juegos olímpicos

¡Al borde del llanto! Así fue la narración del periodista Héctor Eduardo Chávez por la medalla de plata de Sandra Lorena Arenas

La colombiana logró la quinta medalla en las justas que se disputan en suelo asiático.


Este viernes, la marchista colombiana Sandra Lorena Arenas logró una medalla histórica para el país en la prueba de marcha de 20 km en la cual llegó al final en la segunda casilla. La marchista nacida hace 27 años en Pereira terminó la prueba en 1 hora, 29 minutos y 37 segundos, siendo la única que le plantó cara a la italiana Antonella Palmisano (1h29:12), que fue contundente en los últimos kilómetros.

La sorpresiva presea nacional de Arenas emocionó a todos los colombianos que estuvieron pendientes de la prueba desde la madrugada y uno de ellos fue el periodista Héctor Eduardo Chávez, quien dio la noticia entre lágrimas.

“Es la segunda mujer que le entrega una medalla a Colombia (...) Se lo merecía Lorena, por su esfuerzo y dedicación, y Colombia sigue allí, metida en el tablero, dándole alegría a este país”, dijo el comunicador en medio de lágrimas.

El cierre de la carrera fue dramático en su último kilómetro. La ganadora del oro, la italiana Antonella Palmisano, tenía una ventaja cómoda y la lucha era por la plata, pues la colombiana iba segunda, pero la perseguía la brasileña Erica Senna con un fuerte ritmo.

Sandra Lorena y Senna tenían dos amonestaciones por lo que estaban en riesgo de recibir una tercera y perderlo todo en la carrera que tuvo un intenso calor y humedad.

La brasileña fue la que arriesgó, mientras que la colombiana fue inteligente, y Senna terminó recibiendo la tercera amonestación. Fue sancionada con dos minutos en el pit lane, con lo que Colombia aseguró la presea plateada.

La medalla de la pereirana de 27 años es la quinta para Colombia en las justas y la segunda de plata con el atletismo, tras la lograda por Anthony Zambrano en los 400 metros planos.

Las otras preseas para el país han sido la plata de Mariana Pajón en el BMX, el bronce de Carlos Ramírez en esta misma disciplina y la plata de Luis Javier Mosquera en el levantamiento de pesas.

La otra colombiana en la prueba fue Sandra Galvis, que concluyó la prueba en el lugar 25 en otra destacada actuación para el país.

En la primera parte de la carrera, el ritmo fue controlado por las atletas chinas que tenían superioridad numérica con tres participantes fuertes, mientras que sus rivales iban en solitario.

Sandra Galvis aguantó en el grupo de punta hasta los cinco kilómetros, pero el ritmo fuerte de las chinas fue demasiado para que aguantara en el grupo de punta.

Mientras tanto, Sandra Lorena resistió muy bien, siempre en la segunda línea entre las punteras y muy atenta a los ataques. El movimiento definitivo lo hizo la italiana Antonella Palmisano, que solo pudo ser seguido por la colombiana y por la china Qieyang Shenjie.

El bronce fue para Liu Hong, que se benefició del error de Senna, que al final llegó en el puesto 11 por arriesgar la medalla que ya era segura y terminó llorando desconsolada.

La colombiana había sido quinta en los mundiales de marcha en dos ocasiones, además de campeona mundial juvenil en Saran y bronce en el campeonato mundial sub-20.

Sandra Lorena llegaba con la moral en alto después de ser campeona panamericana en la prueba en Lima 2019 y haber sido la primera atleta del país en asegurar su clasificación a Tokio 2020.

La mejor participación de Colombia en esta prueba también había sido de la pereirana, en el puesto 30, en las justas de Londres 2012, y fue 32 en Río 2016.