minería

Proceso de licenciamiento del proyecto Quebradona sigue adelante

La minera AngloGold Ashanti respondió los requerimientos de la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (Anla) para continuar conseguir el licenciamiento ambiental.


En diciembre pasado, la Anla formuló un total de 174 requerimientos de información adicional a AngloGold Ashanti en el marco del proceso de licenciamiento ambiental del proyecto de Cobre Quebradona Ubicado en Jericó, Antioquia.

Hoy la minera informó que ya quedaron radicadas ante la Anla las repuestas a a totalidad de los requerimientos que forman parte de la evaluación del Estudio de Impacto Ambiental. Estas respuestas se habrían dado dentro de los tiempos establecidos por la ley.

La minera indicó que las respuestas a los requerimientos de la Anla incluyeron esfuerzos para plantear nuevas especificaciones técnicas que mejoran el Estudio de Impacto Ambiental del proyecto.

“Este es un paso muy significativo para Minera de Cobre Quebradona, en la medida en que nuestro equipo técnico tuvo la capacidad de dar respuesta a todas las solicitudes con información rigurosa, amplia y suficiente. Gracias a ello, hemos podido hacer mejoras puntuales que optimizan el EIA y que hacen de este proyecto una alternativa aún más concreta para el progreso social, ambiental y económico de Jericó y el suroeste antioqueño”, dijo por medio de un comunicado Felipe Márquez, presidente de la minera en Colombia.

Cabe destacar que durante todo el proceso, una parte de la comunidad de Jericó se ha mostrado reticente frente al proceso, pues no están de acuerdo con el desarrollo de este proyecto en su territorio.

“Estas optimizaciones hacen que el proceso de co-construcción de este proyecto profundice en su rigurosidad, la cual tiene como base más de 14 años de estudios sobre elementos ambientales, técnicos y sociales del municipio, y, además, espacios de diálogo con la comunidad para escuchar sus inquietudes y proponer soluciones”, dijo la compañía.

Para hacerle frente a este inconformismo, la minera ha realizado jornadas de socialización, en donde se aclaran los impactos del proyecto y se habla de los beneficios que podría tener para la comunidad.

“El interés de AngloGold Ashanti no es otro que procurar que tanto la comunidad como las autoridades tengan el mayor nivel de detalle posible del proyecto, con el fin de que la Anla pueda tomar una decisión basada en argumentos técnicos y datos reales, que nos permita seguir imaginando, juntos, un mejor futuro para el suroeste antioqueño”, agregó Márquez.

default
- Foto: GETTY

Según la minera, en total se realizaron más de 40 encuentros presenciales con las comunidades y los diferentes actores de la zona a los que asistieron más de 600 personas. También se han hecho encuentros virtuales y socialización utilizando medios de comunicación.

“Asimismo, la revisión por parte de la Anla ha contado con dos visitas por parte de esta autoridad ambiental, un equipo técnico de 25 expertos del organismo, 203 terceros intervinientes, 9 días de reunión para analizar los requerimientos y la consulta por parte de la Autoridad de cerca de 100 expertos altamente calificados en temáticas ambientales y sociales”, reveló AngloGold Ashanti.

Este proceso de licenciamiento ha causado todo un debate a nivel nacional. De hecho, el año pasado la Procuraduría General de la Nación lanzó una alerta, ante los posibles impactos ambientales que ocasionaría el proyecto minero Quebradona.

El ente de control le envió una comunicación a las Empresas Publicas de Medellín (EPM) y al director de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales (Anla) en donde les dio a conocer una serie de problemas que generaría la explotación de esta mina durante 38 años, en un área de 471 hectáreas.

Según el Ministerio Público la explotación minera en esta zona causaría potenciales modificaciones en las condiciones del terreno, en la estabilidad , en las dinámicas naturales del agua en el cauce del río Cauca.