Tendencias
Agro colombiano. Andresr / Getty Images.
Agro colombiano. Andresr / Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

agro

El agro fue la actividad económica que más creció en el país en 2020, con una variación de 2,8 %

El PIB colombiano tuvo una contracción de 6,8 % el año pasado, según reportó el pasado lunes el Dane.

Aunque la economía no tuvo el mejor comportamiento el año pasado debido al efecto de la pandemia, el sector agropecuario fue la actividad económica que más creció en 2020, ya que tuvo una variación de 2,8 %, según reveló el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), entidad que detalló que el resultado se debe al buen comportamiento de subsectores como pesca y acuicultura, ganadería, cultivos agrícolas transitorios, silvicultura, entre otros.

El ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Rodolfo Zea, destacó el balance del sector agropecuario, el cual “jalonó a la economía y no permitió que decreciera más profundamente. Esto es gracias a los programas que pusimos en marcha en el segundo semestre del año pasado, en temas como insumos, financiamiento, maquinaria, comercialización y otros más, los cuales están incluidos en nuestra estrategia de reactivación económica Juntos por el Campo”.

De acuerdo con los resultados, la variación total del Producto Interno Bruto (PIB) para toda la economía en 2020 fue de -6,8 %, pero el agro creció 2,8 % gracias al comportamiento de algunos subsectores como:

  • Pesca y acuicultura creció 22,1 %
  • Cultivos agrícolas transitorios, permanentes y otros crecieron 4,8 %.
  • Ganadería creció 1,7 %
  • Silvicultura y extracción de madera creció 1,6 %

Resultados cuarto trimestre de 2020

En el cuarto trimestre, el sector agropecuario también fue protagonista al reportar la cifra más alta de variación con 3,4 %, por encima de las demás ramas de actividad.

Este resultado se debe a que la ganadería creció 2,1, al comportamiento de las exportaciones de productos no tradicionales, la producción de banano, entre otros subsectores.

Finalmente, el ministro Zea Navarro puntualizó que para este 2021 continuará la apuesta con programas que impulsen el desarrollo y la economía de las zonas rurales con programas como Agricultura por Contrato, Alianzas Productivas, El Campo Emprende y apoyos a la comercialización de los productos del agro colombiano.

Gobierno, preocupado por aumento en precios de insumos agrícolas y agroquímicos

El viceministro de Asuntos Agropecuarios, Juan G. Botero, utilizó su red social Twitter para dar a conocer esta situación: “Es increíble el aumento en precios de insumos, agroquímicos y droga veterinaria! Más del 30 %! Mi llamado es a la sensatez a almacenes y casas matrices! No matemos el campo colombiano! Los precios deben volver a niveles razonables de inmediato!”

El aumento de la demanda por el maíz hasta el incremento en los precios del crudo explicarían parcialmente esta tendencia.En las últimas semanas, la fuerte demanda de China por maíz llevó el precio por encima de los US$5 el bushel (unidad de medida para este producto y equivalente a unos 25 kilogramos). Ese precio es el más alto de los últimos ocho años. Esto ha golpeado los precios de los alimentos para animales, un producto fundamental en las actividades del campo.

De otra parte, el crudo también ha tocado sus máximos este año y este producto es básico para la producción de fertilizantes como la úrea y los fosfatos de amonio.

Sin embargo, el viceministro se mostró sorprendido por los cambios de precios y dijo en Twitter que en el caso de productos “no genéricos” puede haber “mucha especulación”.

En la redes muchos usuarios conocedores del tema pidieron medidas del Gobierno como la intervención de los precios o el cambio hacia productos menos dependientes de materias primas tan variables como el maíz o el petróleo.

Esta alarma que enciende el Gobierno debe poner las señales de alerta sobre uno de los pocos sectores que está jalonando la economía ahora mismo. En este sentido, se deben revisar las razones de los incrementos y tomar las medidas para compensar el impacto que se podría generar entre los agricultores.