entretenimiento

¿A quién le teme Netflix?

Apple TV, Disney+ y Amazon Prime Video siguen ganando terreno, pero Netflix no cede: en el primer trimestre logró más de 207 millones de suscriptores. ¿Cómo va la pelea?


El año pasado no fue fácil para nadie. Sin embargo, representó una oportunidad de oro para la televisión como medio de entretenimiento en los hogares. Muchas personas encontraron en los servicios de streaming una opción para enfrentar mejor las estrictas cuarentenas decretadas en la mayoría de países.

En ese contexto, la pelea entre las empresas que ofrecen este servicio fue “a mordiscos”. Pero lo más destacado es lo que está pasando con la televisión por streaming, que ofrece suscripciones a una enorme cantidad de contenido libre de publicidad.

Así lo dejan ver los resultados del estudio ‘The Global Television Demand Report’, que divulgó recientemente la firma Parrot Analytics.

La apuesta por series originales es una de las claves para esta industria. El año pasado, todas las compañías de streaming hicieron varios lanzamientos. El panorama estaba enrarecido por la pandemia, pues el cine no tuvo ningún estreno y por eso algunos como Disney+ trataron con una nueva estrategia: cobrar por estrenos específicos en su red. Así ocurrió con Mulán.
La apuesta por series originales es una de las claves para esta industria. El año pasado, todas las compañías de streaming hicieron varios lanzamientos. El panorama estaba enrarecido por la pandemia, pues el cine no tuvo ningún estreno y por eso algunos como Disney+ trataron con una nueva estrategia: cobrar por estrenos específicos en su red. Así ocurrió con Mulán. - Foto:

Según esas cifras, el año pasado se consolidaron las ofertas de Apple TV+ y Disney+ y se registró una segunda ola de entradas al ruedo, la más sonada de todas fue la de HBO Max, que se metió en esta guerra en 2020.

De acuerdo con el informe, “la demanda global por series digitales originales de otras plataformas creció 4,3 por ciento”, una dinámica que cualquier sector envidiaría en medio de una pandemia. Esto muestra que este es un mercado palpitante y que, a pesar de las cuarentenas, tuvo un crecimiento importante.

Por el contrario, Netflix esperaba incorporar seis millones de suscriptores durante el primer trimestre de 2021 y ‘solo’ logró cuatro millones más, para llegar al nuevo récord de 207,64 millones en todo el planeta. Pero Reed Hastings, CEO de esta compañía, dio un parte de tranquilidad: la pandemia ha hecho muy difícil hacer proyecciones, pero el negocio goza de cabal salud.

Todos los participantes de este negocio pueden cantar victoria. Netflix ya superó los 207 millones de suscriptores, Amazon alcanzó los 200 millones, Disney+ llegó a 100 millones y el etcétera se extiende por todos los competidores de esta industria.

Así que nadie puede sacar conclusiones definitivas.Los mercados castigaron a Netflix por no cumplir la expectativa de nuevos usuarios. Pero Hastings insistió, en declaraciones desde su canal de YouTube, en que el mercado, en general, lo que está mostrando es un dinamismo envidiable.

Los resultados también lo evidencian: Netflix aumentó sus ingresos globales en casi 25 por ciento, al pasar de 5.768 millones de dólares en el primer trimestre de 2020 a 7.163 millones de dólares en igual lapso de 2021. En ese periodo, la compañía ganó 1.706 millones de dólares, 148 por ciento más que un año atrás.

Amazon Prime Video logo. (Photo by Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images)
Amazon Prime Video logo. (Photo by Jakub Porzycki/NurPhoto via Getty Images) - Foto: NurPhoto via Getty Images

Así que ahora mismo todas las empresas de la industria parecen cantar victoria: los que llegan, porque se están quedando con una porción del mercado, y los que están, porque a pesar de los nuevos competidores su posición se consolida.

Eso pone en evidencia que la torta sigue creciendo y, al menos por ahora, nadie le está quitando suscriptores a nadie. La pandemia y la llegada de nuevas ofertas generan incertidumbre sobre la naturaleza del negocio.

Por ahora, es claro que una misma persona puede hacer su apuesta a varios canales: se trata de suscriptores multiplataforma interesados en los contenidos de muchas marcas a la vez. Pero aún falta por ver hasta dónde el hábito de ver televisión les va a quitar más tiempo a otras actividades de entretenimiento de los suscriptores. La gente todavía prefiere tener una mayor oferta de programas para enfrentar los encierros obligatorios.

Originalidad es la clave

Por eso el informe de Parrot Analytics hace énfasis en los resultados de las apuestas por contenido original.Allí sorprende, dice el informe, que algunas firmas que se concentran en mercados locales también hayan tenido buenos resultados. Es el caso de Movistar+, Blim y TIMvision, que “son ejemplos de plataformas locales que crecen en su participación gracias a los mercados regionales”, señala el estudio. Así que los servicios de streaming para mercados específicos también funcionan.

Este mismo análisis llevó a dos gigantes del continente, Univisión y Televisa, a sumar fuerzas y anunciar una fusión para competir en el apetitoso mercado de suscripción de video por demanda.En Netflix también parecen entender que una fuerte presencia en mercados locales puede marcar la diferencia y, por eso, no sorprende el anuncio de abrir oficinas en Colombia, con lo que garantizan participar del mercado de la producción criolla, que antes de la pandemia ya mostraba un dinamismo interesante.

Eso sí, la oferta original de series es lo que va a marcar la diferencia en esta industria. Las cifras de Parrot Analytics muestran allí una dinámica interesante: Netflix contaba, al cierre de 2020, con 53,5 por ciento de la demanda de series originales digitales. Esto significa una caída de 6,3 por ciento respecto a 2019.

En ese mismo ranking, el segundo lugar es de Amazon Prime Video, con 12,6 por ciento de la tajada de ese mercado, y Hulu, con 6,3 por ciento. Apple TV, HBO Max, Disney+ y CBS All Access cuentan a su vez con participaciones que oscilan entre 3,5 y 3,9 por ciento.

Lo revelador es que, en el primer trimestre de este año, Netflix siguió cediendo terreno, porque al cierre de marzo contaba con 50,2 por ciento de la participación.

Algo similar le ocurrió a Amazon Prime, que perdió unos puntos en estos primeros tres meses y llegó a una participación de 12,2 por ciento. La mayor parte de esa cuota la ganaron Disney+ y Apple TV. Es necesario insistir en que se trata de su participación en la demanda por series originales digitales, que se supone ahora es el core del negocio.

En el plano de las tarifas también se libra una batalla. Netflix actualizó las suyas y eso generó debate en Colombia. El plan prémium, que permite acceso a imagen con definición HD, pasó a tener un valor de 38.900 pesos. Los otros dos planes son de 26.900 y de 16.900 pesos. La diferencia está en la calidad de la resolución del video y la cantidad de dispositivos en los que se puede ver contenido simultáneamente.

Amazon Prime Video tiene una oferta única de 14.900 pesos al mes con acceso a diferentes dispositivos y la administración de varios usuarios en una misma cuenta, al igual que en Netflix. Disney+, por su parte, ofrece un plan único de suscripción por 23.900 pesos mensuales que permite configurar varios dispositivos y usuarios. También ofrece lanzamientos exclusivos pagando una tarifa unitaria. Es el caso de Mulán, estrenada a finales de 2020, la cual se podía ver pagando una “boleta” de 29,99 dólares.

Hasta el momento, el mercado ha mostrado elasticidad, pues a pesar de la mayor oferta o del incremento en precios en algunos operadores, el número de suscriptores sigue aumentando.

En esta pelea no todo está dicho: se trata de un mercado que apenas se está consolidando con la llegada de nuevos competidores. Nadie puede cantar victoria y menos declararse derrotado.

Con la necesidad de ofrecer cada vez más series impactantes y originales, el gran beneficiado va a ser el televidente, que nunca ha dejado de tener la sartén por el mango.