Tendencias
Sólo una dosis de la vacuna no es suficiente para proteger contra la variante delta: revela nuevo estudio
Variante delta redujo al 40 % la efectividad de la vacuna contra el coronavirus - Foto: AP

vacuna

Vacuna contra el coronavirus: variante Delta redujo a 40 % la transmisión

“Tememos que exista la idea errónea de que las vacunas han puesto fin a la pandemia”, aseguró la OMS.

La variante Delta del coronavirus, responsable del aumento de contagios en todo el mundo, redujo a 40 % la eficacia de las vacunas contra la transmisión de la enfermedad, según advirtió este miércoles el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al mismo tiempo que instó a la gente a seguir usando tapabocas y a respetar las medidas de distanciamiento.

“Las vacunas salvan vidas, pero no impiden totalmente la transmisión de la covid-19″, explicó Tedros Adhanom Ghebreyesus en una rueda de prensa regular sobre la pandemia, que está causando estragos en Europa.

Con el avance en la vacunación y el descenso de los casos, varias empresas del país retornaron a sus oficinas. Sin embargo, la variante delta crea nuevas dudas e incertidumbre en este proceso.
La OMS instó a la gente a seguir usando tapabocas y a respetar las medidas de distanciamiento. - Foto: istock

“Hay datos que sugieren que antes de la llegada de la variante Delta, las vacunas reducían la transmisión 60 % pero, con la aparición de esta variante, cayeron a 40 %”, advirtió.

En ese sentido añadió que “en muchos países y comunidades, tememos que exista la idea errónea de que las vacunas han puesto fin a la pandemia, y que las personas vacunadas ya no necesitan tomar más precauciones”.

Según la OMS, la nueva cepa representa actualmente 99,5 % de todas las secuencias genómicas informadas en las bases de datos públicas y ha superado a otras variantes en la mayoría de los países.

La situación es tal que debido a su transmisibilidad no solo ha superado a otras variantes, sino que incluso, algunos expertos consideran que todas las nuevas cepas futuras serán ramificaciones de Delta.

Y aunque las vacunas que actualmente se aplican en el mundo son efectivas contra Delta, la preocupación aumenta porque los contagios van subiendo y, en muchos países, el avance en el proceso de inmunización no ha sido significativo, lo que lleva a que la población esté expuesta permanentemente a la infección.

Como se recuerda, Delta, que apareció por primera vez en India en diciembre de 2020, fue clasificada por la OMS como una variante de preocupación; es decir, que es capaz de aumentar la transmisibilidad, causar una enfermedad más grave o reducir el beneficio de las vacunas y los tratamientos.

Mientras los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU., (CDC, su sigla en inglés) advirtieron que Delta es más de dos veces más contagioso que las variantes anteriores del SARS-CoV-2, el virólogo del Instituto La Jolla de Inmunología en San Diego, Shane Crotty, señaló que la “superpotencia” de esa cepa es su transmisibilidad.

Aunque han descendido los contagios, se teme que las nuevas variantes del virus puedan volver a poner en jaque la economía.
Debido a que se ha convertido en predominante ya se han comenzado a conocer variantes de delta, como el caso de AY.4.2 que se concentra principalmente en Reino Unido, donde constituye aproximadamente 10 % de las muestras de virus secuenciadas. - Foto: iStock

Variantes nuevas

Debido a que se ha convertido en predominante ya se han comenzado a conocer variantes de Delta, como el caso de AY.4.2 que se concentra principalmente en Reino Unido, donde constituye aproximadamente 10 % de las muestras de virus secuenciadas.

De acuerdo con los expertos, esa cepa porta dos mutaciones adicionales en la proteína de pico (Spike), que el virus usa para ingresar a las células.

Ante su aparición, la Agencia de Seguridad Sanitaria de Reino Unido ha designado al AY.4.2 como una “variante en investigación”, pero lo que sí se ha podido determinar preliminarmente es que no afecta significativamente la efectividad de la vacuna en comparación con Delta, pero hay alguna evidencia de que podría ser un poco más transmisible.

De acuerdo con cifras de la OMS, la variante AY.4.2 se ha extendido a al menos 42 países, incluido Estados Unidos.

*Con información de AFP.