mundo

Este es el joven más rico del mundo gracias a las criptomonedas

El hombre, menor de 29 años, tiene una fortuna de más de 22 mil millones de dólares.


El cofundador de la compañía FTX, Sam Bankman-Fried, ha logrado hacer una fortuna de 22.500 millones de dólares, luego de analizar el movimiento de las criptomonedas y sacarle el mayor provecho con dicho auge sin ser un verdadero creyente.

A cinco meses de cumplir 30 años, el hombre se encuentra ocupando el puesto número 32 de Forbes 400 de este año. La revista señaló que, “a excepción de Mark Zuckerberg, nadie en la historia se había hecho rico tan joven’', teniendo en cuenta que Bankman-Fried apenas es un creyente de este modelo de negocio. “Es un mercenario, dedicado a ganar la mayor cantidad de dinero posible (realmente no le importa cómo) únicamente para poder regalarlo (realmente no sabe a quién ni cuándo)’', señaló el medio.

El joven llegó a esta moneda primero como un comerciante para después convertirse en un creador de intercambio de criptomonedas, FTX, que da la posibilidad a los comerciantes de comprar y vender activos digitales como bitcoin y Ethereum, recaudando así US$ 900 millones de empresas como Coinbase Ventures y SoftBank en julio con una valoración de US$ 18 mil millones.

Sobre los precios de bitcoin, las regulaciones y el futuro de los activos digitales, el joven señaló que “es un período intermedio realmente extraño e incómodo para la industria. Hay mucha incertidumbre en la mitad de los países del mundo”.

Igualmente, cuando fue cuestionado sobre si dejaría el negocio por otro que genere más ganancias a las que ya tiene y cambiar de rubro completamente Sam señaló: “Lo haría, sí”.

Sin embargo, en dos años, Bankman-Fried construyó lo que ahora se conoce como una de las plataformas comerciales más grandes de la industria, generando $ 13,8 mil millones en volumen diario en su compañía FTX.

Sam Bankman-Fried, El joven de menos de 30 años más rico del mundo. Foto: AP
Sam Bankman-Fried, el joven de menos de 30 años más rico del mundo. Foto: AP - Foto: AP

Por el momento se conoce que ha regalado solo $ 25 millones, lo que equivale al casi 0,1% de su fortuna, y lo puso entre los miembros menos caritativos de The Forbes 400. Sam está apostando a que eventualmente pueda multiplicar sus donaciones, teniendo en cuenta que seguirá en la ola criptográfica.

“Mi objetivo es tener impacto”, aseguró para Forbes. Sin embargo, para llegar a cumplir esa meta tendrá que luchar contra los titanes que compiten en ese negocio de más de 220 millones de comerciantes en todo el mundo, sin dejar de lado la atención creciente del gobierno; todo ello, mientras va desafiando los ciclos criptográficos de auge y caída, que ayudan a amasar grandes fortunas en tiempos sorprendentes.

¿Transacciones ilegales?

El pasado 24 de septiembre se conoció que el Banco Central de China decidió declarar ilegal el minado y todas las transacciones con criptomonedas en su país, lo cual supone un duro golpe para esta tecnología, pues además la entidad indicó que las bolsas extranjeras tampoco podrán brindar servicios en este sentido a inversores de China continental a través de Internet.

En el mismo sentido, el banco chino explicó que se prohibirá que las instituciones financieras, empresas de pago y empresas de internet faciliten el comercio de criptomonedas, esto mediante el fortalecimiento del monitoreo en el riesgo de dichas actividades.

“Todas las criptomonedas, incluidas bitcóin y ether, no son moneda fiduciaria y no pueden circular en el mercado”, explicó el Banco Popular de China en su sitio web. “Ponen en peligro seriamente los haberes de la gente”, detalló la entidad para ese momento.

En el documento también indicó que todas las transacciones relacionadas con las monedas de este tipo son actividades financieras ilícitas, incluidos los servicios proporcionados por intercambios en el extranjero a los residentes nacionales.