Home

Enfoque

Artículo

37 años

Holocausto del Palacio de Justicia: 37 años de una pesadilla que Colombia no ha podido olvidar

En 2009, la Comisión de la Verdad, que investigó los hechos, determinó que hubo conexión del M-19 con el cartel de Medellín para evitar el tratado de extradición por narcotráfico.

Al mediodía del 6 de noviembre de 1985, miles de palomas grises abrieron las alas y levantaron vuelo precipitado hacia el cielo bogotano, tan gris como el color de las aves de la Plaza de Bolívar, en la capital del país.

El sonido de un disparo pareció detener el tiempo en el Palacio de Justicia, que, como todos los miércoles desde hacía 37 años, era el único día de la semana en el que coincidían en su interior todos los magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Los disparos se repitieron y cientos de rehenes se encontraron cara a cara con la muerte (94 fallecidos), que en 28 horas entre el 6 y 7 de noviembre acechaba por cada rincón en el edificio que se habían tomado guerrilleros del Movimiento 19 de Abril (M-19), y que soldados del Ejército retomaron en un enfrentamiento a sangre y fuego que, como una de las peores pesadillas, Colombia no ha podido olvidar.

El 20 de septiembre, mes y medio antes de la toma, funcionarios del Gobierno se reunieron con magistrados y policías para revisar la seguridad del Palacio de Justicia, donde, por aquella época, se tocaba el tema de la extradición con Estados Unidos, y los magistrados Manuel Gaona, Carlos Medellín, Ricardo Medina y Alfonso Patiño habían recibido amenazas de Pablo Escobar. Aunque se hizo un estudio de seguridad arrojando un nivel alto de riesgo, el primero de noviembre se retiró la vigilancia de la Policía y quedó en manos de una empresa privada. Más de tres décadas después, no hay certeza de quién dio esa orden, aunque se han dado nombres sin prueba alguna.

El M-19 (SEMANA, diciembre de 1985) tenía planeada la toma para octubre durante la visita del presidente francés François Mitterrand para darle una dimensión mundial al asalto, pero algo falló. Ese día, dos guerrilleros fueron detenidos y les encontraron planos de la edificación. Todo se confirmó, el plan se cayó en ese momento, pero la idea seguía vigente.

El M-19 incluyó a sus mejores estrategas militares, cuadros intelectuales y negociadores porque querían dar un debate ideológico y jurídico. En un principio el plan era tomar el control del Palacio de Justicia, hacer un juicio popular al proceso de paz de la época, obligando al presidente Belisario Betancur a defenderse y teniendo como testigo a la Corte Suprema de Justicia. Además, unas proclamas en la radio.

La toma y retoma fueron calificadas como una masacre por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y aún no hay certeza de qué ocurrió dentro del Palacio de Justicia y con los desaparecidos. La reconstrucción del edificio costó unos 100 millones de pesos de la época y las demandas han superado los 50.000 millones.

La toma

Un camión Ford se estacionó frente al parqueadero del Palacio de Justicia; 35 personas (25 hombres y 10 mujeres) descendieron y abrieron fuego de inmediato para ingresar a la edificación.

Dos guerrilleros se ubicaron en la Secretaría del Consejo de Estado, - Foto: ARCHIVO PARTICULAR

La ubicación

Dos guerrilleros se ubicaron en la Secretaría del Consejo de Estado, dos más en la Sección Tercera, dos en la cafetería y una mujer en el cuarto piso. Estas ubicaciones fueron estratégicas para mantener el control.

Las ubicaciones fueron estratégicas para mantener el control.

La casa del florero

Durante la retoma fueron rescatados varios ciudadanos que estaban dentro del Palacio y los trasladaron a la icónica casa esquinera de Bogotá. Lo que ocurrió en ese lugar aún no se ha determinado y se habla de un capítulo de violaciones a los derechos humanos.

Durante la retoma fueron rescatados varios ciudadanos que estaban dentro del Palacio y los trasladaron a la icónica casa esquinera de Bogotá.

La retoma

Hora y media después de la toma, ocho unidades blindadas estaban en la Plaza de Bolívar. A la 1:00 p.m. el primer tanque ingresó por el sótano del Palacio. Hubo tres incendios, uno de ellos muy fuerte y pudo haber cobrado la vida de quienes se salvaron de los disparos.

Orden ministerial

Noemí Sanín, ministra de Comunicaciones, ordenó a los medios de comunicación suspender las transmisiones que relataban la toma del Palacio de Justicia. La orden fue clara: cambiar la información noticiosa por un partido de fútbol.

Noemí Sanín, ministra de Comunicaciones, ordenó a los medios de comunicación suspender las transmisiones.

Desaparecidos

Once personas fueron reportadas. Los cuerpos de Cristina Guarín, Héctor Beltrán, Bernardo Hernández, Lucy Oviedo, Luz Portela y Gloria Anzola fueron encontrados en los últimos siete años. Sobre Gloria Lizarazo, Norma Esguerra, Carlos Vera, Ana Castiblanco y David Celis no se tiene rastro alguno. Este capítulo de la historia está vigente.

Del M-19 nadie respondió por esta masacre. - Foto: Carlos Bernate

Decisiones

El coronel (r) Alfonso Plazas Vega, en un fallo histórico, fue exonerado en el 2015 por la Corte por su responsabilidad en las desapariciones de los trabajadores del Palacio de Justicia. Por su parte, en 2021, tres exmilitares fueron condenados a 40 años de cárcel. Del M-19 nadie respondió por esta masacre.