vacuna

Una vacuna que busca generar mayor inmunidad frente a la covid-19 muestra resultados positivos

Para la primera evaluación clínica de esta vacuna participaron 36 personas de 18 a 80 años de edad, que recibieron una sola dosis de esta vacuna experimental.


Los primeros ensayos de una vacuna contra la covid-19 que apuesta por un tipo de inmunidad diferente de la que tienen las vacunas clásicas han dado unos resultados esperanzadores, destacó un estudio este martes.

Los primeros ensayos (fase 1) en Alemania de un proyecto de vacuna contra el coronavirus, denominado CoVac-1, mostraron que estimulaba una inmunidad relacionada con los linfocitos T, según este estudio publicado en la revista Nature.

Las vacunas siguen siendo la mejor estrategia para detener la pandemia.
Los primeros ensayos de una vacuna contra la covid-19 que apuesta por un tipo de inmunidad diferente de la que tienen las vacunas clásicas han dado unos resultados esperanzadores, destacó un estudio este martes. - Foto: Getty Images - Images By Tang Ming Tung

Los linfocitos T son un tipo de glóbulos blancos responsables de la segunda etapa de la respuesta inmunitaria, la inmunidad celular, que completa la de los anticuerpos mediante el ataque directo a las células infectadas y no solamente contra los virus que circulan en el organismo.

Para la primera evaluación clínica de esta vacuna participaron 36 personas de 18 a 80 años de edad, que recibieron una sola dosis de esta vacuna experimental.

El CoVac-1 tiene como objetivo provocar una inmunidad duradera contra el SARS-CoV2, producida mediante los linfocitos T, para reproducir en la medida de lo posible la inmunidad adquirida a través de una infección natural.

Esta inmunidad inducida por las células T es una “respuesta importante para el control de los virus y podría ser utilizada para las personas inmunodeficientes”, destaca el artículo de Nature.

Todos los participantes mostraron una reacción “específica” al SARS-CoV2 mediante los linfocitos T “28 días después de la vacuna, reacción que persistió durante al menos 3 meses”.

Esa respuesta sobrepasó la provocada por la infección natural del coronavirus. Y no fue “alterada” por ninguna variante actual (alfa, beta, gama y delta).

Estos resultados son sin embargo muy embrionarios y solamente ensayos más amplios podrán confirmar el interés real de esta vacuna para proteger contra la covid-19.

Una vacuna clásica provoca en el cuerpo humano la creación de anticuerpos tras la inoculación de un virus. Los linfocitos T permiten una respuesta potencialmente más amplia, aunque su papel en la lucha contra el coronavirus es aún poco conocido.

Sólo una dosis de la vacuna no es suficiente para proteger contra la variante delta: revela nuevo estudio
Todos los participantes mostraron una reacción “específica” al SARS-CoV2 mediante los linfocitos T “28 días después de la vacuna, reacción que persistió durante al menos 3 meses”. - Foto: AP

Pero en todo caso, pueden ser una ayuda decisiva para los pacientes con cáncer que no consiguen desarrollar una inmunidad clásica, explica el estudio.

Por otro lado, las células T pueden facilitar “la producción de anticuerpos protectores mediante las células B”, que son otro tipo de glóbulos blancos, recuerda el artículo de Nature.

Los riesgos de no tener vacuna

Van cerca de dos años desde que comenzó la pandemia de la covid-19 en todo el mundo. Desde entonces, varios países han adoptado medidas restrictivas para evitar el contagio, y aunque los procesos de vacunación han avanzado, existen sectores de la población que se niegan a recibir la dosis.

De hecho, una nueva ola de casos en Europa ha alertado a las naciones, pues algunas, como Austria, decidieron regresar al confinamiento para evitar que el coronavirus de propague y afecte con mayor fuerza a las personas que no han recibido la vacuna. Esta medida también motivó protestas de quienes consideran que el confinamiento atenta contra la libertad individual, como sucedió en Holanda.

Según estudios sobre la efectividad de la vacuna contra la covid-19, realizados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés), advirtieron que las personas no vacunadas contra el coronavirus tendrían un riesgo de morir 14 veces más alto que quienes ya recibieron el biológico.

Además, de acuerdo con datos de los CDC, 59 % de la población estadounidense ya cuenta con el esquema de vacunación completo, sin embargo, 40 % de sus habitantes todavía no ha recibido ninguna dosis de la vacuna contra la covid-19.

*Con información de la agencia AFP