terapias considerables que actúan contra la covid-19, en los Estados Unidos. El citado comunicado explica que alternativas como Paxlovid, sotrovimab, Veklury (remdesivir) y molnupiravir pueden llegar a ser efectivas en el tratamiento contra la variante ómicron, para los pacientes que tienen riesgo de desarrollar una enfermedad grave.

Cabe mencionar que hace un tiempo la entidad aprobó el uso del primer tratamiento antiviral oral contra el coronavirus. Se emitió una Autorización de Uso de Emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) a Paxlovid de Pfizer (pastillas de nirmatrelvir y ritonavir, empacadas conjuntamente para uso oral).

“La autorización de hoy introduce el primer tratamiento para el COVID-19 en forma de una pastilla que se toma por vía oral, lo que constituye un gran avance en la lucha contra esta pandemia mundial”, afirmó, en su momento, la doctora Cavazzoni.

Pfizer pidió la aprobación de su píldora Paxlovid contra la covid 19, para su uso de emergencia ante al FDA.
(Foto AP / Mark Lennihan, archivo) - Foto: AP

De igual forma agregó que “esta autorización proporciona una nueva herramienta para combatir la covid-19 en un momento crucial de la pandemia, donde están surgiendo nuevas variantes y promete hacer más accesible el tratamiento antiviral para pacientes que corren un alto riesgo de enfermar gravemente de covid-19″, como ha ocurrido durante los últimos días donde la propagación de ómicron ha aumentado la cifra de contagios y muertes en diferentes partes del mundo.

Es importante señalar que la FDA dio algunas advertencias y no recomienda el uso de Paxlovid en pacientes con insuficiencia renal hepática grave.