Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 1/11/2020 4:50:00 AM

'Parásito', de Bong Joon-ho: una autopsia cómica y oscura de la lucha de clases

En su nueva película, ganadora en Cannes y los Globos de Oro, el coreano Bong Joon-ho hace un retrato oscuramente cómico de las tensiones socioeconómicas de su país. Calificación: 4 estrellas (Excelente)

Película 'Parásito', de Bong Joon-ho: una autopsia cómica y oscura de la lucha de clases 'Parásito', de Bong Joon-ho: una autopsia cómica y oscura de la lucha de clases
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Título original: Gisaengchung

País: Corea del Sur

Año: 2019

Director: Bong Joon-ho

Guion: Bong Joon-ho y Han Jin Won

Actores: Song Kang-ho, Lee Sun-kyun, Jo Yeo-jeong

Duración: 132 min

El primer espacio que muestra esta película es un semisótano desordenado al final de algún callejón, en el que una familia está ocupada doblando cajas de pizza. Su situación es tan precaria que, cuando pasa un exterminador por la calle, el padre pide no cerrar las ventanas para aprovechar la fumigada gratis.

Es como si la vida que se puede tener estando por debajo del suelo –eventualmente hay inundaciones y otros episodios poco salubres– fuera una metáfora del estado de esa familia, que no aspira a nada muy exagerado: solo a estar a nivel de la calle.

Así comienza esta película brillante, intermitentemente cómica y oscura, que ganó en Cannes y en los Globos de Oro, y que hace una autopsia perfectamente alineada con estos tiempos convulsionados en todo el planeta por una desigualdad rampante.

En varias entrevistas, el director Bong Joon-ho ha celebrado su regreso a proyectos de mediano presupuesto tras las superproducciones de Okja y Snowpiercer, pero Parásito también resulta un retorno en otro sentido: al cine hablado en coreano (Madre, de 2009, había sido la más reciente) y situado en la actualidad, lo que hace sin abandonar las búsquedas alegóricas que tanto le interesan.

Este retrato de tensiones sociales y económicas toma forma cuando se introduce una segunda familia que vive en una casa no solo a nivel de calle, sino diseñada por un arquitecto prestigioso, con todo –los espacios amplios, la luz solar, la limpieza y el orden– lo que le hace falta a la primera.

El contacto se da gracias a un trabajo que el hijo hereda de un amigo que lo recomienda, advirtiéndole que la señora de la casa, usando los términos en inglés, es “joven y simple”. Lo que quiere decir que tiene esa mezcla de distracción, ignorancia, vanidad y desinterés que exponen a diario las luminarias del jet set en las redes sociales.

Gracias a él van llegando los demás, empezando por la hermana como tutora de arte para el hijo, y luego más que usan medios regulares o no tanto para terminar asumiendo el control de su nueva casa.

El retrato de esa lucha de clases es la fuente de la comedia y el drama: los ricos son fáciles de seducir (basta alabarlos y confirmarles la buena imagen que tienen de sí mismos), mientras que los pobres son recursivos y no se hacen tantas ilusiones sobre sí ni sobre la manera como está estructurado el mundo.

La brecha que hay entre los dos no es solo económica, sino anímica y filosófica: mientras que la vida de los pobres es inimaginable para los ricos, la de los ricos no solo es imaginable, sino codiciable para los pobres.

Es una visión convincente y pesimista –no hay lugar para la solidaridad de clase– que avanza con un ritmo magistralmente controlado, hasta que desemboca en una explosión emocional que tiene tanto de farsa como de tragedia y que hace de este filme un ejemplo excepcional de cómo se pueden elaborar imaginativamente los malestares del presente.

Quizás me esté adelantando, pero me parece que estamos ante la película emblemática de la década que termina.

Vita y Virginia - 2 estrellas

Película de época que retrata la relación entre las escritoras Virginia Woolf y Vita Sackville-West.

La luz del fin del mundo - 3 ½ estrellas

Esta cinta melancólica y apocalíptica retrata la cotidianidad de un padre y su hija en un futuro próximo en el que una epidemia ha acabado con casi todas las mujeres.

Star Wars: el ascenso de Skywalker  - 2 estrellas

El cierre de esta trilogía es un asunto veloz y confuso con demasiados personajes y líneas argumentales.

Secretos de estado - 3 estrellas

Filme de suspenso, basado en hechos reales, sobre un plan de chantajear a diplomáticos de varios países para que autorizaran la guerra en Irak.

EDICIÓN 1968

PORTADA

Uber y el eterno debate para regular las plataformas

El pleito con Uber es solo la punta del iceberg del fuerte pulso regulatorio y de competencia que tienen las plataformas con el Gobierno. Los impuestos y los vínculos laborales son la papa caliente del debate. ¿Se podrá llegar a un acuerdo?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1968

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.