champions league

En el último minuto, Tottenham eliminó al Ajax, el equipo que enamoró el mundo

Lucas Moura fue el héroe con tres goles, incluyendo uno en el minuto final del partido. Se despide un equipo que conquistó a los seguidores del fútbol del mundo.


Los partidos no se acaban hasta que se acaban. Así reza uno de los dichos más populares en el fútbol. Esta frase tuvo más valor que nunca este miércoles después de que el Tottenham eliminara al Ajax en el último segundo de su serie de Champions.

Lucas Moura marcó un gol milagroso que le dio el pase a la final en la última jugada del partido.

El equipo del colombiano Davinson Sánchez, que no jugó por lesión, ganó por 3 a 2, después de ir perdiendo 2 a 0. Los Spurs tuvieron un segundo tiempo soñado marcando tres goles en 45 minutos para revertir una serie que parecía resuelta al intermedio.

En el primer partido de la serie en Londres, los holandeses habían ganado 1 a 0 con lo que la serie terminó nivelada 3 a 3 pero los ingleses se quedaron con la clasificación por haber marcado más goles en condición de visitante.

La presencia de Heung Min Son en el campo mejoró mucho el circuito de juego del equipo inglés con respecto al partido anterior. El coreano le dio mucha más profundidad y con su velocidad fue una amenaza para los contragolpes.

Mientras tanto, el equipo holandés fue fiel a su moderno estilo de juego con toques rápidos y poco transporte individual de balón.

El primer golpe lo dio el Ajax con un cabezazo de Matthijs De Ligt. El joven defensor cabeceó con potencia para encontrar el fondo de la red y desatar la locura en el Johan Cruijff Arena.

El segundo para el equipo local fue una joya de Hakim Ziyech. El marroquí finalizó un brillante contragolpe con un zurdazo colocado que venció a Hugo Lloris.

Al medio tiempo la serie parecía liquidada pero si algo nos ha enseñado el fútbol en los últimos días es que hay que esperar a que se completen los 90 minutos para que se defina una serie.

En la segunda parte, Tottenham se jugó el todo por el todo. Lucas Moura se vistió de héroe para los Spurs  y marcó dos goles en medio de 5 minutos (54’ y 55’) con lo que se volvió a animar la serie pues faltaba solo un gol para la clasificación de los ingleses.

La primera jugada milagrosa del partido se produjo en el minuto 86. Tras un tiro de esquina, Jan Vertonghen impactó de cabeza y la pelota encontró el palo, el rebote le volvió a quedar al belga que estrelló el balón contra un defensa.

A esta altura parecía que los dioses del fútbol estaban con el Ajax y que no iba a haber oportunidad de que los ingleses remontaran.

Al filo de terminarse el tiempo de adición, que fueron 5 minutos, Moura recibió un balón en el borde del área y con un zurdazo cruzado encontró el fondo de la red para darle la clasificación a su equipo.

Los miles de hinchas en el estadio quedaron enmudecidos después de esta increíble acción. Además millones de seguidores del equipo holandés quedaron devastados con la eliminación.

El conjunto de Amsterdam había sido la sorpresa del torneo eliminando a Real Madrid y Juventus, venciéndolos en casa. Además había conquistado la simpatía de los fanáticos del fútbol a nivel mundial por su jugo moderno y vistoso.

Un final muy parecido al de la otra semifinal en la que todo parecía resuelto a favor del Barcelona pero el Liverpool logró remontar una diferencia de tres goles para  avanzar a la final.